Somos Todos Uno
     
 
Home Home Volver Volver


Atracción masculina

por: WebMaster
 
Atracción masculina
 

por Flávio Bastos - flaviolgb@terra.com.br

Traducción de Teresa - teresa_0001@hotmail.com

“¿Qué harían las mujeres sin los hombres? Domesticarían a otro animal”. (Autoría desconocida)

Desde hace décadas la ciencia investiga los orígenes de los mecanismos de la seducción masculina y, actualmente, la misma pregunta sigue incitando a los investigadores: “¿Qué hay por detrás del perfil de hombre ideal, elegido por determinada mujer?”
Sigmund Freud, considerado como el padre del psicoanálisis, dio su contribución al afirmar que el compañero sentimental se elige conforme a los rasgos físicos, fisonómicos – y de carácter - de la figura referencial masculina más importante en la infancia de la mujer. Lo cual quiere decir: su padre biológico o sustituto.

Investigaciones recientes informan que el secreto de la atracción masculina está en el ancho del rostro. Según paleontólogos del Museo de Historia Natural de Londres, las dimensiones de la región entre la boca y las cejas son cruciales para determinar el grado de atracción del hombre para el sexo opuesto.

Los científicos han examinado las medidas del cráneo de 68 hombres y 53 mujeres de la Universidad de Witwaterstrand, en África del Sur, y han llegado a la conclusión de que los hombres con mandíbula y cejas anchas y pómulos acentuados presentan apariencias más masculinas, que serían más atrayentes para las mujeres.

Un estudio de la Universidad de California ha revelado que para las mujeres nada se compara al olor de un hombre. El estudio demuestra que el olor liberado por los hombres influye sobre el humor, la excitación sexual y cerebral del sexo femenino: “Según esta investigación, mujeres cuyo olfato fue sometido a una sustancia presente en el sudor masculino presentaron elevados niveles hormonales relacionados con la sexualidad, intensificaron la libido y exhibieron un ritmo cardíaco acelerado. Al sentir el olor de las pre-hormonas, las mujeres estudiadas tardaron cerca de 15 minutos en manifestar los síntomas, que permanecieron activos durante más de una hora.”

La realidad, según la pesquisa, es que el sudor masculino funciona como un afrodisíaco para atraer al sexo opuesto. La “androtesnodiona”, feromona que se encuentra en el sudor de los hombres, y como aditivo en numerosos perfumes y lociones, basta para incrementar los niveles de cortisol, una hormona relacionada con el estrés y también con el estímulo sexual de las mujeres. La pesquisa indica que los humanos, lo mismo que las ratas, las polillas y las mariposas, por ejemplo, segregan un olor que afecta al sexo opuesto.

Otra pesquisa, también reciente, revela que las mujeres, inconscientemente, seleccionan sus compañeros sentimentales según evaluación del estado general de salud de ellos, o sea, los hombres saludables, fuertes, tienen tendencia a generar hijos con las mismas características biológicas del padre. Y a partir de esta “selección natural” se verifica la elección.

COMENTARIO

Sin embargo, lo que aún desatiende la ciencia, es la atracción de origen espiritual que existe entre los seres humanos. Y esa energía pasa por la larga historia de sucesivas vidas del espíritu encarnado en un cuerpo físico.

En ese sentido, muchas han sido las pasiones del espíritu que ha venido, vida tras vida, en el cuerpo de una mujer. Experiencias pasionales con el sexo opuesto le han dejado marcas, registros en su memoria extra-cerebral, como el tipo físico y los rasgos fisonómicos preferenciales, además de los rasgos de carácter, olores de los compañeros y energías intercambiadas en las relaciones sexuales, que contribuyen, y mucho, en la forma en que la mujer actual elige el tipo masculino que más le agrada.

Por ejemplo: si en una vida pasada una mujer tuvo una relación pasional intensa con un hombre que tenía un determinado perfil, esas informaciones quedan registradas en su inconsciente y formarán parte de un conjunto de datos que será esencial en el momento de la elección del compañero ideal en la vida presente.

Esa constatación es el resultado de una experiencia personal basada en la coherencia científica y fundamentada en decenas – quizá cientos – de regresiones con mujeres que presentaron problemas de relación con el sexo opuesto, por el simple hecho de haber reprimido las manifestaciones de la libido en el momento de elegir compañero. Produciéndose, de esta forma, un bloqueo en relación a lo que el inconsciente informaba sobre sus preferencias masculinas...

Por tanto, la coherencia científica se encuentra en la relación de que la elección femenina está basada en una serie de factores inconscientes – y conscientes – que comienza en los registros de vidas pasadas y termina en los registros de la vida actual que, como hemos visto, pasa por el psicoanálisis de Freud, por la Biología, la Química y la Paleontología. Ese conjunto de informaciones que se pierde en la bruma del tiempo, es el responsable por la búsqueda de aquello que es inherente a la naturaleza femenina: la satisfacción por el ejercicio del amor manifestado en sus diversas formas.

Con todo, la atracción entre lo seres humanos trasciende la energía de manifestación físico-sexual, indispensable complemento para una vida a dos. Es cuando alcanzamos el clímax a través del desarrollo de la atracción espiritual. Y en ese sentido, lo de trascender más allá del goce proporcionado por las relaciones a nivel físico, el Brahmán Kumaris, a través de su visión budista nos pasa una interesante receta de vida: “Cuando tienes mente y corazón limpios y consigues liderar por el ejemplo, ese poder se manifiesta a través de las vibraciones positivas que emanas. A partir de ahí, las personas que están a tu alrededor se inspiran y siguen en la dirección positiva que tú has elegido. Como resultado, crece la red de aquellos que miran hacia dentro a fin de cambiar. Si tienes amor a la rectitud, será esta la cualidad que las personas apreciarán. Se acercarán a ti por ello. Si en el mundo físico son los opuestos los que se atraen, en la dimensión espiritual son los semejantes los que se juntan.”

Crezcamos en busca de la completitud fundamentada en la energía del amor que fluye intensamente entre seres que se aman. Basta para ello no reprimir lo que es inherente en nosotros y que pide paso para expresarse en forma de energía equilibrada. Incluso la energía de atracción espiritual que independe del sexo.

Psicoterapeuta interdimensional

www.flaviobastos.com


somos todos uno WebMaster o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Email: info@somostodosum.com.br


Otros artículos




  Ejercicios
 
Ejercicios Mapa Astral
Ejercicios Vidas Pasadas
Ejercicios Baraja Gitana
Ejercicios Juego de las 3 runas
Ejercicios Cuál es el color de tu miedo
Ejercicios La numerologia de las Relaciones
Ejercicios Constelaciones Familiares
Ejercicios Alineando los 7 centros energéticos de tu cuerpo
Ejercicios Mensaje del Sabio
Ejercicios I ching
Ejercicios Juego del Tarot Stum
Ejercicios Tarot de los Angeles
Ejercicios La numerologia de los colores que faltan en tu nombre
Ejercicios Central de la meditación
Ejercicios Tarot de las Relaciones
Ejercicios La cura del alma a través de los colores
 




 
© Copyright 2000-2019 - Somostodosuno.com - Todos los derechos reservados