Autoconhecimento Autoajuda e Espiritualidade

Mirar y VER. Escuchar y OÍR

Mirar y VER. Escuchar y OÍR
Publicado dia 8/20/2011 2:02:06 PM em STUM WORLD

Compartilhe

   

Traducción de Teresa - [email protected]

El proceso de ver y oír, después de mirar y escuchar, hace que sea efectivamente posible observar e interpretar nuestra vida. No es posible crecer y evolucionar si solo miramos y escuchamos.
Todo ser humano es fanático, creyente en exceso, solo mira y escucha. No es capaz de evaluar la expresiva diferencia que hay entre Mirar y VER, Escuchar y OÍR.
Solo se ve con la Esencia, o Alma, si se prefiere. Solo se mira con los ojos, lo superfluo.
Se mira una marca, un coche, un bolso, una corbata e incluso, al límite, un paisaje.
Se ve comportamiento humano, inteligencia, evolución y sabiduría.
Se ve el camino que nos sirve. Se mira lo que nos es indicado.
Se ve, se interpreta una actitud, un gesto, y así es posible distinguir, por ejemplo, la diferencia entre un necesitado y un pedigüeño profesional.
La diferencia entre mirar y ver es la misma que hay entre escuchar y oír.
Se escucha una música, se oye una canción, una composición.
Se ve un comportamiento, se mira una prenda de ropa, una marca.
Al mirar desde nuestra ventana un paisaje que contempla un poste, cables y pájaros, nos parece incluso normal. No obstante, se puede ver mucho más que eso...

Jarbas Agnelli, en su Birds on the Wires (Pájaros en los cables) muestra correctamente la diferencia que hay entre mirar y VER.
Leyendo la prensa por la mañana, él se deparó con una foto de pájaros posados en cables y VIO una partitura. Los pájaros allí posados se convirtieron en sus notas musicales. Nació una linda composición.
No sé se Jarbas sabe lo que hizo, en esta vida actual, pero en su vida pasada lo sabía, ciertamente. Todo es una cuestión de registro mental, que queda grabado. Nuestra intuición siempre muestra eso.
La expresiva mayoría de las personas, al leer el periódico, mira una fotografía de postes, cables y pájaros. Él vio una pauta musical.
La mayoría de las personas vive en un proceso automático. No se preocupa de comprender lo que son y por qué lo son. Simplemente despierta, cepilla los dientes, come, trabaja y espera el momento. En otras palabras: sigue a alguien.
Acumular riqueza material es, en la mayoría de los casos, el objetivo que se busca. La riqueza interior queda olvidada. Así, nos enfermamos fácilmente, porque no sabemos cuidar de nosotros mismos.

No comprendemos que somos el efecto de nuestras acciones y causas pasadas.
Vestir esta o aquella marca exclusiva es lo que importa. Tener esta o aquella marca y modelo de coche es lo que distingue. Y, motivados por el bolsillo, pensamos que sabemos.
Hay un enorme camino por recorrer entre el entender una vida y saber – y aceptar – la enorme diferencia que hay entre religión, espiritualidad y filosofía de vida.
Para mí, este es el proceso para crecer.
¡Cuánto y de qué manera miraba yo y no veía en esta vida actual! Qué poco lograba entender la diferencia correcta que hay entre saber ver – e interpretar – y simplemente mirar.
Tampoco era capaz de aceptar que únicamente escuchaba, pero no oía.
Me faltaban patrones y valores por los cuales pudiese efectivamente comprender lo que soy.
Aún no he llegado a donde pretendo, pero ya he podido oír, más que solo escuchar.
Ver, más que simplemente mirar.
Confieso que el camino es arduo, porque exige mucha observación, concentración, estudio y práctica. Pero ¿dónde encontramos el inicio del nuevo proceso de comprender, de interpretar lo que se mira y se escucha?

Primero en la disciplina de la ME+DITA+ACCIÓN.
Al comienzo puede ser complicado, principalmente para quienes tienen la mente parlanchina, aquella que piensa mil cosas al mismo tiempo. Varias personas confiesan que no son capaces de meditar...
Se empieza de esta manera: tiéndete en el suelo, pon una almohada para la cabeza, estira los brazos al lado del cuerpo. Une pulgar con índice y deja la palma de las manos hacia arriba. Si es posible dirige los pies hacia el Este.
Cierra los ojos. Tranquilízate. Respira hondo algunas veces. Olvida los ruidos de tu entorno.
Empieza un conteo regresivo de 30 a cero. Entre un número y otro respira hondo. Retén el aire. Percibe tu corazón y tu respiración. NO PIENSES EN NADA. Solamente en el siguiente número. Suelta el aire despacio. Tranquilízate. Si pierdes la cuenta en el transcurso del ejercicio, vuelve a empezar.
Tendrás que vencer tu costumbre de pensar en varias cosas al mismo tiempo.
Ahora SOLAMENTE UN NÚMERO CADA VEZ... piensa solo en el siguiente. Toma el mando de tu mente.
Según creas conveniente, después de varios días de ejercicio, aumenta los números, empezando en 50, 75, 100, 125 o lo que te parezca adecuado. No hay regla. Tú creas la tuya. Para eso tienes el Libre Albedrío. Pero es siempre importante que los números vayan seguidos. Si te pierdes en el conteo, vuelve a empezar en el número elegido para hacer el ejercicio.
Con el tiempo, ya no vas a necesitar la ayuda de los números... todo entrará en el proceso de eliminar los pensamientos innecesarios de la mente... solamente tú, contigo mismo.
Verás que tu salud se vuelve mejor... percibirás que comes para vivir y no que vives para comer... percibirás que eras un robot y que ahora vives.
El proceso de meditar es vencerse a uno mismo... nuestro mayor enemigo.
Por tanto, la clave para mirar y VER, escuchar y OÍR, es la meditación.
Con todo, el equilibrio que se busca es el catalejo para que nuestras escuchas y contemplaciones sean efectivamente empleadas en nuestro beneficio.
Deja de seguir, aprende a ver y a oír a tu favor.

Sé que nos veremos.
Beso en el alma

por Saul Brandalise Jr.

Consulte agora
Mapa Astral   Tarot   Numerologia  


Leia Também

Olhar e VER. Escutar e OUVIR


Obrigado por votar

O artigo recebeu 1 Votos

Gostou?   Sim   Não  

Compartilhe

         

Sobre o autor
Saul Brandalise Jr. é colaborador do Site, autor do livro: O Despertar da Consciência da editora Theus, onde mostra através das narrativas de suas experiências como extrair lições de vida e entusiasmo de cada obstáculo que se encontra ao longo de uma vida.
Email: [email protected]
Visite o Site do Autor







Energia do Dia
Diplomacia. É um dia para assimilar as experiências do passado dando tempo para que cresçam lentamente, Use a diplomacia, seja paciente, discreto e receptivo às idéias alheias.
Faça sua numerologia

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2020 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa