auravide auravide

CUANDO AYUDAMOS A ALGUIEN PONEMOS EN MOVIMIENTO LA CORRIENTE DE ENERGÍA DEL BIEN



Autor JOÃO LUIZ SPOSITO
jlsposito@hotmail.com

Traducción de Teresa
teresa_0001@hotmail.com

Es importante la reflexión de que algunos, más que otros, son constantemente solicitados para ayudar a nuestro prójimo de alguna manera, pero todos estamos de alguna forma ayudando a alguien.
Es posible que muchas veces no lo percibamos en nuestro día a día, pero aun de forma inconsciente estamos ayudando a alguien, ya sea por medio de nuestro ejemplo, nuestro trabajo, nuestros conocimientos o experiencias de vida, e incluso cuando sólo observamos, porque muchas veces no manifestarse también puede ser una forma de ayudar al prójimo.

Siendo así, es importante también saber que cuando ayudamos a alguien ponemos en movimiento la corriente de energía del bien, que en algún momento de la vida retornará a nosotros como forma de ayuda cuando lo necesitemos, entonces, es uno ayudando al otro siempre.

Es importante resaltar que cuando ayudamos a alguien no es preciso ni debemos dar a conocimiento público estas ayudas.

Recordemos el trecho bíblico en Mateo, 6:2: “Por eso, cuando des limosna, no toques trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados por los hombres. En verdad os digo que ya han recibido su recompensa”.
Es preciso liberar la energía de hacer el bien sin mirar a quien y sin esperar reconocimiento, porque todo cuanto hacemos en esta vida queda inmediatamente registrado, y estas informaciones no se pierden, sino que abastecen el banco de informaciones universales.

En este banco de informaciones están nuestros créditos por los actos benéficos que realizamos, pero también los débitos por los actos de desamor y las maldades que podamos cometer. Todas estas informaciones forman nuestro archivo personal, es lo que somos nosotros, es nuestra verdad cruda y desnuda.
Una verdad con la que habremos de confrontarnos en algún momento de nuestras vidas, sepámoslo o no.

Por tanto si ayudamos siempre, haciendo el bien, tendremos buenos créditos a nuestro favor y si hacemos el mal tendremos débitos a pagar; tanto de un lado como del otro, tendremos una bola de nieve bajando la montaña, que sólo aumentará en tamaño y fuerza.
Por tanto, lo que queremos y creamos para nuestras vidas es de nuestra responsabilidad, tan sólo nuestra.

Enterados como estamos de las causas y efectos de nuestros actos, debemos esforzarnos por estar participando siempre en la corriente del bien, del amor incondicional, del perdón, de la humildad y de la tolerancia.

Sed felices participando y poniendo en movimiento la corriente de energía del bien.

João Luiz Sposito – Brasilia-DF

Mayo 2018



estamos online

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1




clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa