auravide auravide

Bipolaridad: laguna y desafíos


por Flávio Bastos

Traducción de Teresa - [email protected] ​​

​“Tú estás vivo, ese es tu espectáculo. Sólo se muestra el que se encuentra, por más que se pierda por el camino”. (Cazuza)​

Aparte del factor genético, por tanto, químico, que envuelve a la bipolaridad y a su portador, tenemos, según la visión holística sobre este trastorno mental, la necesidad de un abordaje psicológico eficaz que trate el cuerpo físico de la persona, su mente consciente, inconsciente y subconsciente, y su espíritu, el cual trae consigo un equipaje de experiencias anteriores a la presente existencia.

En este sentido, los estabilizadores de humor son imprescindibles, pero no la solución definitiva, si observamos el conjunto de acciones necesarias para el tratamiento y seguimiento de la bipolaridad.

En estos años de práctica de la Psicoterapia Interdimensional, he recibido a varias personas con el diagnóstico de trastorno bipolar, que buscan, a través de una visión alternativa de su experiencia, encontrar un vínculo de conexión entre la patología, sus percepciones (algunas supra-sensoriales) y la intensidad de las emociones.

En general son personas que están relativamente equilibradas por la acción química de los estabilizadores de humor. Pese a ello, en el “telón de fondo” de esta situación, se percibe una indisimulada insatisfacción, o sea, de que la “apertura” provocada por la experiencia bipolar, si fuese aprovechada, podría llegar a ser positiva para el auto-conocimiento.

En esta lógica de raciocinio, algunos comentarios de pacientes, registrados a lo largo de los años, sintetizan dos situaciones específicas, pero que se aproximan si tenemos en cuenta las expectativas de personas que buscan una opción alternativa de tratamiento o seguimiento de la bipolaridad, o sea, mientras que algunos individuos no cambiarían por nada la experiencia bipolar, otros perciben una impresionante interconexión en los hechos y acontecimientos de sus vidas.

Por tanto, a pesar de que la bipolaridad está asociada al comportamiento destructivo, según pesquisas, parece existir una “laguna” todavía no identificada por la ciencia respecto de una especie de estado de éxtasis o alteración de conciencia – y que no es atribuible solamente a la alteración de la química cerebral – que expande la percepción y, como resultante, el campo visual de ciertos bipolares, que pasan a vislumbrar lo que la mayoría de las personas no consigue “ver”.

Por este y otros motivos, muchos individuos que traen consigo el “estigma de la bipolaridad” sienten la necesidad de exponer, de relatar sus experiencias a través de un prisma no convencional. Son aquellos que presentan cierta resistencia a los tratamientos tradicionales, aunque reconozcan la eficacia de los estabilizadores de humor. Lo cierto es que buscan algo más en el sentido de aprender a lidiar mejor con sus percepciones diferenciadas e intensificadas emociones, sin la necesidad de negar la naturaleza o la convicción de sus experiencias.

Según recientes estudios, los bipolares presentan las siguientes características: espíritu innovador, creatividad, temperamento emocionalmente intenso, curiosidad y capacidad emprendedora. Como ejemplos de bipolares famosos, tenemos en la literatura: Agatha Christie y Ernest Hemingway. En la música: Elvis Presley, Cazuza y Jimi Hendrix. En la música erudita: Tchaikovsky y Mozart. En el cine: Rob Williams y Elizabeth Taylor. En las artes plásticas: Vincent Van Gogh y Paul Gauguin. En la filosofía: Platón. En la ciencia: Isaac Newton. En la política: Abraham Lincoln, Ulisses Guimarães y Winston Churchill. Fue de la actriz de cine Marilyn Monroe una frase que expresa el comportamiento bipolar en las relaciones humanas: “Soy egoísta, impaciente y algo insegura. Cometo errores, soy un poco fuera de control y, a veces, difícil de lidiar. Pero si tú no sabes lidiar con mi parte peor, entonces tú no mereces lo que tengo de mejor”.

En la estela del Holismo, observado aquí como imprescindible en el tratamiento integral del individuo portador de trastorno bipolar, tenemos, además de las psicoterapias de planteamiento interdimensional, la terapia reikiana y la terapia floral. Como opción, tenemos también la terapéutica espírita para casos que envuelven procesos obsesivos espirituales.

La suma de opciones de tratamiento y seguimiento de la persona bipolar pasa, en primer plano, por la ciencia que diagnostica, prescribe y controla la alteración de las dosificaciones o la sustitución de medicamentos. A partir de esa fase inicial, hay una laguna (ya referida) que puede ser rellenada por un seguimiento psicológico o psicoterapéutico que incluya en su método una técnica de regresión de memoria, asociada al reiki y al tratamiento floral que trabajan a medio/largo plazo con las energías sutiles de la persona.

El conjunto de este tratamiento implicará en una mejor calidad de vida, aparte de estimular positivamente el proceso de autoconocimiento, la creatividad y la capacidad de emprender, cualidades inherentes a muchos individuos, pues la bipolaridad no incapacita para la vida, siempre que el potencial de su portador sea canalizado hacia la creación, la producción, la satisfacción y la realización personal y profesional.


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa