auravide auravide

Calcetar para sentirnos vivos


Traducción de Teresa - [email protected]

Cuando ponemos el foco de la atención sobre una experiencia tan simple como la de hacer calceta o ganchillo, ayudamos a la mente a desistir de perseguir los estímulos que hay a nuestro alrededor. Gradualmente, el ritmo de nuestros pensamientos disminuye. Algo diferente empieza a ocurrir: ¡conseguimos sentir lo que pensamos! Todo nuestro ser se enriquece con esto. Por no hablar de nuestras relaciones, que recuperan el afecto amortiguado por el mundo de las ideas que impone reglas y modelos de lo que es acertado o equivocado sentir.

La calma generada por la concentración desencadena la posibilidad de sentir apertura, curiosidad e implicación hacia aquello que estamos haciendo.

Recuerdo un consejo que recibí cierta vez de mi profesora de piano, cuando tuve que tocar una pieza muy acelerada el día del examen. Ya era difícil tocarla sin error, imagínese delante de una banca examinadora compuesta por profesores alemanes. Tenía 20 años y estaba estudiando musicoterapia en Salzburgo. Al verme angustiada e insegura, ella me propuso que yo la tocase muy lentamente, en el tiempo más lento que yo pudiese acompañar del metrónomo musical. La instrucción era que yo solamente la tocase en el tiempo correcto en el momento del examen. ¡Funcionó!

El hecho de actuar despacio nos permite ser menos reactivos. Tenemos tiempo para sentir tanto las experiencias más difíciles como las buenas. Y en los momentos neutros, la mente aprovecha para descansar de la actividad sensorial en la cual estamos inmersos.

Tal como propone la meditación mindfulness: cuando permitimos que nuestra experiencia sea exactamente como es, en la medida en que ocurre, aceptamos lo que surja porque estamos abiertos para acoger nuestras emociones y pensamientos. Tenemos tiempo para ellos. Tiempo para estar con ellos y absorberlos. Para hacer las paces con lo que quiera que surja porque no estamos contra nosotros mismos. Nos cansamos de la autocrítica excesiva, de la desconfianza continua y de la indisposición interna. Nota tras nota, punto tras punto. Sin prisa porque no estamos exigiéndonos llegar pronto. Los sonidos, los colores y la textura de la lana crean una nueva composición. Lo bello surge como un fuerte atractivo para envolvernos más y más con lo que estamos haciendo. Cuando producimos algo con nuestras manos, que consideramos bello, despertamos una sensación natural de alegría y satisfacción: estamos totalmente de acuerdo con nosotros mismos.

¡Calcetar es bueno cuando estamos solos, pero también muy gratificante cuando estamos con otras personas y todavía mejor cuando ellas también están calcetando! ¿Calcetamos juntos?


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


bel
Bel Cesar é psicóloga, pratica a psicoterapia sob a perspectiva do Budismo Tibetano desde 1990. Dedica-se ao tratamento do estresse traumático com os métodos de S.E.® - Somatic Experiencing (Experiência Somática) e de EMDR (Dessensibilização e Reprocessamento através de Movimentos Oculares). Desde 1991, dedica-se ao acompanhamento daqueles que enfrentam a morte. É também autora dos livros `Viagem Interior ao Tibete´ e `Morrer não se improvisa´, `O livro das Emoções´, `Mania de Sofrer´, `O sutil desequilíbrio do estresse´ em parceria com o psiquiatra Dr. Sergio Klepacz e `O Grande Amor - um objetivo de vida´ em parceria com Lama Michel Rinpoche. Todos editados pela Editora Gaia.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa