Autoconhecimento Autoajuda e Espiritualidade
 
auravide auravide

Curar la herida en primer lugar

Curar la herida en primer lugar
Publicado dia 19/10/2011 14:51:47 em STUM WORLD

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

Traducción de Silvana Partucci - [email protected]

Cuando somos alcanzados por una flecha, no debemos perder tiempo buscando saber quién y por qué nos hirió. Pero si, arrancar la flecha y cuidar cuanto antes de la herida. Este es el modo budista de lidiar con los problemas: focalizarnos en la cura al revés de cultivar la indignación que genera aún más dolor.

En vez de responder a los innumerables porqués, nos focalizamos en lidiar con la situación de modo de asumir el autocontrol delante de nuestros problemas. Al final, cuando no podemos cambiar una situación externa, aún así, podemos transformar nuestro modo de encararla.

Mientas estemos contaminados por el cansancio, por la rabia o por la indignación, nuestras actitudes serán tendencialmente unilaterales o vengativas. Lo que el budismo nos alerta es que la primer cosa a hacer cuando recibimos cualquier tipo de agresión es interiorizarnos para recuperar el espacio interior.

Más que una percepción mental de los hechos, debemos buscar el equilibrio interior para que nuestro pensamiento vuelva a ser claro y amplio.

En la medida en que nos concentramos en curar la herida, al revés de indagar el por qué de haber ocurrido, cultivamos el hábito mental de buscar soluciones prácticas que nos ayudan a deshacernos de los problemas. De este modo, no nos quedamos atrapados al discurso “él no debía haber hecho eso conmigo” que nos lleva apenas a la parálisis y pasamos a movernos en dirección a la solución interior, lo que nos lleva a un sentido profundo de libertad de poder ser quien somos.

El mundo a nuestro alrededor está repleto de informaciones conflictivas y confusas. Nos volvemos rehenes de los otros mientras nos dejamos enganchar por sus conflictos.

Para deshacernos de las confusiones ajenas, precisamos antes que todo recuperar nuestro espacio interior. Esta es la diferencia entre gritarle al otro: “Suéltame” y decir internamente: “Me suelto”.
Así, ganamos autonomía interior, esto es, recuperamos el placer y la habilidad de ejercitar nuestra propia voluntad de calmarnos. Lama Gangchen nos incentiva a practicar la Auto cura cuando nos dice: “Basta reconocer nuestra propia capacidad y osar aceptarla”.
En su libro Autocura Tántrica III (Ed. Gaia) aclara: “Para comenzar a vivenciar los niveles más profundos de la Auto-cura, nuestra mente precisa comenzar a aceptar y usar el espacio interior de forma correcta. Tenemos que comprender que hay más espacio en nuestra mente muy sutil que en el mundo externo. Además, también precisamos entender que las situaciones peligrosas que hoy vivimos son el resultado de causas y condiciones negativas creadas por nosotros en el pasado. Es muy importante que practiquemos la Auto-cura, pues si continuamos gravando negatividades en nuestro espacio interior, aunque nuestro corazón no pueda explotar, una terrible explosión global de negatividad puede suceder, causando nuestro Armagedón individual y planetario”.
Para parar de gravar negatividad en nuestro espacio interior, precisamos cultivar el hábito de interiorizarnos, de ampliar nuestro espacio interior. Pero la capacidad de auto sustentarnos surge a medida en que nos sentimos disponibles para nosotros mismos.
Si no nos sentimos capaces de lidiar con ciertas emociones, debemos buscar personas que nos incentiven a lidiar positivamente con ellas. La solidaridad ajena nos ayuda a sentir y aceptar lo que nosotros mismos no somos capaces de entender.

Lo importante es buscar coherencia entre nuestro mundo interior y la realidad exterior. Vivir bien presupone considerar la realidad por encima de todas las cosas.

Al recuperar el espacio interior, ganamos una nueva disponibilidad de actuar.

por Bel Cesar

Consulte grátis
Mapa Astral   Tarot   horoscopo


Leia Também

Curar a ferida em primeiro lugar


starstarstarstarstar
O artigo recebeu 1 Votos

Gostou?   Sim   Não  

Compartilhe
Facebook   E-mail   Whatsapp

Sobre o autor
bel
Bel Cesar é psicóloga, pratica a psicoterapia sob a perspectiva do Budismo Tibetano desde 1990. Dedica-se ao tratamento do estresse traumático com os métodos de S.E.® - Somatic Experiencing (Experiência Somática) e de EMDR (Dessensibilização e Reprocessamento através de Movimentos Oculares). Desde 1991, dedica-se ao acompanhamento daqueles que enfrentam a morte. É também autora dos livros `Viagem Interior ao Tibete´ e `Morrer não se improvisa´, `O livro das Emoções´, `Mania de Sofrer´, `O sutil desequilíbrio do estresse´ em parceria com o psiquiatra Dr. Sergio Klepacz e `O Grande Amor - um objetivo de vida´ em parceria com Lama Michel Rinpoche. Todos editados pela Editora Gaia.
Email: [email protected]
Visite o Site do Autor

Veja também
artigo Sabedoria
artigo Quais as deusas que habitam dentro em mim?
artigo Felicidade em suas asas
artigo Coração Ardente II




horoscopo

auravide auravide

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2020 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa