auravide auravide

El Mito de los calmantes (benzodiazepinas)


Autor António Fernandes
[email protected]

Traducción de Teresa - [email protected]

“Maldita cocaína que me robaste mi amante”
Eugénia Melo e Castro


La humanidad atraviesa la época más fascinante y gloriosa de su existencia, al mismo tiempo en que se halla inmersa en la apatía existencial. A pesar de que a cada instante la humanidad se ve sorprendida por descubrimientos fascinantes de belleza deslumbradora, vive sumergida en la tristeza que alterna con una euforia psicótica. En un camino de picos y valles, pasa al lado de una vida prometedora y maravillosa, que no tiene la capacidad de vislumbrar. Muchas serían las justificaciones para esta extraña realidad. Pero hoy hemos de hablar sobre el flagelo que está arruinando hombres, mujeres y niños de todas las razas, credos y extractos sociales. Creo sinceramente que la propagación de esta calamidad ha tenido origen en un plan inocente y bondadoso por parte de sus promotores. Estamos hablando de las Benzodiazepinas (BZD), drogas legales recetadas libremente por agentes de la industria de la enfermedad.
Pese a que existe una lista de muchos cientos de drogas registradas que llevan en su composición BZD, con consecuencias más o menos nefastas, este artículo no tiene como propósito entrar en esos pormenores para no inducir a errores. Tampoco hablar mal de nada ni nadie. La única intención de este artículo es informar y ayudar a esclarecer las dudas que me son propuestas diariamente.

BENZODIAZEPÍNICOS: ¿QUÉ SON Y CÓMO SURGIERON?
Las benzodiazepinas fueron descubiertas a comienzos de los sesenta, renaciendo así la esperanza de acabar con las crueles salas de terapias psiquiátricas (electrochoque), que no son más que salas de tortura de un campo de concentración.
Además de esta importante ventaja, también sustituían a los viejos barbitúricos y otros tipos de sedantes hipnóticos que se empleaban desde los años cuarenta. Todo esto era muy animador y ciertamente ha sido de gran utilidad para el enfermo psiquiátrico, siempre tan maltratado y despreciado en los varios campos de concentración diseminados por el mundo, a que llamamos manicomios.

¿Cómo es posible que una droga de poder tan dopante, que había sido creada para las Urgencias Psiquiátricas, haya llegado a las farmacias y al protocolo de un vulgar y poco preparado agente de la industria de la enfermedad?
Volvamos a los años sesenta por unos momentos: Corrían los gloriosos años sesenta de las grandes revoluciones culturales. Juan XXIII abre las puertas de la libertad al mundo. Los más variados movimientos de liberación inician su andadura. Pueblos colonizados se rebelan contra los colonizadores. Empieza el movimiento de emancipación femenina que revolucionó el planeta (ha crecido más el planeta en los últimos sesenta años que en los últimos 2000, gracias a la emancipación femenina). El movimiento Hippy, que se extendía por todo el planeta y creaba una nueva humanidad, fue prontamente desacreditado y diezmado, ya que sembraron y desarrollaron el consumo de drogas dentro de sus estructuras mundiales. Soplaban los vientos del cambio y se percibía que la hora de que la humanidad concretizase su verdadera dimensión, ser feliz, había llegado. Los que detentaban el poder perdían el control y era urgente desacreditar esos movimientos antes de que se convirtiesen en una bola de nieve de dimensiones incontrolables. Como desgraciadamente en ese tiempo, al igual que ahora en las mentes más perversas, los fines justifican los medios, la oportunidad no podía ser desperdiciada. Y así, la industria de la enfermedad y sus agentes conquistaban el control del planeta al difundir esa droga tan poderosa a la que dieron el nombre de “CALMANTE” (BZD) y los sistemas instituidos, a punto de perder el control, tendrían bajo dominación hipnótica a sus contribuyentes.

Ahora que ya sabemos cómo esa terrible droga ha sido difundida, hablaremos un poco sobre sus varias ramificaciones. Las Benzodiazepinas se encuentran camufladas en los más variados tipos de medicamentos, que van desde algunos jarabes infantiles para la tos hasta una gran parte de los analgésicos que se compran en cualquier supermercado. Las moléculas más comercializadas de BZD, indicadas por el orden de corto, medio y largo plazo, son: Alprazolam (no indico el nombre comercial para no publicitar el veneno), Clonazepam; Clordiazepóxido; Diazepam; Lorazepam; Midazolam; además de otros muchos.

Lo que algunos agentes dicen… Pero es mentira.
Las (BZDs) disminuyen la ansiedad – relajan los músculos – ayudan a un buen sueño. La verdad es que las (BZD) solamente drogan (dopan, efecto hipnótico) nada más. Sobre un efecto hipnótico, uno cree que duerme. Sobre una reducción del estado de alerta, se tiene la ilusión de relajación muscular.

Las (BZD) son simplemente droga. NO TIENEN EFECTO TERAPÉUTICO.
Sobre la Ansiedad y las (BZD)

Pese a que algunos agentes del sistema llaman a las BZD tranquilizantes o ansiolíticos, por tener la propiedad de dopar a las personas descontroladas y ansiosas, la verdad es que los efectos jamás son terapéuticos. Por ello su uso nunca debe estar fuera de un cuadro de SOS, situación en que la falta de control de la persona ponga en riesgo su propia integridad física o la integridad física de terceros.
La prescripción de su uso continuado, por parte de un agente del sistema, es una actitud irresponsable que normalmente conduce al usuario a la dependencia.
Pese a las advertencias de la OMS y del esfuerzo de algunas personas responsables por la calidad de vida, el mundo moderno se encuentra inmerso en la droga, ciego y perdido.

Las (BZD) y el sueño de Calidad.
Algunos agentes llaman a las BZD hipnóticas porque inducen sueño en personas que tienen dificultades para dormir. Este no es un sueño reparador, es un estado hipnótico, que al ser utilizado más de 3 días seguidos puede llevar a su usuario a graves problemas de dependencia, así como a la degradación metabólica del organismo en cuanto inmerso en ese letargo. Es preciso recordar que el uso de BZD está considerado por la OMS como caso de salud pública. Pese a que los agentes de la enfermedad son los grandes responsables por tal flagelo, porque no están preparados científicamente o porque obedecen las directrices de la industria, de la cual son fieles representantes.
Ha llegado la hora de responsabilizarnos por nuestro propio bienestar. No podemos cambiar el pasado, así como no podemos cambiar el sistema implementado, pero podemos cambiar nuestra actitud para ante la vida y crear el bienestar que cada uno de nosotros merece.

Para terminar, es preciso reforzar que hay en el mercado portugués cientos de marcas de productos químicos que incluyen BZD en su composición, provenientes de al menos 12 moléculas diferentes de BZD.
Queda mucho aún por decir sobre las BZD, pero pienso que la información poco podrá ayudar a los que sufren los horrores de su dependencia. Lo importante es dar a conocer que existe una solución perfecta para cada problema. Si te encuentras esclavo de esa sustancia y quieres recuperar tu libertad, pide ayuda. Si vives en la ansiedad, no consumas drogas, a no ser en SOS, pide ayuda para salir de ese callejón sin salida. Si padeces insomnio, existe por detrás un motivo. No te drogues, no aplaces tu vida. No quieras resolver un problema engañándote y creando un problema bastante peor con el consumo de drogas que te conducen a la esclavitud. En cualquier caso, tienes a tu disposición ayuda 24 horas por día.

1. Por favor si no quieres una verdadera solución para tu vida, sé mínimamente responsable, no uses esta dirección para no perjudicar a los usuarios que están en sufrimiento y quieren respirar el aire de la libertad.
António, incondicionalmente disponible. Habla conmigo: link


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa