auravide auravide

Divertida mente


Autor Wilson Francisco - [email protected]

Traducción de Teresa - [email protected]

"Mi psicóloga me ha recomendado ver la película “Divertida mente”. Busqué los cines en que se está proyectando y lo encontré en el centro comercial Tucuruvi” me contó Domini.
Entiendo que esa sugerencia está muy bien. Una buena película puede ser un instrumento interesante porque de modo placentero recibes motivaciones para una visión nueva de la vida. Entre una escena y otra, palomitas y una buena compañía… Es posible modificarse, ¿no es cierto? Creo mucho en el desarrollo del ser humano. ¡En el futuro, todos seremos sensitivos o decidiremos con el corazón! Mientras tanto, predomina el cerebro. El convencimiento para transformarse exige estrategias. Me ha gustado esa indicación.
Y él continúa: “En la sala de proyección, todo alrededor estaba en oscuridad absoluta. Mi corazón se disparó. Enfrentarme a lo desconocido todavía me asusta. Hacía décadas que no entraba en un cine.
Logré encontrar mi butaca; la oscuridad de la sala no me permitía ver el número de los asientos. Encontré mi lugar. De pronto, advertí que el aire acondicionado no estaba en funcionamiento y por eso el ambiente de la sala estaba muy cargado. Decididamente, esta situación era muy difícil para mí.
La falta de aire y la oscuridad profunda me asustaron y por muy poco no abandono la sala y salgo corriendo de allí. Estaba entrando en pánico, cuando me vino a la mente la recomendación de Wilson: “respira hondo para controlar tus emociones”. Me relajé.
La película es el relato de una niña que tuvo dificultades para adaptarse cuando se mudó con su familia a otra ciudad. Dejar casa, amigos, escuela, le causaba sufrimiento.
El autor de la película muestra dos perspectivas, una, la actuación entre las personas, que podemos denominar perspectiva “externa” y otra, los estados emocionales de la niña frente a los cambios, que designo como perspectiva “interna”.
En la perspectiva externa, los padres de la niña intentan ayudar a acelerar su adaptación a la nueva situación.
Y en la perspectiva interna, sus sentimientos están personificados en muñecos que responden por las emociones de alegría, tristeza, miedo y enojo. Alegría, miedo y enojo luchan entre sí para evitar que la tristeza predomine en los sentimientos de la niña.
Los demás sentimientos juzgan a la tristeza con prejuicio, como si ésta fuese el peor sentimiento que la niña pudiese tener.
La tensión de la niña va aumentando y surge el dilema de volver a la casa antigua, donde ella se sentía segura, o modificar sus relaciones con los demás factores de la casa nueva, donde ella se siente excluida de la convivencia con las otras personas” concluye Domini.

La huida es un fenómeno que se repite en la vida humana. Y hay casos en que la huida se manifiesta a través de la epilepsia, la depresión, y, cuando rompe todos los límites, la esquizofrenia.
Es preciso enfrentarse a ello. La naturaleza pide que te defiendas y ataques. El trauma surge cuando bloqueas tu impulso natural. Yo digo siempre, ten el valor de soltar la energía animal que tú mismo has desarrollado a lo largo de tus jornadas espirituales, desde el cristal hasta ahora. Y ve más allá, ejercita el ángel que duerme en lo más íntimo de ti.

¡El águila lleva a su polluelo a lo alto del peñasco y lo suelta! Si él agita las alas sobrevivirá y será águila. Pues bien, si te sientes angustiado, abandonado por los amigos, ármate de valor y agita las alas del ángel que existe en ti.

“En la película, esta tensión viene creciendo, hasta que la niña decide escaparse de casa, pues no es capaz de resolver la situación.
No consigue verbalizar su dificultad. No logra decir a sus padres que se siente infeliz, porque sus sentimientos de alegría, miedo y enojo no permiten ni quieren la verbalización de la tristeza.

No obstante, cuando la niña está a punto de salir de la ciudad, el sentimiento de alegría, que es el comandante de los otros sentimientos, cede, da el brazo a torcer y finalmente reconoce la utilidad de la tristeza.
Entonces, cuando le es concedido a la tristeza el permiso para hablar, se hace posible que los padres tomen conocimiento de las dificultades de adaptación de la niña.
Habla, si estás sufriendo, no te abochornes de manifestar tu dolor. ¡Cuando la niña se permite demostrar su sufrimiento, el socorro surge!
En ese escenario, con la implicación de los padres en los reales problemas de adaptación de la niña, es donde ella se salva de perderse en la ciudad grande.
Retornando al cuadro de los sentimientos de la niña, la alegría pasa a tener otra consideración respecto del sentimiento de tristeza, pues a través de ésta es posible tomar conocimiento de los problemas emocionales.
Ahora bien, la tristeza es tratada como una señal de alerta para que la niña se comunique mejor con sus padres, y éstos se enteren de lo que a ella le pasa.
La película termina con la llegada de la niña a la fase de la pubertad. Y deja en el aire la expectativa de que nuevas situaciones y problemas podrán surgir y hacer que la niña crezca como persona”.

“Reconocí en la película mis estados emocionales de tristeza, enojo, miedo y alegría”, informa el autor de ese relato.
“Yo me sentía triste, pero nunca me pregunté por qué estaba triste. Y no expresaba mis sensaciones de tristeza.
Yo no daba espacio para oír los sufrimientos de mi alma”.
Y Domini confiesa que aún se ve aprisionado por los comandos que siempre le han impedido manifestarse.

Él ahora está aprendiendo a verbalizar. Siempre le digo “deja a tu Espíritu manifestarse”. Y a lo largo de nuestros encuentros quincenales, realizamos y repetimos ejercicios para que él pueda habitar integralmente su cuerpo y dirigir sus sentidos físicos. ¡Y todo eso lo practica con placer!

Colaboración de Domini


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa