Somos Todos Uno
     
 
Home Home Volver Volver


¡Misterios de un nombre!

por: WebMaster
 
¡Misterios de un nombre!
 


Autor Wilson Francisco
- wilson153@gmail.com

Traducción de Teresa –
teresa_0001@hotmail.com

Esta es la historia y peripecias de un niño y su nombre.
Hay a quien no le gusta el suyo. Y hay padres que homenajean a un artista o a un amigo al elegir nombre para su hijo.
El año pasado depresiones y desequilibrios emocionales afectaron mucho la vida de Walter, ahora con 30 años.
Fue encaminado a una psicóloga, quien realizó un buen trabajo, ganándose incluso su confianza, un gran paso en ese tipo de tratamientos.
En ese período su madre buscó también apoyo en el Grupo Espiritual de Belén, que dirijo.
El diagnóstico del Chinés, un Espíritu Amigo, que hace acupuntura espiritual y viene realizando un muy interesante proceso de captación de personalidades, fue que el alma de Walter había sido desplazada de su “hábitat” natural. Él estaba “ausente” de sí mismo.
Ese fenómeno es común. El niño no se siente amado, entonces “se escapa de casa”. O bien hay demasiada presión y para protegerse “deja su cuerpo por instantes”.
Esas dos “ausencias” pueden causar una expresiva desatención en casa o en la escuela, o incluso permitir una cohabitación maléfica, caracterizada por la presencia de traficantes de tóxicos, envolviendo al pequeño, o bien con acciones sobre su mente, con efectos psicológicos nefastos, o incluso acción obsesiva por parte de Espíritus malignos.
Al nacer su hijo, Raúl, el padre, eligió el nombre de Walter como homenaje a un gran amigo.
La esposa quería que fuese Andrés, entonces hicieron un acuerdo: el niño se llamaría Walter Andrés.
Cuando el niño tenía unos dos años, el padre se arrepintió de la elección porque el amigo homenajeado le había causado una gran decepción.
¡Podéis imaginar el estado emocional del padre y la repercusión energética que afectaba al niño!
Porque el pequeño no sabe la historia, y siente en la mirada del padre el flujo de energía de decepción. Y en la inocente mente infantil se configura un sentimiento. Él, mi padre ¡no me quiere!
Por otra parte, la madre, insegura y posesiva, asume el control del desarrollo del hijo. Ejerce un dominio que le quita la fibra, convirtiéndolo en un adolescente dependiente.
Walter desarrolla una juventud difícil, hasta que tuvo el apoyo de una psicóloga. Ella le cayó bien y él aceptó la terapia.
Sin embargo, algo faltaba, las “ausencias” se repetían, fragmentando el desarrollar de su vida.
La madre va al Centro Espírita, presenta el caso de su hijo y pide auxilio a distancia. El hijo no viene con ella.
Entonces el grupo, asesorado por el Chinés, hace, a través de la madre, la captación de su alma, muy “alejada” de él mismo, caracterizando una fragmentación y justificando las “ausencias”.
En el grupo espiritual la percepción fue que él “permanecía mentalmente” andando por una carretera desierta, sin señalizaciones. Después del rastreo hecho mediante Apometría y contando con el apoyo de ‘caboclos’ y animales de poder, se obtuvo éxito en su rescate.
Y luego de algunos trabajos, hechos todavía en presencia de sólo la madre, ésta informó que él había presentado una mejoría bastante expresiva.
Por mi parte, a distancia, acompañé el proceso de captación en mi sala, como auxilio a las acciones en el Centro Espírita.
Walter, ahora con 30 años, ha regularizado su vida. Pasea y definió mejor su objetivo, ser fotógrafo profesional. En opinión de su madre, estaba casi perfectamente e incluso dejó las consultas psicológicas. Entonces ocurrió un hecho muy expresivo.
Él empieza a salir con una chica y ésta tiene una actitud emblemática. ¡Sólo le llama Andrés! El nombre elegido por la madre.
La madre me lo refiere, extrañada por la actitud de la chica. Le expliqué: faltaba en el proceso la eliminación de la energía de decepción, causada por el padre.
Ella, entonces, llevada por el amor y dirigida por Dios, ¡da el jaque mate! ¡Yo amo a Andrés!
Se deshace en la mente del muchacho la sensación de decepción del padre y el dominio posesivo de la madre.
El amor reconstruye su campo emocional y él puede vivir integralmente, en paz.
¡Se acerca el Día de los Enamorados! Un Día Especial. ¡Día del Amor!
Observa esta historia y mira qué papel vas a protagonizar en la vida de esa otra persona.
¿Qué tipo de interferencia, qué recado le traes? ¿Es un encuentro de dos seres o será un reencuentro de almas?
¿Qué sentimientos alberga tu corazón? ¿Pretendes bajarte en la próxima estación y disfrutar mientras tanto, o pretendes seguir en un viaje para compartir, con respeto y afectividad? ¡Piensa en esto!




Otros artículos

somos todos uno WebMaster o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Email: info@somostodosum.com.br


Compartilhe
Facebook   E-mail   Whatsapp




  Ejercicios
 
Ejercicios Mapa Astral
Ejercicios Vidas Pasadas
Ejercicios Baraja Gitana
Ejercicios Juego de las 3 runas
Ejercicios Cuál es el color de tu miedo
Ejercicios La numerologia de las Relaciones
Ejercicios Constelaciones Familiares
Ejercicios Alineando los 7 centros energéticos de tu cuerpo
Ejercicios Mensaje del Sabio
Ejercicios I ching
Ejercicios Juego del Tarot Stum
Ejercicios Tarot de los Angeles
Ejercicios La numerologia de los colores que faltan en tu nombre
Ejercicios Central de la meditación
Ejercicios Tarot de las Relaciones
Ejercicios La cura del alma a través de los colores
 




 
© Copyright 2000-2019 - Somostodosuno.com - Todos los derechos reservados