Autoconhecimento Autoajuda e Espiritualidade

Astromedicina: La gestación

Astromedicina: La gestación Publicado dia 9/12/2011 12:37:22 PM em STUM WORLD

Compartilhe

   

Traducción de Teresa - [email protected]

“Todo es Doble; todo tiene dos polos; todo tiene su opuesto; lo igual y lo desigual son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son medias-verdades; todas las paradojas pueden ser reconciliadas” (El Caibalión)

Para continuar nuestras reflexiones sobre la sexualidad, abordaremos el tema de la Gestación.

La menstruación es la expresión de la capacidad de tener hijos. Es vivida de forma diferente, dependiendo de si la mujer desea o no tener hijos. De hecho, al desear intensamente un hijo, ella verá con decepción la llegada de su período, significado claro de que “una vez más no ha conseguido quedarse embarazada”. De esto pueden surgir, antes y después del ciclo, los dolores, las irritaciones, la retención de líquido (¿qué será lo que ella quiere retener?) y todas las manifestaciones de las contrariedades inherentes a esta feminidad mal aceptada. La regularidad de la menstruación y la posibilidad de embarazo dependen de las hormonas, que deben estar equilibradas, una vez más en un juego entre lo femenino y lo masculino. Los estrógenos y la progesterona deben tener el equilibrio que la naturaleza ha dispuesto, ya que en caso contrario habrá esterilidad. Si esta “sexualidad hormonal” se ve perturbada, habrá una consiguiente perturbación en la menstruación y en la posibilidad de embarazo.

En Astrología, a algunos signos los consideramos estériles, y a otros, fértiles. Los signos más fértiles son los de Agua. Los signos de Virgo, Géminis y Acuario son considerados estériles. En realidad los signos de Aire, al ser intelectuales, son considerados estériles y los signos de Fuego, Aries, Leo y Sagitario son considerados moderadamente fértiles, ya que “lanzan sus semillas” pero necesitan tierra fértil que las acoja y agua para regarlas. Aparte de eso, la posición de la Luna de la mujer en un signo estéril, o el aspecto difícil con algunos planetas, puede causar perturbaciones hormonales e impedir el embarazo. Por ejemplo, la Luna en un aspecto difícil con el planeta Saturno puede hacerlo imposible, con el planeta Urano puede provocar abortos, y con el planeta Plutón puede ser causa de esterilidad o incluso de partos múltiples, dependiendo de las indicaciones halladas en el análisis del Mapa Natal, especialmente de la Casa V (Casa de los hijos y de los amores) y de su planeta regente.

En este caso, el Astrólogo puede indicar una buena terapia floral para alcanzar el equilibrio entre el Yin y el Yang, entre lo femenino y lo masculino. Decimos que el equilibrio entre estos dos aspectos hormonales es la representación física de los polos espirituales de la persona. De hecho, en todos nosotros está contenida una parte del polo opuesto.

El Embarazo Psicológico o Histérico

La somatización de los procesos psíquicos puede ser observada de forma muy clara en el embarazo llamado ‘psicológico’. Las mujeres que presentan este tipo de embarazo presentan todas las manifestaciones físicas de una verdadera gestación, tales como mareos, malestar, vómitos, hinchazón en los senos y en el vientre, secreción en los pezones, incluso de leche. La mujer con embarazo psicológico llega a ‘sentir’ al bebé moviéndose en su vientre y presenta una hinchazón semejante a la del verdadero embarazo.

En la base de este fenómeno, que ya era conocido incluso en tiempos antiguos, está el conflicto entre un gran deseo de maternidad y el miedo inconsciente a la responsabilidad que de ella se deriva.

A veces el embarazo psicológico se manifiesta en mujeres que viven solas, y entonces puede ser fruto de un conflicto entre la sexualidad y la maternidad. ¡De hecho a estas mujeres les gustaría cumplir el noble papel de la maternidad sin que a él tuviese que asociarse el vulgar acto sexual! A menudo este razonamiento es fruto de una educación puritana y represiva. (¡Recuérdese la imagen de la Virgen María!)

Incluso en este caso hemos de preguntarnos por qué ocurre esto, y procurar equilibrar los dos polos, el femenino y el masculino, para obtener la cura psicológica y también la física.

Vómitos y mareos
Los problemas que surgen a lo largo de la gestación provienen de una ‘negación’ de la psiquis al papel de la maternidad; por consiguiente, el cuerpo manifiesta esa ‘negación’ presentando síntomas como el vómito y el mareo. Normalmente el mareo aparece a primera hora de la mañana, tan pronto la mujer se despierta. De hecho, es en el subconsciente, ‘fresco aún en su mente’, donde se encuentra el problema que hay que resolver. A medida que la parte consciente toma la delantera, el mareo desaparece, o queda ‘bajo control’. ¡De hecho ninguna mujer osaría confesar esta ‘negación al bebé’ de forma consciente!

Pero la mujer debería ser franca consigo misma, y preguntarse si ese bebé es realmente deseado, y preparar su cuerpo para recibirlo. Nuestra sociedad impone a las mujeres modelos ‘andróginos’ de beldades ‘asexuadas’, o mejor dicho, suprime la parte maternal de la hembra humana para dejar solamente su parte sexual. ¡De ahí la apología de las delgaduchas, de los vientres planos, de las modelos anoréxicas! La mujer, para ser hembra, deberá someter su cuerpo a la deformación, engordar, llenarse de estrías, ver sus senos hinchados y doloridos, ¡y esto va contra ‘todos los patrones estéticos de belleza’ impuestos a diario por los medios de comunicación!

Solo al rescatar la belleza femenina, en su verdadera esencia, (esa de las beldades que se ven en los cuadros renacentistas o clásicos), podremos rescatar también el equilibrio del papel de la mujer en la sociedad.

La negación al bebé no será consciente, pero los síntomas van a aparecer en el cuerpo físico. La mujer se siente culpable y deberá ser tratada con delicadeza y comprensión, a fin de que pueda retomar su papel femenino con tranquilidad. Aquí también una terapia floral será de gran ayuda. ¡Claro que el papel del marido y compañero es preponderante en todos los casos! La mujer que se siente amada y protegida raramente presentará problemas graves en la gestación.Hay otros trastornos del embarazo que podemos examinar desde el punto de vista de la Astromedicina, que pueden ser detectados a través del análisis del Mapa Natal. La gestosis precoz (entre la 6ª y la 14ª semana) y la tardía, o toxemia gravídica también son demostraciones de negación al bebé. En el primer caso la albúmina eliminada por los riñones debería ser encaminada al niño. Al eliminar la albúmina la embarazada inconscientemente intenta provocar un aborto. Los calambres resultantes también son síntomas de ese deseo de provocar un aborto. En el segundo caso, esta patología pone en riesgo no solo al feto, sino además a la madre, ya que la irrigación de la placenta se encuentra extremadamente reducida, y puede provocar la muerte del bebé. Esta placenta es el nexo de contacto entre la madre y el niño. La insuficiencia de la placenta es una de las grandes causas de muerte fetal. Cuando el bebé sobrevive a esta toxemia tardía, parece un viejecito, flaquito y arrugado: ¡ha sobrevivido a una tentativa de estrangulamiento por parte de la madre, que a su vez también ha puesto en riesgo su propia vida!

Las mujeres que padecen diabetes tienen, según la medicina tradicional, más probabilidades de desarrollar la toxemia tardía, al igual que las enfermas del riñón y las obesas. Si consideramos estos tres grupos de mujeres, podemos llegar a la conclusión de que el único motivo para la negación al bebé ¡es la falta de amor!

Las diabéticas no consiguen aceptar el amor y no lo pueden dar, las enfermas renales tienen problemas de relación y las obesas muestran su avidez intentando compensar con la comida su falta de amor. En los tres casos, no debe sorprender el hecho de que no logren llevar a buen término la gestación, ya que el tema “amor” es primordial para el buen desarrollo del bebé.

Parto y lactancia materna

Respecto de los problemas resultantes del parto, también podemos buscar los síntomas en el subconsciente de la madre. Cuando el parto viene con retraso, el problema puede estar en que la madre no quiere separarse del bebé. Y en este caso este mismo problema se manifestará, más tarde, cuando el hijo ya crecido quiera dejar el hogar materno para hacer su propia vida. (¡Muchas madres hacen chantaje emocional a sus hijos!)

La vida humana se resume en los dos polos, o sea “dejar entrar” (o aceptar) y “dejar salir” (o abandonar). Llamamos amor a lo primero y muerte a lo segundo. Por lo menos de esta forma se registran estos dos polos en nuestro subconsciente. En la vida debemos ejercitarnos para ejercer de forma rítmica y equilibrada los dos polos. En la sexualidad, la mujer tiene que abrirse para “dejar entrar” al “otro”. En el nacimiento, tiene que abrirse para “dejar salir” una parte de sí misma que se convertirá en “el otro”. Cuando esto no es posible, el médico interviene con un parto inducido o por cesárea. Esto ocurre también en las gestaciones muy prolongadas, más allá del término, en las cuales la madre no quiere “dejar salir” al otro. A menudo las mujeres tienen miedo de perder el papel sexual que la sociedad les impone, temen ‘abrirse demasiado’ y por esta razón optan, incluso inconscientemente, por una operación que debería practicarse solamente en casos extremos. Las mujeres deberían tener más confianza en la madre naturaleza y dejar que las cosas sucediesen naturalmente.

Desgraciadamente, Brasil es el campeón de las cesáreas, ¡y esto es fácilmente comprensible si observamos el papel sexual que se le asigna a la mujer en los medios! ¿Dónde está la feminidad? ¿Dónde está la verdadera mujer, consciente de su papel de compañera, de madre y, sí, de reproductora?

Actualmente asistimos a varias campañas que estimulan la lactancia materna. ¿Qué decir de una mujer que ‘no tiene leche’? ¡Está claro que hay una negación inconsciente a hacer este papel, pero no es una negación al papel sexual que el seno representa! La leche materna protege al bebé y es extremadamente importante que éste reciba esa protección. Al resistirse a dar la leche, la madre niega también dar la protección ofrecida al bebé con su seno. A menudo esta negación es consciente, y entonces debemos preguntarnos qué papel materno esta madre ha recibido de su propia madre.

Sí, porque en Astrología la Luna, que representa la feminidad, también representa la madre. Por tanto, si esta Luna está ‘bien aspectada’, es decir, si recibe buenos fluidos de otros planetas y se encuentra en un signo fértil, la maternidad será experimentada de forma natural y agradable, y asimismo esta persona ha tenido seguramente una ‘buena madre’. Si esta Luna recibe aspectos tensos o se encuentra en un signo estéril, es muy probable que difícilmente la maternidad sea vivida de forma equilibrada y placentera. La mujer reproduce en la fase adulta el ‘tipo de madre’ que ella tuvo. El hombre busca en la mujer el ‘tipo de madre’ que él tuvo. Para la mujer el papel es por tanto doble: el de su identidad, indicado por el Sol, y el de la maternidad o feminidad, indicado por la Luna.

Todo esto, claro está, debe ser analizado por el Astrólogo, pues forma parte de un conjunto de cosas que constituyen, al fin, la propia personalidad del individuo.

Continuaremos nuestras consideraciones sobre la sexualidad abordando el tema de la Menopausia y el Climaterio, y también el de la Frigidez y la Impotencia.
¡Aguardad!!!

por Graziella Marraccini

Consulte agora
Mapa Astral   Tarot   Numerologia  


Leia Também

Astro medicina: A gravidez


Obrigado por votar

O artigo recebeu 1 Votos

Gostou?   Sim   Não  

Compartilhe

         

Sobre o autor
Graziella Marraccini é astróloga, taróloga, cabalista e estudiosa de ciências ocultas e dirige a Sirius Astrology. Atende em seu consultório em SP com hora marcada no horário comercial.
5 perguntas Frequentes, visite Canal do youtube e Facebook
Email: [email protected]
Visite o Site do Autor







Energia do Dia
4 - KUEI MEI - A JOVEM QUE SE CASA
Evite qualquer decisão ditada pela paixão.
Consulte o I-ching

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2020 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa