Somos Todos Uno
     
 
Home Home Volver Volver



Autor Nadya Prado
nadyarsprado@gmail.com

Traducción de Teresa
teresa_0001@hotmail.com

La mediumnidad versa sobre el sexto sentido que todos poseemos. Algunas personas son más observadoras y sensibles a ella que otras, no obstante, todos tenemos el mismo potencial mediúmnico. El médium es un generador y receptor energético. La calidad e intensidad mediúmnica depende exclusivamente de la observación, comprensión, condición y evolución del espíritu.
La dinámica de la parafisiología mediúmnica ocurre por medio de los chakras, que son centros de fuerza psicoenergéticos, esparcidos por los cuerpos sutiles. Ellos reproducen la condición espiritual en que nos encontramos, nuestros pensamientos y sentimientos. Aparejados a los cuerpos sutiles, los chakras componen el aura y cada médium los tiene orquestando su mediumnidad. Los médiums desequilibrados son resultado de sus chakras en desarmonía, desafinados. En general, todos tenemos algún desequilibrio en los chakras y, por tanto, desequilibrios mediúmnicos.
Los chakras son movidos por pensamientos sumados a los sentimientos que conducen las emociones. Por eso todos los trastornos psicológicos, de algún modo, inducen y agravan los desequilibrios mediúmnicos, tanto como la mediumnidad desequilibrada perjudica la salud mental. Es una cadena secuencial de lances, que parten de la condición espiritual y resultan en la salud holística, en médiums equilibrados, chakras armonizados y personas saludables.
Los chakras están conectados a los receptores nerviosos del cuerpo, denominados plexos nerviosos, que son haces de nervios diseminados por la columna, en puntos estratégicos. Todas las sensaciones mediúmnicas son notadas invariablemente por el sistema nervioso en el cuerpo físico, donde son interpretadas por la máquina humana. Los chakras, por tanto, sirven a la comunicación psicoenergética y extrasensorial con ambientes, personas, espíritus y con todas las otras dimensiones.
Captan, asimilan y emanan las energías de las multidimensiones, inclusive de la dimensión astral; de los pensamientos, sentimientos y emociones de los espíritus encarnados y desencarnados que orbitan en ese plano.
Toda la energía que los chakras metabolizan es potenciada mediúmnicamente por la afinidad vibracional, cuando atraemos espíritus encarnados y desencarnados que estén en sintonía con nosotros. El médium potencia sus propios miedos, resentimientos, tristezas o bienestar, amor y paz interior, de acuerdo con su sintonía.
Para que haya sintonía entre médium y espíritu es necesario que ambos entren en la misma frecuencia y cuanto más afinados estén mejor será la comunicación mediúmnica. Por eso, en los trabajos de canalización, de pases u otro que demande la asociación de espíritus encarnados y desencarnados, es necesario hacer plegarias que eleven el patrón vibracional. La intención de las oraciones y de las prácticas en los grupos mediúmnicos es alterar la sintonía de los participantes, colocándolos en la misma frecuencia y potenciando el patrón vibracional. Es fundamental mucha seriedad por parte de los médiums, durante las reuniones de trabajo mediúmnico, en que son recibidos espíritus sufrientes, para que puedan ser amparados de la mejor forma.
De la condición mediúmnica e intenciones del médium surgen los problemas y agravamientos de sus trastornos psicológicos e inclusive de las dolencias del cuerpo físico. Nótese que el médium al entrar en un grupo de trabajo, al que son llevados por los benefactores espirituales gran número de espíritus desencarnados enfermos y en sufrimiento, debe mantenerse en sintonía adecuada, caso contrario tenderá a salir de ese ambiente peor que cuando entró.
He oído muchos casos de médiums e incluso los he tratado terapéuticamente, semejantes a los que he mencionado anteriormente. El médium, en el momento en que entra en un hospital espiritual, quedará afectado por la energía de los enfermos y pude ser contaminado. Aun considerando que hay un trabajo severo de asepsia energética del ambiente, proporcionada por los benefactores espirituales, el médium tiene que comprender su responsabilidad frente al grupo.
Además de este factor, el médium es un espíritu en aprendizaje y evolución y trae, a menudo de modo inconsciente, un caudal de fragilidades psicológicas a las cuales se accede fácilmente en la sintonía vibratoria. El médium de incorporación, por ejemplo, es un canal para espíritus sufrientes que se sintonizan con sus debilidades, principalmente las contenidas y reprimidas por su superego y aprisionadas en su lado “sombra”.
Desgraciadamente hay una grave confusión en lo que atañe al desarrollo y trabajo mediúmnico, cuando partimos del principio de que todo médium detentador de sintomatología de incorporación o psicofonía, tenga que ir al grupo mediúmnico a incorporar los espíritus sufrientes. Yo pasé algunos años trabajando en un centro espírita kardecista y, en la jerarquía que siguen, todo médium de incorporación trabaja en la desobsesión de espíritus sufrientes. Ocurre que he visto a muchos médiums enfermos, incorporando. Es lo mismo que llevar a alguien con baja inmunidad y enclenque a un hospital a visitar a otros enfermos y hasta a trabajar.
Es una incoherencia considerar que la facilidad de incorporación se debe a una obligación mediúmnica o tarea reencarnatoria en el ambiente religioso. Toda mediumnidad debe ser desarrollada paralelamente y proporcionalmente a la evolución espiritual, como quieren los espíritas, o por el despertar de la consciencia, como denominamos en la visión transpersonal.
Un enfermo necesita amparo y tratamiento y puede trabajar fuera del hospital, quien sabe en recepción. Cuando una persona con la mediumnidad desorganizada y totalmente “abierta” empieza a servir de canal a espíritus tan desequilibrados como ella, es un hecho que tenderá empeorar en su condición. En las casas espíritas que emergen de la seriedad sobre la espiritualidad y los trabajos mediúmnicos, sin considerar que seriedad sea sinónimo de rigidez o dogmatismo, los médiums armonizan su mediumnidad por medio de la “reforma íntima” a que son inducidos durante el transcurso de su aprendizaje.
Lo que pasa es que a menudo hay una práctica de la represión que sólo oculta las tendencias menos agradables y las cualidades naturales del ser animalizado, sus emociones menos dignificantes. Una serie de creencias y valores limitantes perjudican la evolución espiritual y la cura de los desequilibrios, dentro de reglas represivas y doctrinarias. Solamente una mirada integral y desprovista de prejuicios sobre quienes somos es lo que puede curar y desarrollar médiums saludables. Recordando que todos los trastornos psicológicos provienen de pensamientos y sentimientos que causan conflicto y de la falta de autoconocimiento.
La transformación y evolución del espíritu humano tiene que seguir un nuevo rumbo, en que los frágiles límites dogmáticos y científicos puedan ser disueltos e integrados en la comprensión del ser dual. La psicología espiritualista y transpersonal abarca la mediumnidad más allá de las fronteras religiosas o materialistas, aceptando sin polarización, todos los conocimientos que vengan a enriquecer la búsqueda del ser pleno.
Además de la abstracción de los pensamientos y sentimientos que son tratados en cada encuentro transpersonal entre buscador y terapeuta, tratar y mantener la salud energética de los chakras es esencial en la terapia transpersonal y acompaña a la psicoterapia, como recurso indispensable en el abordaje terapéutico del ser integral.
¡Namasté, sé amor!
Para orientación y terapia envía un e-mail a nadyarsprado@gmail.com

Para saber más sobre transpersonal y Nadya Prem pincha aquí:

https://www.psicologiaespirituallista.blogspot.com.br



somos todos uno WebMaster o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Email: info@somostodosum.com.br


Otros artículos




  Ejercicios
 
Ejercicios Mapa Astral
Ejercicios Vidas Pasadas
Ejercicios Baraja Gitana
Ejercicios Juego de las 3 runas
Ejercicios Cuál es el color de tu miedo
Ejercicios La numerologia de las Relaciones
Ejercicios Constelaciones Familiares
Ejercicios Alineando los 7 centros energéticos de tu cuerpo
Ejercicios Mensaje del Sabio
Ejercicios I ching
Ejercicios Juego del Tarot Stum
Ejercicios Tarot de los Angeles
Ejercicios La numerologia de los colores que faltan en tu nombre
Ejercicios Central de la meditación
Ejercicios Tarot de las Relaciones
Ejercicios La cura del alma a través de los colores
 




 
© Copyright 2000-2018 - Somostodosuno.com - Todos los derechos reservados