auravide auravide

El don divino de comprender y apoyar

por WebMaster
Publicado dia 01/06/2008 11:40:22 em STUM WORLD

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

por Wilson Francisco - [email protected]

Traducción de Teresa - [email protected]

Gracias por el recado y por la conversación franca y profunda, de alma a alma, he sentido por aquí tu energía, tus anhelos y búsquedas. Aunque tengas un corazón que pulsa fuerte por el dolor de la humanidad, la mente aún está aprisionada en las convenciones del mundo, de la familia, y el alma está allí escondida, sin tener cómo brillar ni encantar. Es hora, amiga, de quitar los grilletes al corazón y comenzar nuevos caminos. Sueña, viaja por el mundo paralelo, pleno de placeres y encantos, pero cuando regreses al mundo físico mantén la llama violeta de la espiritualidad en tu pecho y déjate llevar por la fuerza de la solidaridad y de la compasión que incendia tu alma. Sé siempre portadora de la Luz, donde estés y con quien estés. No apagues tu luminosidad por culpa de otras personas que piensen lo contrario. Y continuando, voy a tejer algunos comentarios sobre algunos tópicos que he extraído de tu relato.

Desde niña, el interés por el Más Allá
Ese interés tan temprano por la espiritualidad, todavía niña, significa que tú lo has traído ya de otras vidas, es una conquista tuya, guardada como un tesoro en tu intimidad. Por desconocimiento o por mero interés en intimidar, los parientes procuran desinteresarte de ese camino. Mantente decidida, evita enfrentamientos, ellos tienen sus motivos, pero tú sabes cuánto bien te hace eso a ti, estar en contacto o por lo menos estudiar los asuntos del alma.

Sueños muy reales, sin miedo
Esa inmersión en el universo extra-físico es una aventura muy apasionante, que aporta valores inmensos a nuestra alma. Muy bueno es que tú no tengas miedo, es señal de que conoces ese otro lado y tienes sintonía con sus habitantes. En realidad, el mundo espiritual es la región de donde hemos venido y para donde vamos, al desfajarnos del ropaje material; pero hay criaturas que corren por miedo cuando se habla de espiritualidad. Un simple soplo de viento, una ropa que se mueve en un tendedero, una puerta que cruje es lo suficiente para erizar el vello del brazo a ciertas personas, muy desligadas o desinformadas sobre el mundo paralelo. Y están además aquellas que han recibido informaciones equivocadas sobre esa otra dimensión.
Un día de estos, una persona dijo que no se debe ir al Centro Espírita, porque el diablo está allí.
Caramba, dónde no está el diablo, en este planeta en que predomina el mal. En este mundo donde las criaturas sienten envidia, hacen injurias, el perdón ni mentarlo. El diablo está en todo lugar y, principalmente, en el corazón de las criaturas que cultivan sentimientos destructivos. Pienso que este ser demoníaco sólo puede ser derrotado y diezmado cuando estemos repletos de amor e inteligencia en nuestra relación con la vida y con nosotros mismos. Entonces no restará espacio para que Satanás entre en nuestro cuerpo o mente.

Hay personas que se aprovechan de esa creciente búsqueda de espiritualidad.
Este es un tema que siempre sale a relucir. Y todos saben lo que pienso. En verdad, existe algo así como una corrida para la auto-ayuda, tanto por parte de las personas en busca de socorro para sus dolores, como también por criaturas que están en busca de un trabajo o de una profesión. Pero están asimismo aquellos que eligen ese camino por vocación. Esos sí, podrán ser los paladines de una nueva era, porque desean realizar el Bien, aun cobrando por ello, pero sin enredarse en la codicia.
Cabe aquí considerar que en otras profesiones también el escrúpulo es indispensable. Un médico, un taxista, una empleada doméstica, en fin, donde quiera que encuentres a alguien realizando un trabajo, puede estar allí en aquella acción un puntito de orgullo, de desatención para con el ser humano.

Y ella continúa, diciendo que ¡sería importante que tuviésemos “un hermano mayor” para señalarlos las “armadillas” de nuestro pensamiento y de nuestro Ego!
¿Por qué razón hay personas que intentan aprovecharse de las debilidades del Ser Humano, usando en provecho propio los dones que Dios les ha dado?... ¿No deberían ser estas personas seres dotados también de compasión? ¿De honra y dignidad? ¿Y el altruismo? ¿Dónde queda?

Mira amiga mía, es preciso comprender lo que pueda ser una criatura con dones espirituales y otra, con las cualidades de un hermano mayor, aconsejador, compañero, desinteresado. El don espiritual es una cualidad que radica en el organismo, como aplicada en las tesituras del cuerpo energético, como un ingrediente adicional que el Universo implementa para que la criatura tenga ese recurso básico en su peregrinación existencial. Puede ser un efecto de conquista antigua, en vidas pasadas o el resultado de esfuerzos de la voluntad y la determinación. Tanto uno como otro no siempre tienen que ver con cualidades morales. La criatura puede haberse preparado antes de nacer, precisamente porque no disponía de determinadas cualidades. Entonces, entendió que el acceso a ese mundo espiritual podría granjearle recursos para luchar contra sus propias dificultades. En ese caso, el don surge como un apéndice, un apoyo y no como una conquista. Esa criatura podrá ser causadora de fenómenos extraordinarios, pero vivir una vida mediocre si no comprende que todo cuanto realiza y provoca es un don divino, no suyo.
En otro caso, está la persona que por un esfuerzo de voluntad desarrolla aptitudes que están latentes en todos los seres, lo cual le garantiza la posibilidad de llevar a cabo eventos fantásticos en la cura o en la producción de fenómenos. No obstante, puede no tener la misma voluntad para desarrollar humildad, solidaridad y tolerancia. Entonces, será un tiesto grandioso de plantas, sin flores ni perfumes. Y eso no basta, convengámoslo.

Sin embargo, está aquel que no dispone de mega-facultades ni don divino, pero procede con desenvoltura distribuyendo apoyo y orientando, como un hermano mayor, un gurú. Este es un ser del Bien y de la Paz, que tiene compasión y altruismo.
Puede que sean raras estas criaturas, pero hay una cosa que puedes hacer para atraer este tipo de personas a tu Universo. Cree en el Bien, en la Verdad y en la Compasión.
Los Maestros harán que Ellos se acerquen a ti y, por un efecto atractivo, tú podrás interactuar con ellos siempre que lo desees ardientemente, por un acto solemne de fe y de coraje.


estamos online

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

starstarstarstarstar
O artigo recebeu 1 Votos

Gostou?   Sim   Não  



Sobre o autor
clube WebMaster é es el Apellido usado por el Somos Todos UM para poner en el aire artículos recibidos de nuestros asociados, amigos y usuarios de la Web.
Email: [email protected]
Visite o Site do Autor

Veja também
artigo Treinando a não-mente
artigo Horário
artigo Ativação dos sentidos interiores
artigo Amigos extrafísicos


As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2020 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa