auravide auravide

Aquello que no decimos...


por Maria Silvia Orlovas - [email protected]

Traducción de Teresa - [email protected]

Cuando nos hacemos mayores vamos aprendiendo a guardar silencio, y dice la sabiduría que la palabra es de plata y el silencio es de oro. Estoy plenamente de acuerdo con el dicho popular, pero como en todas las reglas, las excepciones pueden perturbarnos demasiado la vida, porque dejar de hablar para no disgustar al otro puede convertirse en un vicio muy negativo en el comportamiento de una persona.

El respeto no tiene nada que ver directamente con el silencio. Mejor dicho, podemos faltarnos mucho al respeto por omisión no demostrando aquello que sentimos, y asimismo podríamos causarnos un gran tumulto interno e incluso enfermedades guardando sentimientos.

Las relaciones sanas deberían soportar críticas, errores y horas de la verdad. Y si acaso uno no confía plenamente en sí mismo para demostrar lo que siente, cabe preguntarse si realmente tiene una actitud amorosa, política, o bien está ocultándose, haciendo de cuenta que no siente lo que siente.

Claro que ninguna relación, amistad o matrimonio soporta gritos, chillidos sin sentido, falta de educación. Por cierto, el respeto es la base de cualquier relación e, incluso para aquellos que no han tenido esa referencia en la niñez, el pasado en desaliño no justifica la falta de amor, de amabilidad, en el momento actual. A menos que esa persona no haya despertado aún para la conciencia de que está sembrando su destino todos los días, y también cosechando, porque la cizaña y el mal humor únicamente impulsan la aparición de energías negativas, pobreza, desafecto y enojo en el mundo a su alrededor. Así, no decir a los demás aquello que se piensa o siente, no impedirá que se reciba la vuelta de la energía sembrada.

La amabilidad engendra amabilidad, el afecto engendra afecto, pero tienen que venir del corazón. De nada sirve odiar y hablar suave. La suavidad viene de un alma pura, de un sentimiento puro. Ahora bien, si estás enojado, si te han disgustado, si no te ha gustado la actitud de alguien, puede que no sea adecuado contestar en el momento. Puede que entonces no quepa una reprimenda o una argumentación, pero tampoco cabe dentro de tu pecho arrastrar un enojo durante toda la vida… Tu corazón no soportará una vida entera este disgusto que en un momento u otro se convertirá en una enfermedad. Y para evitar estas situaciones, por favor, amigo lector, cuídate. Acude a una terapia, pues desahogar y descubrir fuerzas en ti mismo para lidiar con el dolor te ayudará a crecer y fijar tus límites.
Los límites también aportan felicidad.

Cuando advertimos que nos han faltado al respeto, por mucho amor que haya en la relación nos sentimos afectados. Y no decir lo que pensamos no impide que el otro lo note y reaccione a las emanaciones de enojo o de tristeza que vienen de tu interior. No obstante, el círculo negativo puede terminar cuando aclaramos los sentimientos.

Pero recuerda siempre emplear el filtro del amor y de la inmersión interior; intenta asimismo no confundirte, porque cuando estamos tristes podemos interpretar muy mal aquello que recibimos. Así, una vez más realzo la importancia del auto-conocimiento, de la meditación y de la terapia. Pues si tú te amas más, si te respetas más, no necesitarás silencios artificiales. La palabra fluirá normalmente, y tendrás la suficiente sabiduría como para amar al otro y respetar sus momentos, e igualmente para amarte y saber el momento de hablar y el de callar.

¡Mucha luz a todos!


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa