Somos Todos Uno
     
 
Home Home Volver Volver


El Patito Feo

por: WebMaster
 
El Patito Feo
 

Autor Wilson Francisco
wilson153@gmail.com

Traducción de Teresa
teresa_0001@hotmail.com

En el patio de una antigua mansión, entre gallinas, patos y cercetas, nació un patito extraño. Era grande y muy, muy feo.

La gallina pensó que podría ser un polluelo de pavo extraviado. Lo llevó para el lago, el patito nadó. Los pavos no nadan. Se sintió orgullosa y concluyó: tampoco es tan feo. Y lo admiró.

Cuando la mamá pata lo presentó, todos se rieron y se burlaron de él. Sus hermanos lo humillaban y castigaban.

Un día el patito feo decidió huir. Voló por encima del empalizado y se marchó al bosque. Anduvo, anduvo y llegó a un pantano repleto de gansos salvajes.

De entrada fue ridiculizado. Después, los gansos le tuvieron lástima y lo aceptaron. Él se animó, hasta que un día llegaron cazadores con perros y atacaron con violencia. El patito se escondió, temeroso. Cuando todo estuvo en calma, el patito huyó.

Llegó a una cabaña, donde vivían una vieja, una gallina y el gato de la vieja. La mujer lo examinó y lo dejó quedarse, pensando en el huevo que podría poner. Con el paso del tiempo, fue maltratado y castigado, porque no ponía huevos.

Él soñaba estar en un lago, nadar. Y eso era extraño y sin valor para la vieja, para la gallina y para el gato. Se marchó nuevamente.

Llegó el otoño, con sus fríos, y en el invierno la nieve se adueñó del lago donde él vivía.

El patito feo nadaba, nadaba, pero acabó por desmayarse y quedó preso en el hielo. Por suerte, un campesino que pasaba por allí lo encontró. Rompió el hielo y lo llevó para casa.

Reanimado, voló por la casa. Y huyó, nuevamente, escapando de las manos bulliciosas de los críos que querían jugar con él.

Llegó la primavera y él se reanimó con los primeros rayos de sol. Abrió las alas, que estaban fuertes, ya podía volar para muy lejos.

Se marchó muy lejos, y de repente, se vio en un lago inmenso, donde nadaban magníficos pájaros blancos.

Decidió acercarse, pese al temor a ser picoteado. Algo, una extraña afinidad, una fuerza grandiosa lo impulsaba hacia ellos.

¡Qué sorpresa! Eran cisnes bellísimos.

Fue recibido con alegría. Sin comprender muy bien la nueva situación, baja la cabeza, mira para el lago y ve su reflejo en las aguas. Él es un cisne. ¡Yo soy un cisne!!!

Al otro lado, los niños estaban felices. Y decían, cantarines: Mira qué lindo, un nuevo cisne ha llegado.

Esta puede ser tu trayectoria. El misterio del nacimiento y crecimiento.

Quien busca creatividad y desarrollo espiritual puede pagar el canon de ser diferente, de estar en frecuencia distinta.

El ejercicio de ser diferente exige valentía y tiene un precio. Exige decisión.

Quien busca debe recorrer un camino simbólico o físico. Y debe estar dispuesto a aprender con las experiencias de la andadura.

Él, el patito/cisne podría vivir humillado y castigado, entre “sus” familiares, aceptando aquella situación;

podría aceptar la aventura de una vida de sobresaltos y peligros entre los gansos salvajes;

la gallina, el gato y la vieja lo podrían haber tratado como un virtuoso, un rey. Y el patito feo no hubiera encontrado su espacio y su gente.

Todo su camino estaba trazado. Cada uno de los personajes estuvo en su puesto para enseñar al patito. Él de nada sabía. Pero siguió con su búsqueda.

Fue valiente. Abandonó la aventura, la comodidad, la incertidumbre y la sumisión.

Y sólo después de gran esfuerzo y aprendizaje, encontró a su gente.

Al encontrar a los cisnes, siente un amor intenso brotar en su corazón. Sabe que es allí su lugar.

Con humildad vuelve sus ojos hacia abajo, hacia las aguas. Aún no se reconoce integralmente.

Entonces la revelación se produce. Es un cisne.

Nada se ha modificado en su cuerpo. Él tan sólo se ha descubierto.


Ejercicio

Relajarte y repasar tu vida, encontrando las situaciones en que tú y los demás estuvisteis implicados.

Sé agradecido a los acontecimientos y a las personas.

Siéntete como si fueras caminando por un bosque. Llueve y hace frío. Allá al fondo del camino, ves surgir una luz intensa. Ve hacia la luz. Entra en la luz.

Siéntete Luz. Tú eres un foco de luz, creado por Dios. Brilla.

Libro: Meditando com as Fadas, de Adamo Angel

Sitú en este 2019 estás deseando identificarte ydescubrirte, lee ese texto, hazlos ejercicios.

Yte sorprenderán los resultados.

Ese y otros procesos yo los realizo.

Pide cita para un proceso. Teléfono móvil: 55/11.959224182

¡Buena suerte!




somos todos uno WebMaster o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Email: info@somostodosum.com.br


Otros artículos




  Ejercicios
 
Ejercicios Mapa Astral
Ejercicios Vidas Pasadas
Ejercicios Baraja Gitana
Ejercicios Juego de las 3 runas
Ejercicios Cuál es el color de tu miedo
Ejercicios La numerologia de las Relaciones
Ejercicios Constelaciones Familiares
Ejercicios Alineando los 7 centros energéticos de tu cuerpo
Ejercicios Mensaje del Sabio
Ejercicios I ching
Ejercicios Juego del Tarot Stum
Ejercicios Tarot de los Angeles
Ejercicios La numerologia de los colores que faltan en tu nombre
Ejercicios Central de la meditación
Ejercicios Tarot de las Relaciones
Ejercicios La cura del alma a través de los colores
 




 
© Copyright 2000-2019 - Somostodosuno.com - Todos los derechos reservados