auravide auravide

El despertar de las semillas estelares

por Sergio Scabia
Publicado dia 24/10/2012 12:58:00 em STUM WORLD

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

Traducción de Teresa - [email protected]

Ningún sacrificio se hace necesario, en absoluto, todo lo que hay que hacer es la tarea precisa de quien amorosamente cuida de su jardín, de su huerta, limpiando el terreno de las hierbas dañinas, abonándolo y regándolo con dedicación y perseverancia. Lo demás va por cuenta del Universo, de su permanente y eterna aparcería que todo y a todos abraza, protege y provee. El jardín es nuestra alma, que necesita ser aliviada del fardo de memorias tóxicas, de creencias obtusas, obsoletas y alimentarse solamente de pensamientos y energías armoniosas: de paz, de unidad, de compasión. El resultado será una floración bellísima y una cosecha abundante y de inmejorable calidad. En lo físico y en nuestro centro interior, cada vez más en sintonía directa con la Fuente, libre de condicionamientos y recibiendo toda la energía y la Luz que necesita. Qué sencillo… sí, no es más que eso.

Es preciso ser capaces de ver mucho más allá de lo que es visible, manifiesto, tangible, y lograr maravillarse aún, boquiabiertos ante lo que sucede a nuestro alrededor, con la belleza que existe más allá de la forma, aprendiendo a percibir la esencia profunda de los hechos y de los acontecimientos; a sentir lo que es real a través del corazón puro como el de un niño. Debe ser así al admirar con respeto y agradecimiento el milagro de la vida, la formación de una nueva criatura que, tras el acto de amor de la pareja, empieza a desarrollarse en perfecto orden en el vientre de la madre y, las más de las veces, casi sin necesitar cuidados especiales; una manifestación clara e inequívoca de la suprema inteligencia que está en todo y de la divinidad que vive en nosotros, del poder infinito que se nos ha dado de co-crear, de evolucionar sin cesar. Es preciso recordar además que somos miembros predilectos de la gran familia estelar, de donde ciertamente hemos venido para este planeta azul a fin de llevar a cabo con éxito el gran proyecto, el experimento crucial para la Humanidad, que por fin está llegando a su punto de mutación, de transición a una dimensión superior.

Creo que ha de ser motivo de gran conmemoración el hecho de estar aquí, testimoniando e interactuando en una época tan extraordinaria como la de hoy. Sentir y acompañar el choque entre la Luz y la oscuridad, entre la verdad y la sombra, la esencia versus la superficialidad, el amor sobre el odio, la Unidad sobre el separatismo, no tiene precio. Mirar hacia atrás y constatar que aquello que está a punto de suceder fue descrito, diagramado y estudiado hace doce siglos, es aún más increíble. Los innumerables trabajadores de la Luz están emprendiendo ahora su jornada de apoyo y esclarecimiento, tras haber permanecido durante décadas preparándose, día tras día, año tras año, reservándose para actuar en el momento oportuno, pacientes, humildemente en un segundo plano, siendo motivo de chacota al avisar de los grandes cambios, al implorar que las gentes mirasen dentro de sí mismas, que escuchasen el llamamiento de la Conciencia, viniendo a asumir de una vez su poder innato, cortando los cordones energéticos que les ataban a grupos e instituciones perversas y controladoras.

No es obra de la casualidad que hayan aparecido tantas canalizaciones, en todos los países e idiomas, habiendo comenzado en el año 2000.
Recuerdo que el STUM empezó a erigir su estructura en enero de ese año, de forma tímida y con parcos recursos, justamente intentando estimular a las gentes a auto-conocerse, a emplear técnicas naturales de sanación, a meditar buscando la verdad y a convertirse en puntos de Luz, ejemplos vivos para el mundo, de seres plenos, realizados y felices, una vez cambiados de una vez los antiguos patrones y encontrada al fin su misión de vida.
Las “Cartas de Cristo”, quizá el libro más importante y completo que haya pasado por mis manos, también vio la luz en 2000, canalizado por una señora de 90 años que vive en Sudáfrica y desde entonces ha sido traducido y puesto a disposición gratuitamente en los ocho principales idiomas que se hablan en el Planeta, incluso en portugués.
La fuerza, la energía de la verdad que emana de sus páginas son y serán el aliento y el bálsamo para aliviar el sufrimiento de tantos que nunca antes habían oído la llamada, permaneciendo sordos a los muchos llamamientos, y continuaban en la ilusión y en la banalidad de la 3ª dimensión, olvidando su linaje estelar y la transitoriedad de la encarnación.
Por fin, otra importante contribución surgió también en 2000, con parecida trayectoria a la de las “Cartas”, viniendo a hacerse conocida del gran público en esta mitad del año.
Es la “Era de Cristal”, con sus preciosas y sabias canalizaciones que se han convertido en técnicas y prácticas en su mayoría auto-aplicables que nos preparan energéticamente para enfrentar los eventuales obstáculos en la andadura de la transición planetaria y para ayudar a otros a hacerlo.
Comprueba su Website en el STUM pinchando aquí.
Un punto importante: No tienes que pagar nada para acceder al STUM, nada de nada para bajar las “Cartas” en la Editora y nada tampoco para llevar a cabo la alineación, construir tu “espacio del corazón” y el vehículo interdimensional online en el Web o presencialmente en Embu (SP).

"¡Tú eres una semilla estelar de potencial infinito, la clave del cambio, el impulso determinante para el definitivo triunfo de la Luz! El Universo te pide coraje y determinación".

Inlakesh (Yo soy tú y tú eres yo – Idioma Maya)

Agradezco aquí a los queridos y pacientes Guías y a toda la pandilla que permite que este Website exista: Rodolfo, Sandra, Teresa, Marcos, Anderson, Ian, Lidiane. ¡y Tú!


estamos online

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

starstarstarstarstar
O artigo recebeu 1 Votos

Gostou?   Sim   Não  

Leia Também

LAS SEMILLAS ESTELARES EN LA MISIÓN DEL RESCATE PLANETARIO




Sobre o autor
sergio
Sergio Scabia é co-fundador do Site Somos Todos UM
Email: [email protected]
Visite o Site do Autor

Veja também
artigo Cuide da sua energia
artigo O Invisível, visível, 2
artigo Quando as Estrelas Descem Para Dançar no Coração do Homem
artigo O poder do desinteresse








horoscopo



As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2020 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa