auravide auravide

Bienvenidos a la Era de la Lucidez


Traducción de Teresa - teresa_0001@hotmail.com

Sería tranquilo vivenciar con consciencia la jornada de tu existencia como una más de los innumerables emprendimientos que solemos hacer en busca del conocimiento.

Ocurre que, en un susto, el participante efectivamente implicado en su proceso de ampliación de la consciencia, acostumbrado a acumular bloques conceptuales que poco o casi nada han contribuido para un cambio efectivo en su estado consciencial, percibe que ahora tiene la posibilidad de trascender de la condición de eterno Buscador hasta el lugar efectivo del Encontrador.
En este contexto, no es de extrañar que situaciones como falta de sentido para la vida, percepción de futilidad, crisis de identidad, sensación de irrealidad y depresión, puedan llegar a acometer a todo aquel que entra en contacto con la realidad cuántica.

Sea cual fuere la temporalidad de estos cuestionamientos, si nuevos o antiguos, es importante notar que un estudio o terapia con patrones de funcionamiento tan innovadores puede proporcionar la apertura de todas estas cuestiones y de otras tantas.
Son sensaciones que, de repente, pueden emerger de modo aparentemente desenfrenado, como si fuesen las erupciones de larvas de un gran volcán hace tiempo adormecido.

Este delicado momento, más comúnmente conocido como Inversión Existencial, concierne tanto a las cuestiones mencionadas, como también a la posibilidad de una profunda transformación de viejos conceptos y creencias que servían como lastre de una existencia más significativa.

Aún dentro de este enfoque, podemos percibir este tipo de “crisis”, cuando tomamos conciencia de que no existíamos de hecho en nosotros mismos. En este momento entramos, quién sabe si por vez primera, en contacto con nuestra propia soledad. Esa sensación puede ocurrir cuando el individuo deja de “colgarse” o de hacer de “percha” para otros.
Todo el proceso conduce a la percepción de que es la propia persona – y nadie más – la generadora de su propia existencia y que es, por lo tanto, totalmente responsable por la misma.
Los gurúes externos gradualmente van perdiendo sentido…

Es muy complicado, en principio, concebir que se estaba anclado en un esquema de sustentación puramente ilusorio, en el cual las creencias hacían el ser, pero no permitían que este mismo ser fuese. Se percibe el antes como una falsa seguridad basada en la comodidad, un tiempo parado, en un lugar donde todo se recrea sin la osadía de la vida creativa que envuelve lo nuevo. La crisis existencial de este momento es la percepción de la posible transición de un lugar de inacción a la posibilidad de acción efectiva.
Cuando comenzamos a tener matices de conciencia de este lugar, nos percibimos en un estado altamente conflictivo, interrogativo e inestable.

Muchas veces, en esta ocasión es cuando suelen tener lugar sublevaciones; es cuando tomamos conciencia del tipo de postura que veníamos manteniendo frente a la vida hasta entonces.
No es fácil admitir que todo cuanto considerábamos poseer, saber, o ser, puede estar fallido; es bastante difícil ver que las bases que nos sostenían, pueden estar hechas de mera ilusión.
Desear volver a no saber de lo que ya se sabe, o retroceder en un camino que ya ha sido elegido es también una de las posibilidades de este momento de crisis, pero ocurre la percepción de que esto sería también una ilusión.

Nótese que a medida que se adquiere un grado mayor de lucidez, surgen dos situaciones que exigen actos de coraje:
I - Opción de perpetuarse en el antiguo lugar conocido con el nuevo patrón de consciencia adquirido.
II - Avanzar hacia lo desconocido, experimentarse. Determinar conocerse de modo diferenciado.

Vislumbres de experiencias y sensaciones de puro placer de existir en sí mismo, de inmediato pueden causar cierto malestar, pues aún no estamos acostumbrados a entrar en conexión con lo que somos y no sabemos cómo denominar estas “nuevas” sensaciones.

Otros aspectos del tipo – si alguna ley aprendida como sagrada estaría siendo infringida – también es posible que sucedan. Basados en creencias, muchos piensan en la posibilidad de recibir algún tipo de castigo o punición divina por avanzar en conocimientos que todavía no han sido escritos y no serán pocas las veces en que las nuevas informaciones adquiridas trascenderán lo concebido en este plano como posible.
Nos ayudamos a liberarnos de existencias auto-limitadoras tan pronto como abrimos espacios para crear nuestras propias realidades de modo más consciente, y entonces tendremos la confirmación de la existencia en sí, en la posibilidad de ver el acto de la creación al mismo tiempo que somos la propia creación.

Si acaso estás lidiando con esas percepciones, nada temas, tranquilízate y ten coraje para proseguir, tan sólo te estás haciendo más lúcido.
En determinados momentos podemos tener la sensación de estar volviéndonos locos. Salir de esta inmensa telaraña y percibir que muchos de los conceptos aprendidos en nuestras vidas pueden ser totalmente infundados nos remite a una postura más observadora. Como ejemplo, podríamos analizar que tras la llamada a la solidaridad evidenciada por los medios de comunicación de este planeta, reside una sociedad gobernada por un individualismo creciente, por una competición feroz y que la mayoría no se da cuenta porque vive en sueño profundo, enmarañados en este “tejido”.

Fruto de un invisible hilo conductor en la búsqueda del desarrollo consciencial, repentinamente, se comprende que no existen reglas a seguir o que se contrapongan, encaminándose a un lugar de madurez donde la persona pasa a concebir que es el señor de sus acciones. En este momento es cuando pasa a tomar decisiones con mayor grado de responsabilidad.

En otra vertiente, aún dentro del tema del desarrollo consciencial, la persona comienza a situarse dentro de un contexto en que nada es estable, se percibe como existencia no lineal y atemporal como una manifestación puramente energética. Finalmente, concibe el modo en cómo existe.
Esa cuestión también es uno de los puntos que pueden ser conflictivos, pues admitir que funcionamos de modo diferente al que hemos aprendido, seguramente nos quita el suelo bajo los pies, ¡literalmente! Pero si todo es energía… ¿De qué suelo estamos hablando?
En la secuencia de esta concepción, avanzando un poco más en la acción consciente dentro de este nuevo nivel de experimentación, se puede encontrar un nuevo mapa existencial, con infinitas posibilidades que existen en situaciones de acción nunca antes experimentadas.

En medio de toda esa revolución, es probable pasar por ocasiones entreveradas de fuertes sensaciones de vacío interno y desamparo. Se puede entrar en contacto con la percepción de la verdadera irrealidad, y advertir cuán frágil es el lugar en que se estaba apoyado.Puede ser que tú, lector, en determinado momento de tu vida te sientas de este modo, pero es importante saber que ese cúmulo de sensaciones forma parte de todo un proceso de ampliación de la consciencia elegido por ti en esta jornada existencial tuya, que es única.

Entendemos cuán complejo es este paso, no es nada fácil hacerlo menos complicado. Por veces sentimos como si tuviésemos un nudo en nuestra cabeza y lo peor es que ni siquiera sabemos al menos por dónde comenzar a desatarlo.
El caso es que no se consigue descifrar lo que nunca ha sido leído anteriormente. Nos toma el susto de ser “obligados” a volver nuestros ojos hacia nosotros mismos y de percibir dónde estábamos anteriormente bien como funcionábamos.
De repente, tenemos la consciencia de que podemos haber pasado por incontables existencias repitiéndonos… En ese momento tiene lugar el descortinar de ese potente sistema de camuflaje en el cual estamos inseridos.

Esta transformación tiene lugar simultáneamente al percibirnos “despegando” de un universo robotizante, en que millones y millones de personas viven también sin ningún cuestionamiento al respecto.


estamos online

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


Leia Também

Bem-vindos à Era da Lucidez




silvia
Silvia Malamud é colaboradora do Site desde 2000. Psicóloga Clínica, Terapias Breves, Terapeuta Certificada em EMDR pelo EMDR Institute/EUA e Terapeuta em Brainspotting – David Grand PhD/EUA.
Terapia de Abordagem direta a memórias do inconsciente.
Tel. (11) 99938.3142 - deixar recado.
Autora dos Livros: Sequestradores de almas - Guia de Sobrevivência e Projeto Secreto Universos

Visite o Site do Autor


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa