auravide auravide

¿Cómo proceder ante la muerte? ¿Qué es mejor para el espíritu que se fue?


por Cristina Longhi - [email protected]

Traducción de Teresa - [email protected]

Perder a alguien es algo muy difícil de trabajar, y muchas personas no saben cómo deben proceder en esta circunstancia; siendo así, hoy he venido a escribir un poco sobre todo eso. Muchos me escriben preguntando qué hacer con la añoranza, qué hacer ante la muerte.
Cada persona es única y cada ser querido que fallece se va también en circunstancias únicas, por eso no trato aquí de dar una respuesta única, sino de escribir un poquito sobre lo que sucede más frecuentemente, y qué podemos hacer para ayudar ante las posibilidades. Entonces recuerda, que la regla que expongo a continuación no es general.

Algunas claves:

La muerte de una persona mayor, un abuelo, por ejemplo:

¡El espíritu que muere por vejez ha cumplido su misión! Intenta no sentir pesar ni pena. Cuando pienses en aquella persona siente gratitud y orgullo. El espíritu de esa persona entonces sentirá paz.
Cuando se comprende que la persona ha cumplido su misión, se entiende que ya no tenía nada más que cumplir aquí. Cuando pienses en ella, desea que siga su camino en paz. El sentimiento debe ser el mismo de quien acaba de entrar en la facultad, como dándole la enhorabuena, ¡con orgullo de la misión cumplida! Entonces, ¡celebra su tránsito! Es egoísmo desear que alguien se quede aquí tan sólo para hacernos compañía, esa persona necesita seguir su camino.

Al hablar de la muerte con niños:

Lo que les suelo indicar es que “él ha dejado el cuerpo”. Es una expresión que muestra que la persona ha dejado el cuerpo físico pero siempre continuará existiendo. El alma es eterna. Puedes explicar a los niños que la persona que ha muerto no dejará de pensar en ellos, si bien desde ahora estará más lejos. Por ejemplo, puedes enseñar a un niño pequeño que puede conectarse con el ser querido siempre que mire las nubes, dé un paseo por el parque, o cierre los ojos respirando hondo. Todo depende de la edad del niño.

Reclamaciones, lamentos y lloriqueos que hay que evitar:

La persona que se va pasará por diversas fases hasta llegar a la comprensión de lo sucedido. Este proceso es diferente para cada uno y depende de varias circunstancias. El tiempo de quien se fue pasa a contarse de forma diferente, entonces un año allá no representa un año aquí.
Por lo regular, cuando una persona muere es recibida en el otro lado por seres queridos. Después el espíritu pasa un tiempo de sopor, necesario para que se desligue de las situaciones en la Tierra. Cuando alguien llora lamentándose, o con reclamaciones para el que se fue, a menudo el espíritu es capaz de sentir esos lamentos y se aflige porque no sabe cómo ayudar. Por tanto, lo ideal es siempre pensar en los que se fueron con cariño y con sentimientos de paz. Claro que en circunstancias de muertes violentas, repentinas, etc., todo esto se hace más difícil. Pero hay que procurar pasar el duelo, que es importante, sin llamar al ser querido, sin hacerle reclamaciones.

El contacto con los que se fueron:

Como he dicho anteriormente, el tiempo allá es distinto del nuestro aquí. Por tanto, precisar cuándo un espíritu estará preparado para el contacto es difícil. Lo que ocurre es que muchas veces llegan mensajes de otros seres que están con el que se fue, o del propio mentor de la persona, que es lo que veo suceder más veces. Estos mensajes a menudo explican cosas, otras veces traen la confirmación de un sentimiento, o revelan algo que la persona que ha quedado aquí necesita saber para continuar. Pero no debes intentar hacerlo tú solo en casa, pues podrías hacer daño al ser querido que se fue, y también confundir a éste con algún otro espíritu que se entrometiese en la “línea”. Pero el contacto sí es posible. Como he dicho, el espíritu es eterno.

Y para finalizar, he preparado una oración para decirla cuando pienses en el ser que se fue:

Querido (a) “Juan”, “María” (di el nombre del ser),
Siento añoranza, pero comprendo que tenía que ser así.
Quiero que estés en paz, porque estamos en paz.
Muchas gracias por todo lo que me enseñaste, por todo lo que hiciste por mí (por nosotros).
Sé que ayudaste a que hoy yo sea la persona que soy.
Quiero que sigas tu camino en paz, muchas gracias por todo.
Yo seguiré mi camino aquí.


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa