auravide auravide

Dónde Estamos y Quiénes Somos


por Maria Cristina Tanajura - tinatanajura@terra.com.br

Desde que sabemos de la existencia sobre este planeta del más antiguo ser humano, éste ha buscado una forma de conocer quién lo creó, de dónde vino, a dónde se dirige. Las respuestas se correspondían con el nivel de percepción que teníamos en todas esas épocas.

Todo está cambiando muy rápidamente, nuestra forma de vivenciar esas cuestiones también es otra. Dios, para mí, es el Amor que nos creó, la vida en nosotros y está en todo y en todos. Algunas veces de forma bastante explícita, a menudo encubierto por mucha sombra, mucho miedo, angustia y sufrimiento.

Estuve pensando, el otro día, que si Dios es la energía que creo que es, estoy siempre en Dios, pues todas sus formas de expresión me rodean a todo instante. Veo un árbol, grande o pequeño y puedo apercibirme de que allí hay la energía que me hace feliz, que puede armonizarme, incluso curarme. Miro el cielo azul, tempestuoso o lleno de estrellas, y recuerdo que toda esta belleza expresa el mismo Amor que me creó y, siendo así, ¿por qué sentirme apartada de todo esto? ¿Por qué sentirme sola?

Si las personas pasan por mí, a todo instante, cada una diferente de la otra, con expresiones variadas, alegres o tristes, simpáticas o no, puedo también acordarme de que son seres como yo, creados para el mismo fin y que podemos entendernos perfectamente, si lo deseamos.

El mar me encanta y me transporta, con su misterio y su profundidad inescrutable, desconocida. También allí está contenida la gran energía amorosa que hay en mí y sintiéndome ligada a esta vibración, me alimento y me proveo de ánimo para continuar mi andadura.

¡En fin, vivimos en un nido de Amor! Allá donde vayamos, allá donde estemos, estaremos cuidados, amparados, protegidos – si así lo deseamos. Si ando bajo una luz, veo el camino fácilmente. Si elijo estar a oscuras, iré tropezando y corriendo el riesgo de hacerme mucho daño, incluso cayendo en un hoyo de donde me será difícil salir.

Esta conciencia del entorno de cada uno de nosotros es MUY IMPORTANTE COMPRENDERLA, ¡puesto que cambia nuestra vida! De seres frágiles y abandonados, nos convertimos en almas confiadas, íntegras, desempeñando un papel muy importante para el Todo, eternamente guiadas por Él y auxiliadas con la luz del entendimiento siempre que nos asalten dudas de cómo y por dónde seguir.

Tenemos que tomar posesión, de una vez por todas, de nuestra herencia divina. Hemos de tener la seguridad de que somos hijos de Dios creados a su imagen y semejanza – por tanto, albergando en nosotros su semilla – que a cada uno de nosotros, por la fe y por la perseverancia, incumbe hacer crecer y fructificar.

¿Quién de nosotros no sueña con un nido de amor? ¿Cuánta energía no habremos ya derrochado buscando en el otro ese amparo, esa enorme acogida, que siempre ha estado con nosotros, disponible? Cualquiera puede ser invitado a participar en la vida a nuestro lado, pero jamás podrá iluminar nuestro mundo particular, que a cada uno de nosotros incumbe colmar con este Amor Mayor. En ese momento, sí, el otro podrá intercambiar con nosotros momentos de cariño y verdadero afecto, pues tendremos algo que darle y él también tendrá algo que proporcionarnos a nosotros.

¡Dios está en todo y en todas partes! Allí donde no se le reconoce no hay luz, no hay calor, cariño, bienestar. ¡Busquemos en primer lugar tener conciencia de esto y todo habrá de transformarse muy rápidamente! Ya que Él siempre ha estado allí – aunque nosotros, al no poder verlo, andábamos corriendo de aquí para allá, en una búsqueda insana que nos frustraba, nos hacía sufrir, llorar e incluso desanimar.

En el umbral de una Nueva Era, vamos a revelarnos. Creyendo en lo que somos, en lo que podemos llegar a ser. Ayudando al otro a verse tal como es en esencia. Confiando en el fluir manso y tranquilo de la Vida, cuando permitimos que siga por donde es preciso, y no por donde queremos que vaya.

¡Cuando llego a percibir tan nítidamente algo tan simple y tan profundo, me maravillo con la Vida! Con la esencia perfecta de todo cuanto, silenciosamente, viene despuntando en el horizonte de nuestra Tierra, aun en medio de tanta correría, distorsión, materialismo, codicia, violencia. La Luz está llegando e iluminando las conciencias que humildemente se permitan realmente oír y ver la Verdad. Somos Amor y existimos para Amar. ¡Cada cual con su forma específica, a su manera, pero ciertamente colmados y serenos, lograremos llegar a ello!


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa