auravide auravide

Ahora que he vuelto a casa – Capítulo 7


Traducción de Teresa - teresa_0001@hotmail.com

Al regreso a Brasil, el primer problema que he de resolver es cómo explicar a M. lo que me había sucedido. Él nunca entendería los verdaderos motivos que me llevaron a hacer lo que hice. Ni yo sabría por dónde comenzar. No existe entre nosotros un verdadero diálogo, es como si todo estuviese sobreentendido, tuviese que ser adivinado entrelíneas.

Fijamos una cita. Yo necesito sostener el papel que estoy representando últimamente ante él: soy una mujer liberada, que trabaja, estudia, viaja y no tiene que rendir cuentas a nadie. Con aire atrevido, lanzo algunas frases en medio de la charla, que pretenden señalar mi reciente emancipación. Él también necesita mantener el papel de hombre moderno, a quien nada consigue zarandear, y no parece sorprenderse con aquello que intento revelarle.

Me lleva a un lugar escuálido, un apartamento de soltero que debe ser el lugar donde mantiene sus encuentros amorosos. Yo estoy tensa, estoy detestando ese lugar y la manera como él me trata. Es la primera vez que nos encontramos a solas entre cuatro paredes. Nada de lo que sucede tiene la menor semejanza con las fantasías que abrigué durante tantos años respecto de nosotros. No conocía ese lado cínico y brutal suyo. Salimos, cada cual con su frustración, yo con el corazón pesado, y otro sueño más deshecho. Es como si acabase de asistir a la misa de réquiem por nuestro gran amor.

Menos mal que ahora mi vida ha dado un giro de 180 grados. Mi profesor de prácticas de enseñanza de francés me invitó a dar clases en el Colegio de Aplicación de la Facultad, en sustitución de una colega. Yo todavía estoy trabajando como secretaria, y la invitación me ha pillado completamente por sorpresa. Por increíble que parezca, siempre había ido a la facultad por el placer de estudiar, no estaba pensando en convertirme en una profesora. Al mismo tiempo, la idea de aceptar ese desafío me atraía terriblemente. Para que no pueda darme tiempo de arrepentirme, acepto inmediatamente la propuesta.

Tengo que anunciar a mi jefe mi decisión, que causa gran sorpresa.
Todo es muy rápido, ahora estoy enseñando francés a un grupo del bachillerato. Son adolescentes provenientes de las mejores familias de la sociedad paulistana. La enseñanza que se imparte en esta escuela resulta de la aplicación de los métodos más avanzados, bajo la orientación de los profesores de metodología de la USP.

La diferencia de edad entre mis alumnos y yo no es muy grande, lo cual acaba creando entre nosotros una empatía que transforma nuestras clases en una experiencia deliciosa. Me está encantando este nuevo desafío, aunque muchas veces tenga que correr en busca de mi profesor de práctica para recibir instrucciones metodológicas.

Está ocurriendo en la escuela algo que no entiendo muy bien. Los alumnos han ido a la huelga en protesta por la dimisión del director de la escuela, que ha sido substituido por una profesora indicada por el equipo de profesores de metodología. No entiendo nada de lo que está pasando, porque nunca había necesitado interesarme por la política, fuese de gobierno o estudiantil. Al fin y al cabo, mi vida de secretaria no exigía nada más allá de un desempeño profesional eficiente y cierto juego de cintura.
Sólo sé que tengo que acudir a la escuela, para fichar, aunque no haya clase.
Los alumnos han tomado posesión de la escuela, están en asamblea permanente, y ahora exigen que los profesores tomen partido para que se vea claro de qué lado está la mayoría.
Continúo sin entender mucho, por no conocer los antecedentes de ese movimiento. Dentro de una sala de clase, escucho fascinada los discursos de mis colegas, muchos de los cuales hablan en tono exaltado. Estoy rodeada de lo mejor del profesorado paulistano, aquí están los representantes de las más variadas disciplinas, y me dan una clase de civismo y de política educacional. A ciertas alturas, cada uno de nosotros ha de levantarse y declarar su posición. Aunque continúe sin entender muy bien, instintivamente me coloco en el lado de los alumnos.

Al día siguiente, mi profesor de prácticas, que está en el lado opuesto, deja bien claro que no aprueba lo que acabo de hacer, y a partir de ese día no vuelve a saludarme.
El período de substitución termina, pero quedé mordida por el virus de la enseñanza, ya no quiero volver a ser secretaria. Me inscribo en el curso de capacitación ofrecido por el Servicio de la Enseñanza Vocacional, que necesita profesores para las unidades que acaba de crear.

Esa es una experiencia todavía más fascinante que la primera. Nunca había pensado que pudiese existir una escuela con una propuesta tan fantástica. Se ofrecen a los alumnos todas las disciplinas necesarias a la formación más completa posible, abarcando innumerables especialidades. Se capacita a niños y niñas para las mismas tareas, y todo ello a partir de una plataforma única, que integra todas las disciplinas. Eso significa que los profesores tienen que reunirse constantemente en interminables reuniones, pero a mí no me importa permanecer tantas horas encerrada en una sala. Estoy teniendo una oportunidad única de asistir a debates que enriquecen mi visión del mundo y mi aprendizaje acerca del ser humano. Al lado de profesores responsables por las disciplinas tradicionales, tenemos el privilegio de convivir con los artistas más brillantes, que transmiten a los alumnos los secretos de su arte.

Terminado el período de preparación, me eligen para dar clases en el Gimnasio Vocacional de Americana.


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube Angela Li Volsi é colaboradora nesta seção porque sua história foi selecionada como um grande depoimento de um ser humano que descobriu os caminhos da medicina alternativa como forma de curar as feridas emocionais e físicas. Através de capítulos semanais você vai acompanhar a trajetória desta mulher que, como todos nós, está buscando...
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa