Autoconhecimento Autoajuda e Espiritualidade
 
auravide auravide

Disfunciones que llevan a la SEPARACIÓN: 1 - Egocentrismo y separatismo.

por Luís Vasconcellos
Disfunciones que llevan a la SEPARACIÓN: 1 - Egocentrismo y separatismo.
Publicado dia 02/09/2009 16:03:17 em STUM WORLD

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

Traducción de Teresa - [email protected]

El egocentrismo se caracteriza por el amor narcisista y por el culto a las características individuales – es una religión del YO. En este nivel del desarrollo psicológico las tensiones son grandes y hay un conflicto que impide la aceptación del OTRO (del MUNDO, del INCONSCIENTE), pues se repudia adecuarse a los deseos y carencias de la Personalidad. Muchos creen que el egocéntrico se conoce mucho a sí mismo. Gran equivocación, pues éste explota una parte relativamente pequeña de las posibilidades y alternativas humanas. Siendo tan selectivo, filtra todo y a todos conforme a sus necesidades e intereses (¡… a ojos de la Personalidad, claro!). Ese proceso selectivo es normal, con todo, puede llegar a tal grado de exigencia, que buena parte de la energía psíquica disponible acaba dirigida a algunas pocas tareas: el control de lo inesperado, la fuga a la eventual posibilidad de sufrir algún dolor, la defensa férrea de la imagen favorable de sí mismo y el mantenimiento de la vanidad personal. Otra significativa parcela de energía se gasta en la autocomplacencia (siempre se encuentran disculpas para todo) y en la represión de los factores humanos negados en el ámbito de la Personalidad. No sobra casi nada de energía para otras funciones.

Estos “programas” (si me permiten la analogía) consumen literalmente toda la “memoria RAM” y también la “memoria ROM”, ocupando la casi totalidad de las funciones del “procesador”. Cualquier otra función psíquica habrá de contentarse con pequeños lapsos y pausas en la actividad consciente para poder insinuarse. Cómo realizar entonces “elaboradas y costosas” tareas psicológicas como, por ejemplo, la integración entre opuestos, la desidentificación de los valores personales o el desapego del YO para que la tan deseada transformación se haga posible. Es difícil realizar este tipo de tareas psicológicas sin energía disponible. EL EGOCENTRISMO es un trance y varias experiencias pueden ayudar al Ser a despertar, pero nada es más eficiente que la aterradora constatación de que la vida no es eterna. ¡Siendo así, nadie tiene tiempo para gastar con tonterías que no han llevado a nada bueno antes, no llevan a nada positivo ahora y nunca llevarán a nada valioso en el futuro! Insistir en algo que no está funcionando bien, solo porque ya es conocido y porque así es como hemos aprendido, no altera, en absoluto, el resultado final: el fracaso en la relación. Es fatal, y más aún si consideramos que el egocentrismo es una disfunción personal y está centrado en uno mismo. En el egocentrismo no se necesita del OTRO, éste no siempre es percibido como tal, éste existe como algo extraño e incomprensible, pues siempre se emplean los más dilectos y estimados puntos de vista personales para medir y evaluar a este OTRO. Éste no tiene de hecho importancia alguna para el mundo del egocéntrico. No le hará tanta falta, pues por lo regular el egocéntrico jamás se arriesga a necesitar efectivamente de él, a depender sanamente de él o a comulgar una existencia basada en auténtica y espontánea reciprocidad:

El estado de separatismo y de aislamiento es preexistente.
Nadie consigue ayudar a alguien a salir del capullo en que se ha encerrado, aún más si “el que debería ser el mayor interesado” no lo desea. El caso es que, si no hay real entrega, no se ha corrido REALMENTE riesgo alguno y se puede volver la espalda al OTRO sin ningún temor. Esto solo es posible si no hubo entrega ni amor.
¡Se vive la ilusión de tener miedo al otro, pero el miedo viene de la posibilidad (siempre real) de que una experiencia dolorosa del pasado se repita! Esto es de cada cual y solo en la experiencia de Individualidad puede ser resuelto. No hay real confianza cuando dependemos del OTRO para confiar. Como fenómeno energético que es, la confianza, o emana hacia fuera del YO (en el amor) o no existe de manera ninguna.
Solo el egocéntrico exige siempre una garantía: la de llevar alguna ventaja o lucro con lo que da o hace al OTRO.


estamos online

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

starstarstarstarstar
O artigo recebeu 1 Votos

Gostou?   Sim   Não  

Leia Também

Distúrbios que levam à SEPARAÇÃO: 1 Egocentrismo e separatividade.




Sobre o autor
luis
Luís Vasconcellos é Psicólogo e atende
em seu consultório em São Paulo.


Email: [email protected]
Visite o Site do Autor

Veja também
artigo Transcomunicação Instrumental
artigo A liberdade de ser
artigo Você sabe quais os benefícios de um atendimento de radiônica?
artigo Do Oran Mor aos corações apaixonados pela Luz





horoscopo


As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2020 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa