auravide auravide

Autoestima y Perfeccionismo


por Andre Lima - andre@eftbr.com.br

Traducción de Teresa - teresa_0001@hotmail.com

El perfeccionismo consiste en tener un patrón de exigencia con uno mismo (y a veces también con los demás) demasiado alto, difícil de satisfacer y de mantener, ya sea en el trabajo, en las relaciones o en cualquier otro aspecto de la vida. Esto puede provocar varias consecuencias negativas: ansiedad, inseguridad, miedo a nunca ser suficientemente bueno, miedo a perder las pautas, problemas de relación con amigos, empleados o compañeros de trabajo, enojo contra uno mismo y frustración por no ser capaz de hacerlo tan bien como se quisiera…

Muy frecuentemente un perfeccionista deja de hacer muchas cosas por tener el sentimiento de que no lo va a hacer suficientemente bien. Quiere hacerlo tan perfectamente que acaba aplazándolo para mejor ocasión y termina por no hacerlo. Solo con pensarlo, le parece que va a dar tanto trabajo que ya abandona antes de comenzar.

Es una cuestión ligada también a la inseguridad y a la autoestima. Lo digo por experiencia propia. Hace unos años, cuando entré en el Orkut, yo formaba parte de algunas comunidades y sentía deseos de hacer preguntas y de dar mi opinión en varios temas. Quería escribir con tanta perfección que terminaba no escribiendo nada. Lo escribía, lo reescribía, y lo escribía nuevamente. Procuraba no dejar ninguna brecha, ningún error… Era totalmente desgastante y la mayor parte de las veces me hacía desistir. Aun así, cuando conseguía escribir, me quedaba súper preocupado por si había transmitido bien la idea, por si sería criticado, o si se había colado algún error sin darme cuenta.

Fui curándome poco a poco… Hoy sé que puede haber algunos errores de ortografía y de gramática en mis artículos. Soy consciente asimismo de que un tema puede no haber quedado tan bien explicado como a mí me gustaría. Pero eso hoy ya no me impide escribir. Cuando releo los artículos, a veces veo fallos que considero muy elementales… aun así, escribo mis textos y los envío con tranquilidad.

Mirando hacia atrás, percibo que he dejado de hacer innumerables cosas, a causa de un perfeccionismo exagerado.

El perfeccionista tiende asimismo a los problemas de relación. En casa, nunca nadie hace nada conforme a sus pautas. En el trabajo tampoco. Critica a las personas en casa y en el trabajo y raramente o nunca elogia. Se estresa cuando encuentra defectos, pero no se alegra ni da atención o importancia a lo que se ha hecho bien. Todo el mundo es incompetente, nadie tiene tanta capacidad como él. A menudo termina haciéndose cargo de más tareas, para que todo salga a su manera. Así, se convierte en una persona sobrecargada, con una vida poco cómoda, pesada, difícil de lidiar, y los demás se sienten a disgusto al prestarle algún favor o servicio. A veces se comporta como un sabelotodo o un mandón. Riñe o manifiesta su insatisfacción a los que contrata para que le hagan algún trabajo (albañiles, carpinteros, fontaneros, jornaleros, etc.).

Es interesante. La persona llega al consultorio quejándose de que anda siempre llena de cosas que hacer, que trabaja demasiado, que todo recae sobre sus espaldas. Cuando vamos a investigar… es el propio perfeccionista. Las cosas no se caen de su regazo, él mismo busca sarna para rascarse.

Afirman que nada funciona sin ellos, que tienen que hacerse cargo de muchas cosas, si no… En esas, yo pregunto: Si no ¿qué? ¿Cierra la empresa? ¿La empresa va a la quiebra? ¿La gente no sobrevive? ¿Nada funciona? Y cuando esa persona se muere o se marcha de la empresa ¿adivinas qué pasa? Todo sigue funcionando, la empresa continúa abierta y todos siguen vivos. Proceder de esa manera es subestimar demasiado a las otras personas y a la capacidad de éstas de superar, a su modo, los problemas del día a día.

Es importante también, decir que otras veces la sobrecarga viene de cierta dificultad para decir no, ligada al temor al rechazo, al deseo de agradar, todo ello relacionado con la autoestima. Pero eso es tema para otro texto. Este tiene que quedar perfecto y no puede salirse de la propuesta inicial.

El perfeccionista a menudo dará la disculpa de que en realidad solamente le gusta hacer las cosas bien hechas, ya que es una persona exigente. Hacer las cosas con dedicación, de la mejor manera posible y ser exigente es sano. Pero ¿dónde está el límite entre lo sano y lo perfeccionista enfermizo? Hay varios signos que permiten delimitarlo, algunos ya los he citado anteriormente: Nunca estar satisfecho de lo realizado, demorarse demasiado en la ejecución de algo o aplazarlo y no hacerlo nunca, estar siempre insatisfecho y frustrado con las tareas realizadas por otros, empezar a considerar a todo el mundo incompetente (causando fricciones constantes), nunca confiar en nadie, quejarse demasiado, nunca elogiar, diferir eternamente planes y proyectos.

Según he mencionado anteriormente, ese nivel de exigencia excesiva es normalmente consecuencia de sentimientos de inseguridad. Investigando la vida del perfeccionista, es frecuente encontrar un padre o madre perfeccionistas. Nunca se sintió alcanzando las expectativas de los padres, ya que éstos siempre le exigían más y más, y nunca demostraron estar satisfechos. Queda un vacío que proviene de la niñez, la falta de reconocimiento. Siendo así, se repite esa pauta de conducta, se inculca a los hijos, que la vuelven a inculcar a sus hijos, hasta que alguien toma conciencia y cambia la pauta.

Tratando las inseguridades es posible modificar el comportamiento y convertirse en una persona más flexible, menos exigente consigo mismo y con los demás, capaz de delegar y de relacionarse bien, menos susceptible ante el juicio de terceros.

Revolver en los sentimientos guardados del pasado es a menudo fundamental para obtener un resultado más rápido. En mi trabajo, empleo la EFT para tratar esas cuestiones del pasado y del presente.

Bueno, tras leer, releer y corregir este texto 42 veces, me parece que está listo para ser enviado. Espero que el mensaje haya sido transmitido perfectamente.

André Lima - EFT Practitioner. *EFT - Emotional Freedom Techniques
es la acupuntura emocional sin agujas. Enseña a desbloquear la energía estancada en los meridianos, de forma fácil, rápida y extremamente eficaz, proporcionando la cura para cuestiones físicas y emocionales. Tú mismo puedes auto aplicar el método. Para recibir un manual gratuito de esa técnica y comenzar ya a beneficiarte, haz clic aquí.


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa