auravide auravide

¡Actos Extremos!


Autor Paulo Salvio Antolini - [email protected]

Traducción de Teresa - [email protected]

¿Que es lo que lleva a ciertas personas a cometer actos extremos, desde el asesinato de otras hasta el poner fin a la propia vida? Y vamos a detenernos en este último: el suicidio. Hay muchas teorías, muchos relatos y muchas cartas de despedida y tentativas de explicar los actos cometidos. Pero son tentativas de explicar lo inexplicable, pues la dificultad que tienen los familiares y amigos que aquí quedan para comprender y aceptar lo ocurrido son enormes. El tema adquiere mayor complejidad porque el suceso afecta a todas las clases sociales, sexos, razas. De la pérdida total de interés por la vida a un inconmensurable dolor interior, con ese acto se busca poner un punto final a semejante sufrimiento. Una cosa puede darse como cierta: la ruptura con la Fe. La pérdida de la esperanza. El no creer en la posibilidad de cambio del cuadro de vida existente en aquel momento. Para muchos es un acto de desesperación. Tienen dificultades para responder por ciertas situaciones en que se han envuelto, y entonces he aquí el “secuestro mental”, el no ver salida a no ser el acabar con todo. Hace poco tiempo vimos la noticia del caso de dos chicas que se mataron por motivos semejantes: habían sacado fotos en situaciones de exposición íntima y esas fotos fueron a parar a Internet. Avergonzadas y no sintiéndose en condiciones de presentarse ante sus padres, se mataron.

He aquí la incoherencia que se establece: la debilidad para enfrentarse a la situación es lo que desencadena la fuerza para el gesto que representa el punto final de la misma. Cobardía y valor, las dos caras de la misma moneda… La falta de acogida, de respeto y las críticas constantes son factores externos que contribuyen a tal gesto. La falta de autoestima, el miedo de no ser aceptados por quienes les rodean, el no conseguir aceptarse en sus decisiones, sus responsabilidades, son factores internos que favorecen la búsqueda de la salida mágica.

En el mundo moderno, la banalización de la vida humana, la falta de valores y su distorsión, convierten ese suceso en mucho más corriente. Actitud descabellada y de pleno desequilibrio, incluso cuando cuidadosamente planificada, no deja de ser un estado mental enfermizo, donde las ideas se fijan en el acto crucial y el razonamiento sólo se permite funcionar en el calcular frío y detallado de la forma de cometerlo. Conductas tales como el sexo inconsecuente, drogas, hostilidades, prácticas que atentan contra las leyes y las normas de la familia y de la sociedad, conflictos internos como asumir sus sentimientos y emociones, una manifestación sexual contraria a la esperada por el medio: la homosexualidad y otros muchos factores pueden desencadenar ese gesto. La falta de amor, la opresión, la ruptura gradual de lo que es importante para la persona, la incomprensión no sólo de los demás, sino también la propia, son “fertilizantes” de una mente que sólo identifica en la muerte la mejor salida.
La fragilidad para enfrentarse al día a día con todas las responsabilidades de las decisiones tomadas y sus consecuencias, el sentir la vida como una agresión a sí mismo, lleva entonces a cometer el acto crítico, autoagrediéndose y devolviendo la agresión de la sociedad con la propia muerte. En los que quedan, surge un sentimiento de culpa que podrá arrastrarse para el resto de la vida, y muchas veces esa fue la intención del suicida: penalizar al otro. Pero es importante que se sepa que por mucho que uno se pueda haber equivocado con la persona que se mató, la opción por la muerte es del propio suicida. El deseo de morir expresa la gran voluntad de poner punto final a las situaciones que lo están perturbando, haciéndolo sufrir, desequilibrándolo. Es el querer interrumpir el dolor, sea cuál fuere. Observar a las personas en todas las franjas de edad, fijarse realmente en quién está a su lado, hace posible percibir que algo no va bien con la persona y facilita tratar entonces de acogerla, permitiendo así que ella pueda exponerse sin críticas, lo cual podría ser la interrupción de esa jornada que muchos inician y gran número alcanza su destino: ¡el propio final!


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa