Somos Todos Uno

     
 
Home Home Volver Volver

 

¡Que 2018 sea una relación intensa de amor, confianza y entrega!

por: WebMaster
 
¡Que 2018 sea una relación intensa de amor, confianza y entrega!
 

Autor Alex Possato
alexpossato@hotmail.com

Traducción de Teresa
teresa_0001@hotmail.com

Querido amigo que me has acompañado en este 2017… Quizá hayas participado en un grupo conmigo. O hecho algún taller, ¿quién sabe hiciste o estás haciendo un curso? Fuiste atendido terapéuticamente… o has interaccionado a través de los textos, vídeos y mensajes que publico en las redes sociales y blogs. Bien, de alguna forma, nos hemos hecho un poco más íntimos. Y aunque no hayamos sido presentados personalmente, eso no importa. Creo verdaderamente que la energía que intercambiamos a través de los textos es viva, actuante, transformadora ¡y me retroalimenta también!

Creo que todo lo que está vivo mantiene una relación activa con nosotros. Vivimos un caso de amor, 24 horas de nuestro día. Desde hace algunos años vengo experimentando algo un poco chiflado, casi esquizofrénico: mantengo conversaciones con la Vida, con la naturaleza, con mis proyectos, con mis talentos, contigo que quizá yo ni siquiera conozca personalmente… Y por chiflado que pueda parecer, todo me responde. La Vida me habla, a través de los sonidos del mar, de la voz del dependiente en la panadería, del llanto del niño, de la brisa que acaricia mi cara, de las puertas que se abren, de los miedos que surgen en mi pecho…

¿Cómo ha empezado esto? ¿Cómo me eché a charlar con las “cosas” del mundo? Cuando empezó a caer la ficha: yo no existo solito en este mundo. ¡Cuando empecé a soltar el complejo de perro abandonado que he tenido siempre! Cuando percibí: ¡existe vida inteligente e interconectada en la Tierra! ¡Aunque pueda parecer una tontería, ese es quizá el mayor paso para el desarrollo humano! ¡Al menos así ocurrió conmigo! Y cuando digo desarrollo, digo progreso profesional. Salud. Fe. Alegría. Realización personal. Sensación de alivio.

Existe una gran Alma que circunda todo cuanto existe. Y existen pequeñas Almas que abrazan cada pequeña relación. Si yo tengo un problema con mi cuerpo, puedo hablar con él. Y también con el Alma que abraza mi relación con mi cuerpo. Si tengo problemas con mis dones, puedo hablar con ellos: ¡eh! ¡Vosotros! ¿Qué hay para hoy? Y también puedo charlar con el Alma que organiza la relación yo-mis-dones. ¿Qué deseas de nosotros?

Y así para cada cosa. Desde las pequeñas. Hasta las gigantes. Nosotros existimos. Los otros, las cosas, lo invisible, existen también. Y hay una coordinación para cada relación establecida, lo creas o no. Acostúmbrate a pensar así: yo. El otro. Aquello que nos organiza a los dos.

Aprende a escuchar las señales. Cuando actuamos solamente por el “yo”, ¿cuántas veces atropellamos “al otro”? Cuando actuamos por el “otro”, ¿qué frecuente es que olvidemos el “yo”? Te invito a ir más allá: mírate a ti mismo. ¡Con valor! ¡Y mira al otro! ¡Habla con el otro! Pero escucha, principalmente, el Alma del nosotros. Algo que habla en nombre del Amor que existe en todas las relaciones. En todos los contactos establecidos en Verdad.

De esa forma, mira a 2018. Y mírate a ti. ¿Qué es lo que yo quiero de este año? Haz una lista. En serio, haz una lista: ¿qué es lo que yo quiero realizar en el año de 2018? Cosas coherentes, pero también échale pizcas de locura, para sazonar la seriedad de la vida con sonrisas bobas y galletas de fresa. Y pregunta: 2018… ¿qué es lo que quieres de mí? ¿Qué quieres que yo haga por ti? Y aguarda la respuesta. Quizá sientas una opresión en el pecho. Un escalofrío. Quizá un pájaro hable contigo. O los versos de una canción resuenen en tu oído. Quién sabe no sea en el momento la respuesta. Sigue preguntando: 2018, ¿cómo puedo servirte? Y finalmente, mira a algo que coordina esta historia de amor: el Alma de la relación entre 2018 y tú. Y siente: ¿qué desea de nosotros? ¿A dónde quieres llevarnos?

¡Este es mi deseo, para ti! Que puedas mirarte con confianza y dulzura. Y mires al otro con respeto y apertura. Que aprendas a establecer contacto. Aprende a comunicarte. Atrévete a pedir. Atrévete a establecer parámetros, imponer límites, tejer contratos, abrir la guardia. Habla, habla, habla. Nadie se enamorará de ti si no consigues expresarte. Habla, pero aprende a oír. 2018 tiente un proyecto maravilloso para ti. Depende de lo que tú quieres. Y depende de cuánto estás dispuesto a hacer por él también. Cuánto estás dispuesto a entregarte. Si tienes dudas, pregunta a la gran Alma, que te guía a ti y a tu año especial, 2018: ¿qué quieres de nosotros?

Voy a decirte un secreto: el día en que aprendas a hablar con el Alma de las relaciones infinitas que nos rodean, ¡jamás te perderás en el camino! ¡Todo se volverá un inmenso campo que explorar! ¡Una jornada instigadora que vivir!

¡Que 2018 sea una relación intensa de amor, confianza y entrega!

somos todos uno WebMaster o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Email: info@somostodosum.com.br


Otros artículos




  Ejercicios
 
Ejercicios Mapa Astral
Ejercicios Vidas Pasadas
Ejercicios Baraja Gitana
Ejercicios Juego de las 3 runas
Ejercicios Cuál es el color de tu miedo
Ejercicios La numerologia de las Relaciones
Ejercicios Constelaciones Familiares
Ejercicios Alineando los 7 centros energéticos de tu cuerpo
Ejercicios Mensaje del Sabio
Ejercicios I ching
Ejercicios Juego del Tarot Stum
Ejercicios Tarot de los Angeles
Ejercicios La numerologia de los colores que faltan en tu nombre
Ejercicios Central de la meditación
Ejercicios Tarot de las Relaciones
Ejercicios La cura del alma a través de los colores
 



 



© Copyright 2000-2018 - Somostodosuno.com - Todos los derechos reservados