auravide auravide

¿Demencia o contacto espiritual?


por Flávio Bastos - flaviolgb@terra.com.br

Traducción de Teresa - teresa_0001@hotmail.com

Hay muchas personas que relatan experiencias de seres queridos que en los últimos días de vida veían y hablaban con espíritus de familiares, amigos o desconocidos que venían a visitarlos. Por lo regular, casos de ancianos que fallecieron repentinamente o que padecieron enfermedad. Creo que la mayoría de la gente tiene para contar alguna experiencia de ese género en su familia.
Suceso que inevitablemente origina dudas o cuestionamientos respecto de la situación vivenciada. O sea: ¿fue esa experiencia el resultado de alucinaciones producidas por el estado de demencia o debilidad orgánica de la persona – a esto lo atribuye la ciencia en tales casos – o fue una experiencia real, verdadera, de naturaleza interdimensional?

Desde tiempos remotos la tendencia del hombre civilizado respecto de lo desconocido es explicar el “fenómeno” por el bies más cómodo y concordante con la cultura materialista, que tiene sus raíces fuertemente fijadas a la realidad física. Todo lo que escapa a la visión lineal de la realidad tiende a pasar por el cribo del análisis científico, hasta el “veredicto” final.
Un ejemplo son las experiencias citadas anteriormente, que pueden ser auténticas a medida en que comprendemos o creemos que la vida no termina con la muerte del cuerpo físico. Experiencias que la visión científica explica como alucinaciones resultantes de cuadros clínicos de demencia o de debilidad física y mental, a consecuencia de una enfermedad. Por tanto, el ver o hablar con alguien que no existe en el campo visual de las otras personas que están próximas, es suficiente para un parecer científico de debilidad orgánica o demencia asociada a un rapto esquizofrénico.
No nos damos cuenta, por ejemplo, de que la vida inteligente sigue un curso naturalmente interdimensional y de que las emociones y sentimientos humanos no forman parte del cuerpo físico del individuo. Cuando termina su fase de vivencia materializada, éste lleva consigo solamente su esencia cargada de sentimientos y emociones.

Situación que encontramos ampliamente entre los vivos, y que se manifiesta en sus más variadas formas. Como por ejemplo, cuando emocionados recibimos a familiares que han pasado un tiempo prolongado lejos de la familia. Entonces ¿por qué habría de ser diferente en relación a los seres queridos que se encuentran en el plano espiritual, si aquello que sentimos por ellos independe de la dimensión física para expresarse?

En las experiencias regresivas de memoria, por lo regular se verifica un intenso fluir natural de energías acumuladas durante las muchas vivencias del individuo. Vidas repletas de situaciones en que el sentimiento es el lenguaje del alma.
En las reuniones mediúmnicas de las casas espíritas, igualmente, es intenso el flujo de energías relacionadas con sentimientos y emociones de espíritus que se reencuentran por los lazos del amor o por el vínculo de la venganza y del odio.

Desgraciadamente, nuestra comprensión científica del lenguaje del alma termina en el momento en que se rompen los lazos del cuerpo con la dimensión física. A partir de ahí, somos náufragos del conocimiento, perdidos en el océano de lo desconocido. Todo porque la cultura de la visión unilateral impide seguir adelante en las aguas profundas del descubrimiento de sí mismo.
Por tanto, es necesario que avancemos y afinemos nuestra percepción sobre aquello que a menudo presenciamos, pero en que por cuestiones de miedo, tabú o prejuicio, acomodamos el razonamiento de forma que la duda o el cuestionamiento no nos perturben.

Conozco una familia de diez personas en que seis hermanos y la madre son portadores de sensibilidad supra-sensorial. Es la familia de la empleada de hogar que trabaja en mi casa. Soy padrino de dos de sus niños, de diez y doce años. Mis ahijados y otros cuatro de sus hermanos ven, oyen y hablan con los espíritus. Y algunos de ellos además prevén acontecimientos. No obstante, todos tienen miedo e intentan evitar lo inevitable, o sea, enfrentarse a la realidad interdimensional de sus propias experiencias.
En el pasado, el terreno donde vive esa familia fue lugar donde se practicaba la magia negra. Siendo así, bien puede imaginarse – desde una perspectiva interdimensional – lo que estas personas experimentan dentro de su propio hogar. Últimamente he venido trabajando en el sentido de ayudar a estas criaturas, adolescentes y adultos a comprender y administrar mejor sus experiencias. Se hace necesaria al mismo tiempo una depuración de las energías que se encuentran allí, para que la paz envuelva aquel ambiente de convivencia familiar.

Como afirmaba el filósofo y cosmólogo Pierre Teilhard de Chardin: “Somos seres espirituales pasando por una experiencia humana”, podemos también afirmar que los hermanos que se encuentran en la dimensión extra-física son humanos con sus sentimientos y emociones que han regresado a la condición espiritual.
Es la realidad interdimensional de la naturaleza humana que se manifiesta en diversas situaciones, principalmente en los momentos vitales en que la tenue línea que separa las dos dimensiones – como en las cercanías del desenlace físico – propicia el reencuentro de seres queridos sintonizados por la energía del bienquerer.


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa