Somos Todos Uno
     
 
Home Home Volver Volver


LA SOLEDAD NUESTRA DE CADA DÍA

por: WebMaster
 
LA SOLEDAD NUESTRA DE CADA DÍA
 


Autora Elaine da Purificação Carvalho
lealbian@yahoo.com

Traducción de Teresa
teresa_0001@hotmail.com

Es un hecho que la soledad asola a millones de personas en el mundo.
Vivir y convivir dentro de las relaciones humanas aún es un aprendizaje en el cual estamos en mantillas.
Aun con toda la tecnología y su constante evolución, las relaciones están entreveradas de aspectos donde la tecnología todavía no ha llegado.
Las relaciones están hechas de sensaciones, intercambio de palabras, emociones, sentimientos, conversaciones, miradas, expresiones corporales.
Los robots pueden incluso imitarnos y hasta podemos interaccionar con ellos, pero siempre faltará el calor que viene de la sangre corriendo por las venas.
Actualmente cuando ponemos el ordenador para saber o buscar algo, interaccionamos con robots.
No nos atienden personas. Son máquinas programadas las que hablan con nosotros.
Las relaciones virtuales aumentan día tras día.
Se sabe que la mayoría de estas relaciones no se traban personalmente. Ya sea una nueva amistad, una relación amorosa, encuentros de trabajo, en fin…
Estamos cada vez más solos, mejor dicho, acompañados por nuestros teléfonos móviles y ordenadores, fingiendo ser quienes no somos, mintiéndonos a nosotros mismos, evitando contactos físicos, intercambio de miradas, un simple buenos días o buenas tardes.
Al mismo tiempo en que las distancias territoriales se reducen con la tecnología, la soledad aumenta en proporciones avasalladoras.
Nos falta tiempo para estar con la familia, con amigos, tomar algo en la cafetería, almorzar con colegas de trabajo.
Esta es la mayor justificativa en los días actuales.
Lo que puede estar oculto en la soledad es el miedo.
Miedo de vivir, miedo de sonreír, miedo de charlar, miedo de mostrarse al mundo, miedo de exponerse a situaciones y personas desconocidas, miedo de sentirse feliz.
La soledad, muchas veces, se hace necesaria para renovarnos de nosotros mismos, de nuestro auto-amor, para darnos aquello que no podría ofrecernos nadie más.
Vivir solos, para muchos es una elección.
Permanecer solo durante un período de la vida puede ser muy bueno.
Estar siempre solo, inclusive sin nuestra propia compañía, contando sólo con los programas de televisión o las redes sociales, puede ser perturbador.
Es de la naturaleza humana relacionarse con otros seres humanos.
En las relaciones está el crecimiento y el desarrollo del espíritu.
Tomar un café en casa de amigos aún puede ser un excelente esparcimiento.
Caminar por el barrio, acompañado de los hijos, marido, esposa, puede traer muchos descubrimientos.
De hablar con tu vecino puede surgir una gran amistad, y charlas más que agradables.
No permitas que el miedo sea tu única compañía.
¡Arriésgate! Hay un mundo increíble esperando por ti.
Elaine Carvalho - Terapeuta



somos todos uno WebMaster o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Email: info@somostodosum.com.br


Otros artículos




  Ejercicios
 
Ejercicios Mapa Astral
Ejercicios Vidas Pasadas
Ejercicios Baraja Gitana
Ejercicios Juego de las 3 runas
Ejercicios Cuál es el color de tu miedo
Ejercicios La numerologia de las Relaciones
Ejercicios Constelaciones Familiares
Ejercicios Alineando los 7 centros energéticos de tu cuerpo
Ejercicios Mensaje del Sabio
Ejercicios I ching
Ejercicios Juego del Tarot Stum
Ejercicios Tarot de los Angeles
Ejercicios La numerologia de los colores que faltan en tu nombre
Ejercicios Central de la meditación
Ejercicios Tarot de las Relaciones
Ejercicios La cura del alma a través de los colores
 




 
© Copyright 2000-2018 - Somostodosuno.com - Todos los derechos reservados