auravide auravide

¿Cómo reaccionas ante la incertidumbre y el miedo?


Traducción de Teresa - teresa_0001@hotmail.com

El hombre, y solo él, siente la necesidad de conocer su futuro. El animal, gobernado por los instintos, no lo necesita. Pero ¿por qué lo hacemos? Porque nos sentimos inseguros, pues tenemos miedo a morir. Pese a saber que es inevitable, tememos a la muerte. Por eso queremos aprovechar la vida al máximo, manteniendo nuestro futuro bajo control. Hacemos una libreta de ahorro o un seguro porque tenemos miedo al futuro, por no hablar del miedo a la pobreza, a la soledad, al abandono, en fin, tenemos miedo un poco a todo ¿no es cierto?
En realidad, no hemos nacido con la noción del miedo, pese a que lloramos al salir del vientre acogedor de nuestra madre. ¡La medicina dice que es el dolor del aire entrando y expandiendo nuestros pulmones lo que nos hace llorar! Aunque los psicólogos afirman, que ya en el momento del corte del cordón experimentamos la noción del abandono y, consiguientemente, creamos en nosotros el miedo a morir. A medida que crecemos, percibimos que no siempre podemos contar con la protección de nuestros padres, ya que nos damos cuenta de que ellos no podrán estar siempre presentes en nuestra vida. Por cierto, ellos mismos nos enseñan desde pequeñitos a huir de los peligros, o sea, ellos nos enseñan a tener miedo.

Es bien cierto que no todo el mundo asimila la noción del miedo de la misma forma. Dependiendo de su temperamento, cada uno de nosotros reaccionará diferentemente en cada ocasión. Ya he escrito otros artículos sobre los Cuatro Temperamentos básicos (véanse en la sección de Astromedicina de mi Web personal), pero voy a recordar las nociones elementales para que se pueda comprender mejor mi razonamiento. La Astrología dividió el zodíaco en doce signos, de los cuales tres pertenecen a un mismo elemento. Entonces, tenemos tres signos de Fuego: Aries, Leo y Sagitario; tres signos de Tierra: Tauro, Virgo y Capricornio; tres signos de Aire: Géminis, Libra y Acuario; y tres signos de Agua: Cáncer, Escorpio y Piscis. Cada uno de ellos también tiene una cualidad diferente, empezando con lo Cardinal, lo Fijo y lo Mutable.

Básicamente serán los elementos los que den el tono a nuestras características personales. La astrología ha convenido en enseñar que los signos de Fuego tienen una energía irradiante, excitable y entusiástica. Por eso los que tienen signos de Fuego predominando en el mapa son por lo regular más temerarios, se arriesgan más y tienen una experiencia de vida más centrada en su identidad personal (yo soy) y por eso reaccionan positivamente frente al miedo, luchando para alejarlo de sí, para derrotarlo. Ellos dependen principalmente del Sol y de Marte y también de Júpiter, y se posicionan de forma activa frente a los obstáculos. Su temperamento es denominado Bilioso, y por ello la bilis está considerada como su punto flaco en el organismo, siendo el órgano donde almacenan la ira cuando se sienten contrariados.

Los de signos de Tierra son de temperamento Nervioso, por disposición de Mercurio y Saturno y también de Urano. Estos individuos están conectados íntimamente con el elemento físico de nuestro planeta y con su realidad. Los signos de Tierra necesitan de la seguridad y del “aquí y ahora”, y confían principalmente en su razonamiento, más que en sensaciones o teorías abstractas. Quienes pertenecen al elemento Tierra, por lo regular, son disciplinados y dignos de confianza, pero necesitan sentir firmeza y, por tanto, sufren mucho con la incertidumbre, reaccionando con crisis de ansiedad y de nerviosismo. Aquellos en cuyo mapa predomina el elemento Tierra tienden a ser cautelosos y convencionales, difícilmente aceptan nuevos retos que no hayan asimilado y analizado con anterioridad, por ello reaccionan con resistencia frente a algo que aún no han aprendido a conocer. Ese elemento predispone a enfermedades de origen nervioso.

Los de signos de Aire tienen la energía vital relacionada con la respiración, con el “prana”. ¡Aun siendo invisible, éste es indispensable para la vida! Los dominios del Aire son los del intelecto, el mundo de las ideas arquetípicas que se encuentran más allá del velo físico, por ello estos signos tienen una increíble capacidad para crear y hacer proyectos, aunque no sean capaces de llevarlos a la práctica. Podemos decir que en este grupo hallaremos a los inventores, que por medio de sus creaciones modifican las sociedades y también la humanidad. El temperamento de los signos de Aire se considera Sanguíneo y tales sujetos tienen tendencia a la apoplejía y a alteraciones de la presión sanguínea, siendo por lo regular muy activos. Mercurio, pero también Júpiter, les confieren aptitudes para las actividades intelectuales y científicas, pero también para la acción. Esas personas podrán reaccionar positivamente frente al miedo, encontrando soluciones creativas para enfrentarlo, ¡pero no siempre esas soluciones serán capaces de devolverles la tranquilidad mental!

Los que pertenecen al elemento Agua son sensibles al medioambiente en que viven, y perciben, más que los otros signos, todas las sutilezas y matices que las emociones son capaces de expresar. El elemento Agua representa el reino de las emociones profundas y de las reacciones sentimentales. Por eso los nativos de los signos de Agua están muy sujetos a disgustos y perturbaciones de orden emocional. Por lo regular, reaccionan muy mal frente al miedo y a la ansiedad, pudiendo sufrir inestabilidad a causa de cavilaciones y conjeturas, a menudo engañosas. El predominio de este elemento confiere el Temperamento Linfático, a que predisponen principalmente la Luna, Venus y Neptuno. Los que pertenecen a este elemento tendrán tendencia a la hidropesía (retención de líquido), a la falta de glóbulos rojos en la sangre, y padecerán perturbaciones emocionales intensas que alterarán su sueño. Pero no se crea que el Agua es un elemento débil: ¡ella carga con la Tierra, apaga el Fuego, contorna el obstáculo e incluso sabe horadar las piedras!

Recuerdo a mis lectores que no solo el signo astrológico del Sol determina el elemento predominante en su mapa, sino la suma de varios factores, como el Signo Lunar, el Medio del Cielo, el Signo Ascendente, o un stellium de planetas en un determinado signo.
La astrología es una ciencia muy compleja, pero abarca como ninguna, ¡y puede ayudarte en el camino del auto-conocimiento proporcionándote las herramientas necesarias para encaminar tus actos y superar los momentos de crisis! Y tú, estimado lector ¿cómo reaccionas frente a la incertidumbre? ¿Cómo te enfrentas al miedo?

Lee más artículos en mi Web personal link y contacta conmigo para compartir tus experiencias y también para marcar tu consulta que puede ser presencial, grabada y enviada por correo electrónico o bien vía Internet por Skype.Observación: ¡Daré comienzo a un Curso de Tarot muy pronto en São Paulo! Los interesados pueden contactar conmigo vía correo del sitio web info@astrosirius.com.br

¡Deseo a todos una semana de Luz, Armonía y Amor, libre de temores y miedos!

São Paulo, 29 de agosto de 2012


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


graz
Graziella Marraccini é astróloga, taróloga, cabalista e estudiosa de ciências ocultas e dirige a Sirius Astrology. Conheça meus serviços on-line
5 perguntas Frequentes, visite Canal do youtube e Facebook
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa