auravide auravide

ALGO MÁS ALLÁ DE LA SEPULTURA 4: EXPERIENCIA DE UN ROQUERO


Por Íris Regina Fernandes Poffo
irisp@uol.com.br

Traducción de Teresa
teresa_0001@hotmail.com

Un famoso roquero brasileño, fallecido en 1989, cantaba mezclando poesía, enseñanzas filosóficas occidentales y orientales, así como críticas a la sociedad. Tenía el hábito de beber y fumar en demasía desde la adolescencia. Deseando emociones más fuertes, se introdujo en otras drogas, hasta el punto de perjudicar su vida personal (separación de la esposa y la hija), su carrera y su salud, hasta que sufrió un infarto fulminante. El velatorio y el entierro fueron acompañados por multitud de admiradores que, no conformes, lloraban y cantaban sus canciones. Fuertemente ligado al cuerpo físico, debido a la carga energética densa de las drogas, pudo percibir en sí mismo todo lo que estaba sucediendo, según la descripción que sigue:
“Mi muerte fue como una pesadilla. Sentí un profundo aturdimiento y perdí los sentidos. Después de cierto tiempo recobré la consciencia, parecía estar bien hasta que percibí que algunas personas me estaban colocando dentro de un ataúd. Intenté reaccionar, pero no fui capaz de moverme. Grité que estaba vivo, pero nadie me oyó. Cuando cerraron la caja, di puñetazos a la tapa intentando abrirla, pero mi esfuerzo fue en vano… Intenté levantarme, pero no lo conseguí. Mucha gente se inclinó sobre mí para llorar. ¿Qué podía yo hacer? Ya lo había intentado todo para salir de allí. La única explicación que yo encontraba para aquello es que yo estaba realmente muerto. Mi espíritu estaba preso y mi cuerpo ya empezaba a oler mal. Ante mi impotencia, tuve que aceptar aquella situación”. (1)

Durante prácticamente un año permaneció en ese estado, pues todavía estaba muy ligado a la materia. La vida pasaba por su pantalla mental, como si fuese una película de cine.
Reconoció que se había convertido en víctima de sí mismo y no del sistema social y político que tanto criticaba:
“En vez de atacar y dañar el sistema, yo debería haber contribuido a transformarlo… Llevado por la indignación, recorrí el camino de las drogas hasta encontrar la muerte”… “¡Ella llegó prematuramente! Vino invitada por mi insensatez. En vez de reposar en sus brazos, ella ahora hacía escocer mi conciencia… así mismo era como yo me sentía, ¡un suicida! (1)
Fue desligado del cuerpo físico(2) por alguien que vibraba en la sintonía de las drogas. No fue un ángel de alas blancas el que apareció ante sus ojos. ¡Era alguien con quien convivió en vidas pasadas! No quiso permanecer cerca de él. Liberto del túmulo salió en busca de un lugar donde darse un baño. Entró en un motel que había cerca del cementerio y, al ver como era el ambiente en aquel lugar, lleno de espíritus enviciados en el sexo(3), salió corriendo. Vagueó sin rumbo, huyendo del acoso de otros espíritus que aún continuaban ligados al vicio de las drogas, hasta que, cansado de sufrir, oró con sinceridad a Dios. Fue socorrido y conducido al Valle de los Drogadictos(4), donde podría recuperarse.

Pronto hizo amistad con un grupo de jóvenes, y juntos empezaron a ayudar a quienes estaban en peores condiciones. Apoyando y siendo apoyado por ex dependientes químicos, que buscaban la curación, aprendieron el valor del trabajo altruista. Esos jóvenes, la mayoría de clase media y alta, relataron que sus padres les daban todo de lo bueno y de lo mejor (ropas, coche, dinero, equipos electrónicos y cursos en el extranjero), pero no les daban afecto, no tenían tiempo para pasarlo juntos y hacerse amigos, pues estaban siempre ocupados con la vida profesional y/o social. Y fue ayudando a otros como se ayudaron a sí mismos. Fueron rescatados por equipos de socorristas, acompañados por amigos de otras vidas(5). Él fue conducido a una colonia espiritual, donde completaría su tratamiento. El médico que lo examinó constató que su cuerpo espiritual y sus chakras estaban gravemente comprometidos por el abuso de bebidas alcohólicas y de drogas que se inyectaba y/o inhalaba. Parte de su organismo podría volver a su equilibrio en poco tiempo, pero los daños causados al hígado y al bazo quedarían registrados periespiritualmente, y probablemente sólo podrían restablecerse en una próxima reencarnación(6).

Él estaba tan abierto al tratamiento que se recuperó rápidamente. Recibió un pequeño apartamento para vivir, donde encontró varios libros para leer y mejorar sus pensamientos. Recibía visitas de amigos que le llevaban agua fluidificada (energizada con fluidos vitales) y un tipo de sopa para alimentarse. Charlando con ellos pudo comprender quien fue en otras vidas, donde cometió errores y por qué los cometió en la última encarnación, y cómo podría proceder mejor de ahora en adelante. Al estar más fortalecido fue invitado a hacer varios cursos y a trabajar ayudando a personas necesitadas. Después fue llamado para vivir en otra ciudad espiritual, donde se dedicaría al proyecto de la elaboración de libros por medio de la psicografía.
Esta experiencia nos muestra los efectos de las drogas en el cuerpo físico y espiritual, al tiempo que nos enseña que ningún sufrimiento es eterno, siempre que haya humildad para reconocer el error, sencillez para aceptar ayuda y fuerza de voluntad para querer ayudarse y seguir adelante.

Por Iris R. Fernandes Poffo – São Paulo/SP – octubre de 2017

Este texto fue extraído del libro: “Passagens entre mundos entrelaçados” de Iris R. F. Poffo y adaptado para la página del STUM.

Notas de la autora:

(1) Fragmentos extraídos del libro “Um Roqueiro no Além” (1998) psicografiado por el médium Nelson Moraes, (1998).

(2) Desligamiento del cuerpo físico: cuando ocurre la muerte del cuerpo físico, el desligamiento de los lazos que prendían el cuerpo espiritual puede ser llevado a cabo tanto por seres de luz como por seres de las sombras. Todo es cuestión de afinidad. Según nuestros pensamientos y actos, podemos atraer buenas o malas compañías. En este caso, como era dependiente químico y no procuraba ayudarse a sí mismo, vivió los últimos años en sintonía con espíritus afines. Un amigo de vidas pasadas, compañero de bebidas y de drogas, mantenía al cantante ligado a los vicios para saciar sus deseos y después lo mantuvo “preso” al cementerio, hasta que decidió liberarlo con la intención de continuar subyugándolo.
(3) Hombres y mujeres enviciados en el sexo, después que desencarnan y no aceptan ayuda de socorristas, salen en busca de parejas que se relacionan de manera “carnal”, es decir, sin albergar buenos sentimientos hacia la pareja, en moteles o prostíbulos, para “sorber” la energía que es desprendida por ellos en ese momento;
(4) Valle de los Drogadictos: como semejante atrae a semejante, muchos dependientes químicos (no todos), que fallecieron por sobredosis, por accidente de coche o moto (pues se habían puesto al volante drogados y/o embriagados), por riñas con arma blanca o de fuego, después que desencarnan y no aceptaron ayuda de socorristas, son atraídos hacia una región llamada Valle de los Drogadictos, mencionado por los autores espíritas André Luiz (ver, por ejemplo, “Missionários da Luz”, psicografía de Chico Xavier) y Luiz Sergio (ver, por ejemplo “Driblando a Dor”, psicografía de Irene Pacheco Machado). Diariamente los socorristas visitan esta región ofreciendo auxilio a quien desee recibirlo.

(5) Equipos de socorristas son formados por trabajadores de la luz, que reciben entrenamiento teórico y práctico en las colonias espirituales para ayudar a los espíritus desencarnados por medio de esclarecimientos, desligamiento del cuerpo físico, proyección de energías, entre otros recursos empleados.

(6) Como toda acción genera una reacción, el cuerpo espiritual trae marcas del uso de estupefacientes, tales como hematomas en los lugares donde se aplicaban los pinchazos, deformidades en la nariz por la inhalación del polvo, daños en los sistemas respiratorio, nervioso y digestivo (principalmente el cerebro y el hígado). Ver el libro “Missionários da Luz” de André Luiz. ¿Se han los lectores deparado con casos de niños que presentaban problemas hepáticos, renales, cardíacos y respiratorios, siendo diagnosticados por los médicos como malformaciones de los órganos y/o problemas genéticos? Teniendo tan pocos años de vida ¿de dónde podría provenir esa enfermedad?



estamos online

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1




clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa