auravide auravide

El caso de la mujer invisible...


por Rosana Dias Gomes - [email protected]

Traducción de Teresa - [email protected]

En cierta ocasión estaba yo aguardando a que pasase la siguiente persona para aplicarle el Reiki; le habían pedido cita para que yo la armonizase, teniendo en vista que, según información de la familia, estaba "desequilibrada mentalmente".
Imaginaos ahora la escena: plena mañana de sábado, llega la mujer "chiflada" y yo la acojo amablemente, pero, como las referencias no eran las mejores, la recibo con ciertas reservas cuidadosas. Me deparo con una señora anciana, ya octogenaria, muy fina y bien cuidada que se paró inmóvil mirándome fijamente a los ojos y, tras algunos incómodos instantes, afirma de forma incisiva: -
Yo no estoy loca. ¿Estás pensando que soy una loca?

Y yo, con cierto apuro, pues me di cuenta de que ella había leído mis pensamientos, rápidamente respondí: -
¡No, claro que NO!

Ella entonces se relaja un poco y dispara la siguiente perla:
- Pero yo soy invisible.

Imaginad mi desconcierto y antes de que yo lograse balbucear algo sensato, ella aumenta mi turbación con la siguiente pregunta:
- ¿Tú me estás viendo?

Yo, con una sonrisita abobada, intuitivamente respondí:
- Ah, en este momento... pues sí, te estoy viendo.
Ella entonces, de pie (fijaos en que ni siquiera me acordé de acomodarla en una camilla o siquiera en una silla) empezó su discurso así:
- Tú me estás viendo en este instante, pero mi marido, mis hijos y nietos no me ven en momento alguno.
Todos viven sus vidas como si yo fuese invisible o incluso como si hubiese muerto.
Vivo con dos hijos, dos nueras y algunos nietos, y todos, desde el amanecer hasta el anochecer no charlan conmigo, pasan por mí y ni una única mirada. no me ven.
Uno de mis hijos se fue de viaje al exterior y ni siquiera me avisó a dónde o cómo iba, ni cuándo volvería.
Nadie me consulta ni siquiera me comunica cualquier cosa.
No preguntan si estoy bien, qué siento, cómo siento.
Es como si yo ya no existiese.
Nunca he trabajado fuera, sólo he atendido a mi familia. Me casé joven y sólo he vivido para mi marido e hijos.
Entonces, como me he vuelto invisible de tan dispensable. un día he decidido sentirme viva y me fui de viaje sin avisar a nadie, a fin de cuentas, ¿avisar a quién, para qué? Al fin y al cabo, yo no soy nada, total, nadie me ve, y así, hay días que simplemente hago las maletas y salgo de viaje. ayer mismo volví de Fernando de Noronha. estuve allí buceando unos 15 días. Y voy a salir de viaje sin comunicar nada a nadie cuantas veces me dé la gana.


En ese momento ella me encaró fijamente de nuevo y preguntó:
- ¿Qué tienes para decirme?
Yo respondí únicamente:

- Gracias por la lección, nunca más voy a olvidar que, aunque envejecer es inevitable, no permitiré que me conviertan en invisible. optaré por vivir.
Por último ella pregunta:

- ¿Qué se debe por la sesión de Reiki?
Y yo respondo: - Por ser para ti, nada. Soy yo quien debe pagarte.

Pero ella no lo aceptó y pagó diciendo:
Estos quince minutos que has pasado escuchándome tienen que pagarse, pues no valorarse es el primer paso para la invisibilidad. Clave dada. ¿clave recibida?


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa