auravide auravide

Compasión


Autora Vera Melo
vluciamelo02@gmail.com

Traducción de Teresa
teresa_0001@hotmail.com

LA UNIVERSALIDAD DE LA COMPASIÓN
Podemos cuestionar si la compasión es universal.
Yo creo que todos los seres humanos tenemos el mismo potencial compasivo.
Así, la semilla de la compasión está ya en la base del ser humano.
Es de la naturaleza humana ser compasivo.

La importancia de la Empatía.
Toda compasión se inicia con el desarrollo de la capacidad de ponernos en el lugar del otro, o sea, con el desarrollo de la empatía.
A partir de ese punto florece la comprensión, cesando los juzgamientos y críticas, y sólo de ahí podrá venir una acción compasiva, consciente y oportuna para ayudar de veras en lo que fuese necesario.
Nos hacemos humanos a través de la compasión que nos lleva a aprender alguna cosa con los errores, a contraponernos a la culpa, al castigo a la autocondenación.
Ella es lo que hace posible que cada uno abrace su fragilidad.
La fragilidad está siempre presente: mirarla de frente, acogerla, aceptarla, es el único camino que nos lleva a ser más humanos.

“Tornarse humano” nada más es que un gesto de aceptación de sí (decisión de ser un ser finito).
“Tornarse humano” es un proceso de reconciliación con aquello que somos.
“Tornarse humano” es simplemente ponernos de nuestro lado, no importando los fracasos.
¿En qué consiste esencialmente el ejercicio de la “aceptación de sí”?
La esencia de la aceptación de sí es la compasión.
Experimentar la compasión es un modo de conocerse que abraza toda la existencia.
El centro del hombre es el corazón; el centro del corazón es la misericordia.
La compasión permite ver el error de otra manera. Comprende sin hacer daño.
No lo altera, no lo desvirtúa. No lo disipa, pero tampoco permite que el error sea la cosa más importante.
La compasión pasa por encima del esquema mental centrado en el juicio, en la condenación y en la culpa, porque intuye que lo esencial es aceptarnos a nosotros mismos, en vez de odiarnos.
La compasión produce un conocimiento que, no ignorando los propios límites, abre el camino al descubrimiento de todo cuanto constituye la realidad que somos.
La compasión es receptiva; descubre lo que se esconde por detrás del rechazo a nosotros mismos: un ser que sueña con ser la persona que no es.
La compasión toma conciencia de la realidad que existe por detrás del error y ama esa realidad, aunque vengan a derrumbarse muchas buenas normas, opiniones y consideraciones.
La compasión nos orienta hacia la realidad profunda de nuestra fragilidad; en la compasión nos alcanzamos a nosotros mismos; la compasión nos lleva de vuelta a casa.
La compasión es la entrada del hombre en el mundo de lo humano.
La compasión es el perfume humano que invade la humildad de la vida, su fragilidad y su insoluble vulnerabilidad.
La presencia de la compasión es la señal de que el ser humano ha descubierto su fragilidad, la ha abrazado y se ha orientado a partir de ella.
A través de la compasión él hace operativo su proceso de humanización.

Vera Melo



estamos online

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1




clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa