auravide auravide

Cuidado con el mal humor



por Paulo Salvio Antolini

Traducción de Teresa
teresa_0001@hotmail.com

El humor a que me refiero es el que refleja el estado de espíritu de una persona. “Mauro está de buen humor”, significa que está alegre, radiante, receptivo y disponible para compartir cualquier situación o asunto, o casi todos. Pues pueden ocurrir situaciones así: “Fue sólo tocar yo en ese asunto para que él cambiase de humor”. “Ángela hoy está de pésimo humor”, queriendo decir que es mejor no acercarse demasiado, principalmente con cuestiones que requieren disponibilidad para tratarlos.

La importancia de identificar cómo nos encontramos emocionalmente es para poder administrar la manera de lidiar con ello. No sólo ejercemos el autocontrol sobre nuestras manifestaciones con personas o situaciones que necesitamos tratar, como además buscamos identificar lo que está dando origen a estas emociones.

El mal humor se presenta como una nube negra o gris, dependiendo de la intensidad, frente a los ojos de quien así se encuentra. Incluso darle un “buenos días” se vuelve incómodo, pudiendo desencadenar como respuesta, desde un gruñido ininteligible hasta algo mucho más maleducado.

Es natural que alguna que otra vez nos hallemos malhumorados. Sin embargo, hay una gran cantidad de personas que se encuentran así cotidianamente. El mal humor desencadena una onda disonante en el ambiente, envolviendo a todas las personas que se encuentran en él. Tiene efectos desastrosos, pues es contagioso, lo contamina todo y a todos. Todo porque cualquier tema que se estuviese tratando adquiere un envoltorio negativo, y a partir de ahí, siempre que sea abordado traerá a la memoria de los implicados el clima que existió sobre él anteriormente. A todos porque el registro mental que ha quedado es de tensión e incluso estrés.

El marido llegó irritado, aun sin tener causa aparente. Dijo esto a su esposa e hijo: “No sé qué me pasa, pero tengo un humor de perros”. (Sabemos que “humor de perros” se emplea cuando uno no está bien). La esposa descuidadamente hace una observación inadecuada al marido, lo que le lleva a recogerse. “Su hijo entendió que la reacción del padre era por algo con él, lo cual le hizo poner mala cara” cuando se encontraron.

Ejemplo corriente en el día a día familiar ¿no os parece? Dos o más días serán necesarios para que ese estado entre ellos se altere, diluyendo las tensiones y volviendo a ser armónico.

Cuando el padre ya se ha librado del mal humor y llega luciendo una gran sonrisa y comentarios positivos sobre algo, el pensamiento de los demás se asemeja a: “Primero nos agrede y después viene como si nada hubiese pasado”.



estamos online

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1




clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa