auravide auravide

Carta a los que nunca amaron (o mejor, que aún no amaron...)



De la serie Cartas que Curan
Autor Ricardo Keller - ricardo.keller@yahoo.com.br

Traducción de Teresa
teresa_0001@hotmail.com

Sólo deja que el amor respire un poco más… aunque no sea más que un breve y último suspiro… aún es amor. ¡Es sólo amor!
El amor viene bajo todas las formas pero tú no lo ves, no lo percibes, no lo sientes. Pero aún lo quieres ¡lo deseas!
Quizá porque lo idealices o porque intentas definirlo, entonces lo pierdes en una ilusión creada por ti misma, limitada o sugestionada por la sociedad, que a menudo se hace ignorante, otras manipuladora y distorsionada. ¿Por qué definir algo que es ilimitado?
Quizá tú no ames porque nunca tuviste una referencia paterna o materna del amor y te has visto en soledad buscando defenderte de ese vacío, encontrarte… buscando encontrarlo fuera de ti, en frases imperfectas, miradas distantes, palabras rimadas y romanceadas, en definiciones, envasadas, limitadas y maquilladas.

Quizá nunca has tenido el amor a tu lado en una versión modesta, real y verdadera, como pareja, hermano o hermana, primos… o incluso alguna persona desconocida. Simples versiones, simplemente existen.
Aunque siempre lo has buscado… y entonces lo proyectaste desde una perspectiva dudosa, ingenua e infantilmente distorsionada, coja, imperfecta y tan deseada… de cualquier forma había una chispa de curiosidad, una voluntad o intención, que a veces se volvía bajo sombras enfermas, perversas o simplemente vacías. Imágenes reflejadas en el espejo o en las paredes de un calabozo… o en un salto al abismo.
¿Nunca te han hablado del efecto espejo? ¿O de la luz del mundo de afuera que arroja sus propias sombras? ¿O del miedo a lo desconocido… que existe dentro de cada uno de nosotros? En ese mundo dual la luz hace sombras para que podamos conocernos y sentirnos por entero. Desear y querer es tan dual y paradójico como lo son luz y sombra, pues cuando deseamos y queremos es porque no tenemos dentro de nosotros y si no tenemos dentro de nosotros es porque aún no somos. No es el tener, sino antes bien el Ser. ¡Sé amor!

El tiempo muchas veces endurece el alma y el corazón, desgasta las manos por la búsqueda a tientas, o envejece la voz de tanto balbucear que se existe… el vacío permanece… el dolor persiste… tú te armas, te proteges, y construyes un gran muro a tu alrededor con las piedras que has encontrado en el camino. De las que sobraron de aquellas que tiraste de vuelta. Quizá ese muro y la sombra en que tú ahora vives aún pueda mostrarte un poco de amor y dónde éste pueda estar. Ya no eres capaz de ver el mundo de afuera desde dentro de tu redoma, de tu propia muralla. Ahora tienes que mirarte a ti mismo, a ti misma. Te has hecho fuerte, has aprendido a defenderte de aquellas sombras, de aquellas voces y suspiros. De sus gritos. De ti mismo, de ti misma. No hay cómo esconderse de las sombras en la propia sombra.
Fuera de nuestras murallas el amor es sencillo, somos nosotros quienes lo complicamos. El amor allá afuera sólo existirá para ti si lo observas sin juzgar… sin esperar algo a cambio… sólo observar… para entonces notar que antes es preciso sentir el amor dentro de sí, para que el mismo haga resonancia y sea percibido en todas sus formas. Inclusive en ti.

¿Algún día aprenderemos a amar? Si al menos aprendemos a percibirlo, aceptarlo, sentirlo.. a permitirle entrar y existir por sí sólo, sin definirlo, sin limitarlo, sin juzgarlo... ¡Únicamente ser! Al sentir el amor dentro de ti, tú lo percibirás y pasarás a ser el amor en todo lo que hay… es verlo en todos y en todo, bajo todas las formas, aunque sea alguien sentado a tu lado queriendo compartir y celebrar con gratitud, de la forma más simple, pacata o ingenua, un día más de vida, de victoria, de conquista, tras días turbulentos de oscuridad, de dudas e incertidumbres… y a tu lado. Con o sin un buen vino. Con o sin beso. Con o sin palabras. Sólo era mirarse el uno al otro, estaba allí… en la mirada.

Que te quedes con el dulce sabor del vino en tu boca, en tu alma, en tu mirada… hasta cualquier momento o en un próximo encuentro, en una mirada, en cualquier vida, en cualquier lugar.
Quizá los muros se han caído y haya más puentes que muros en esa nuestra andadura… sólo es mirar.
La mayor negociación de todas es con la vida… todos los instantes, en todos los momentos y sentidos.
Como cada uno de nosotros. ¿Recuerdas las piedras? ¿Por qué no derribar los muros y construir un puente? Invítame a un paseo. Con cada piedra o ladrillo, cada sonrisa, cada mirada, cada cariño dado y recibido, cada poema o canción, cada libro leído u olvidado, con cada sentir, ya no tendrás que temer a la duda, a las sombras, a los vacíos… si permites al amor en ti existir… todo lo demás será amor en todas las formas, aunque en el estado de nunca haber amado o de aún no haberte amado, pues el amor te espera al otro lado del puente.
Negocia con amor y no el amor, aunque nunca hayas amado, o mejor, aunque no hayas amado aún o no te hayas amado, porque el amor existe y trasciende en todas las formas, inclusive en ti y por ti. También en una mirada de hasta pronto o adiós. Si hay amor hay vida… en cualquier lugar o ser… y ¿por qué o para qué hemos venido? ¿Para construir muros, murallas, redomas? ¿O para construir puentes y trascender en cada y en toda forma de amor?
Para ti yo dejo mi amor, aunque de su forma, en cada forma suya, aunque sea sólo amor.

Ricardo Keller
Consultor, Facilitador,
Coach & Terapeuta Holístico

ARQUITETURA do SER
Desenvolvimento Humano & Organizacional
Cel +55 11 9-4229-8181 / Skype: ricardo.kellersc
ricardo.keller.sc@gmail.com
br.linkedin.com/in/ricardokeller/
link



estamos online

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1




clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa