auravide auravide

Avanzar serenos en el Camino Sagrado - (BOLETIM ESPECIAL STUM 24-1-08)

por Sergio Scabia
Publicado dia 05/03/2008 12:32:17 em STUM WORLD

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

Traducción de Teresa - teresa_0001@hotmail.com

Estamos atravesando, en nuestro país y en el mundo, un período de incertidumbre económica muy grande. La comunicación inmediata, instantánea, la apertura comercial que permite intercambios más intensos entre las cuatro esquinas del mundo – la tan comentada globalización, ha venido generando una enorme interdependencia planetaria. En el aspecto positivo, demostrando la Unidad en acción incesante, hermanando y concienciando cada vez más a personas de varias razas y pueblos; en su lado negativo, exponiendo la fragilidad y vulnerabilidad financiera de una gran nación, capaces de generar graves perturbaciones prácticamente en el mundo entero.
Sin entrar en el mérito de la cuestión, sin pretender encontrar los orígenes de esta crisis o especular sobre posibles soluciones, podemos definitivamente constatar la decadencia de los sistemas de gobierno vigentes, al igual que el desgaste de los valores actuales que rigen las sociedades, que nos alejan de la paz, de la armonía y de la serenidad, provocando separación, disparidades y conflictos.

Hay, no obstante, en el mundo entero, millones de personas que permanecen centradas, inconmovibles frente a esos acontecimientos exteriores. No se trata de personas alienadas, desinformadas o ignorantes… en su mayoría son seres humanos que no están dirigidos o manipulados por el mundo exterior, sino por su centro de gravedad interior permanentemente equilibrado y en sintonía con la Fuente. Muchos son seres humildes y sencillos, ejercen las más variadas tareas y difícilmente se convierten en noticia, en su rutina silenciosa y productiva; algunos se han vuelto más actuantes y determinados; otros aún, han perdido definitivamente el miedo y están implicados en su misión de vida de forma total. No quieren intentar convertir ni influenciar a nadie, pero procuran en cada instante ser fieles a sus principios y a su naturaleza divina, siendo, sobre todo, ejemplo de vida y, por veces, fanales que iluminan la andadura de otros.

¿Qué separa a estos seres humanos de los muchos que por estos días no están consiguiendo dormir, asolados por pérdidas financieras y angustiados por el temor de nuevas bajadas en el índice de la Bolsa mañana?
Básicamente, se trata de un simple problema de información.
Estas personas no saben de la total transitoriedad de la vida aquí en el Planeta Azul, desconocen las pocas leyes espirituales que rigen nuestra existencia, pueden vivir sujetos en exceso a las cosas materiales y todos saben que éstas generan tan sólo una gran ilusión de seguridad y satisfacción. Son valores extremadamente volátiles, cuya posesión no significa verdadera calidad de vida, sino preocupación permanente con pérdidas y daños, quitándoles una energía preciosa que podría ser empleada para fines bastante más nobles, en su propio beneficio y en el de otros compañeros de jornada mucho menos favorecidos. El desconocimiento de lo que existe más allá de la materia simplemente acaba alejando a esos hermanos de la verdadera felicidad.

Tenemos que auto-conocernos mejor, cambiar el enfoque, ampliar horizontes, buscar con ahínco quiénes somos y qué es lo que hemos venido a hacer por aquí. Sí, nuestra verdadera y permanente residencia es el Universo entero, nuestra naturaleza y esencia son espirituales y lo que a todo rige, el sustrato de todo cuanto existe, es el Amor Incondicional.
Por tanto, al sentirnos parte integrante del Universo Infinito (y no solamente limitados a nuestras raíces terrenas), al reconocer la inmortalidad del espíritu y al vivenciar la ley del amor en nuestra vida, estaremos definitivamente recorriendo nuestro camino, en sintonía con la verdadera belleza, con la divinidad, con el Todo que está en todo. Basta querer, basta proceder escuchando también (o sobre todo) nuestro corazón, sin miedo, con perseverancia, actitud y alegría. Un paso tras otro, tornándonos cada vez más firmes, confiados, y cosechando ciertamente los resultados de nuestra siembra diaria, frutos sagrados, que nadie podrá quitarnos, pues son conquistas realmente personales e intransferibles…

Y con cada paso dado – adelante y hacia arriba – algo en nosotros se transforma, percibimos más lo bello, lo que antes nuestros ojos no conseguían ver ahora aparece con frecuencia ante nosotros. Es una flor perfumando el entorno, que un día antes estaba germinando, es un pequeñito ser humano en gestación que ha dado la primera patada en la barriga de la madre, como diciendo: “mira el milagro aquí, yo, todo perfecto, en formación delicada y mágica, haciéndome cada vez más firme y fuerte para empezar pronto la andadura”, o aquel colibrí de colores indescriptibles que insiste en polinizar las flores, aun en esta selva de piedras inmensa y contaminada. Es la vida manifestándose con frescor y vigor, pese a todo, pidiendo que hagamos nuestra parte, que estemos a la altura de nuestra naturaleza divina, que despertemos de un largo período de hibernación, que volvamos a asumir nuestro admirable poder y nuestra habilidad única, nuestro Don especial, nuestra herramienta llena de polvo o escondida durante siglos de opresión, de sombra, de oscurantismo.

Este boletín especial es una invitación – otra más – a que estemos unidos, en sintonía, en contacto espiritual, reconociendo los valores esenciales y avanzando con ellos apoyados en un gran coraje y tornándonos seres ejemplares, armoniosos y serenos, cualesquiera que sean las circunstancias temporales del ambiente en que vivimos.
No habrá crisis económica u otra que pueda quitarnos del centro, de todo aquello que ya hemos conquistado e incorporado a nuestra Alma, a nuestra manera de ser y vivir. Lidiaremos mejor, con sabiduría y creatividad, en todas las situaciones que enfrentemos y podremos apreciar, aquí y ahora mismo, el Paraíso en la Tierra… algo que tan sólo depende de nosotros. Hay más, no somos pocos, no estamos perdidos, puesto que estamos al fin reencontrándonos…
¡Que seas feliz!
Somos Todos UNO


estamos online

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

starstarstarstarstar
O artigo recebeu 1 Votos

Gostou?   Sim   Não  

Leia Também

Avançar serenos no Caminho Sagrado - ESPECIAL STUM 24-1-08




Sobre o autor
sergio
Sergio Scabia é co-fundador do Site Somos Todos UM
Email: sscabia@gmail.com
Visite o Site do Autor

Veja também
artigo A imaginação constrói os problemas
artigo Adestrar x Educar
artigo Luz e sementes conscienciais
artigo O que é o ego?


As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2020 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa