auravide auravide

¡El no y la pérdida forman parte del sí y de la ganancia!


por Paulo Salvio Antolini - [email protected]

​Traducción de Teresa - [email protected]

Profesional liberal exitoso, frisando en los cuarenta años, comienza a cosechar los frutos de sus esfuerzos, incluso financieramente. Siempre osado, en causas donde otros no se atreven, acudió a mí para aprender a perder. Exactamente: aprender a perder.
Inversor en la bolsa de valores, desde muy joven empezó a apartar algo de sus ganancias para aplicarlo en el mercado financiero. También hace años viene sufriendo porque no siempre gana, y cuando le toca perder, no se perdona por no haber observado lo que iba a suceder, para vender sus “papeles” antes de la caída de precios.
Creyente en Dios, practicante, uno de los motivos de sus conflictos era reconocer su “omnipotencia”. Al no admitir posibilidad de fallo, tenía claro que se exigía ser un “dios”.

Tras algunas sesiones, empezó a percibir que sus mayores pérdidas ocurrían cuando dejaba prevalecer su impulsividad, contrariando inicialmente su intuición y seguidamente su buen sentido. Percibió que reconocía los momentos de “salir” y cuando no lo hacía, se producían las pérdidas. Cuando se dio oídos, raras veces se equivocó, o sea, poquísimas veces vendió sus acciones y que ellas siguiesen subiendo; lo cual hubiera aumentado sus ganancias de haberlas conservado, pero aún así, había ganancias.
Empezó a percibir que en sus victorias poco disfrutaba del sabor de la conquista, y vio que daba mucha más importancia en su vida a las cosas negativas que le sucedían que a los grandes logros, aun sabiendo que eran muchos. Estas percepciones empezaron a indicarle que otro sentimiento, que siempre había tenido aunque sin darle demasiada atención, tenía todo que ver: el sentirse “preso”. Un sentimiento muy fuerte de que algo lo “trababa”. Sabía que no era persona alguna de su convivencia. Era algo dentro de sí mismo.

Percibió asimismo que, en su impulsividad y obstinación de ir contra el no, contra la pérdida, quedaba “preso” a aquel momento, impidiéndose seguir adelante. En la inversión dejaba de hacerlo, incluso reconociendo oportunidades que le permitirían recuperar lo que había perdido o dejado de ganar. En la vida, se ponía a “rumiar” en torno a algo ya pasado, donde ya no era posible hacer nada para modificar aquella situación en sí misma; por consiguiente, el tiempo iba pasando, sin que lo aprovechase para nuevas construcciones, nuevas oportunidades de conquista.
“Permanezco agarrado al no y a la pérdida y con esto no busco el sí y las ganancias”. Palabras textuales suyas. “¡Percibo ahora que el no y la pérdida forman parte del sí y de la ganancia!”

Tal como se necesita lo claro para realzar lo oscuro y viceversa, “no y sí” forman parte de la misma moneda, “pérdida y ganancia” coexisten, para poder crecer y perfeccionar nuestra existencia. La comprensión de esta dualidad nos posibilita el perfecto equilibrio.
¿Habéis vivido esa sensación de que hay algo “trabando”, impidiendo seguir adelante?
Averiguad si os estáis prendiendo demasiado a las insatisfacciones de lo que no ha salido tal como deseabais. Conceptos tales como arrogancia, orgullo, prepotencia se manifiestan en la conducta; y la dificultad que se tiene para identificar si se puede estar impulsado por esas fuerzas puede impedir actuar productivamente. Y corregir el rumbo, tomar nueva dirección.

Muy interesante lo que ha dicho aquella persona: “¡aprender a perder!” En un mundo tan competitivo y donde el reconocimiento sólo se otorga a quien “gana”, él pidió exactamente lo inverso. Viajé a mi niñez, cuando mi madre, al verme llorar por haber perdido cromos en el juego, me dijo exactamente eso: “Hijo mío, tienes que aprender a perder, pues la vida no es sólo ganar”.
La vida no es un juego. La vida es para vivirla y, como tal, lo que en ella logremos debe servir de base para continuar. Incluso lo que no ha ido bien sirve como enseñanza. Y aprender es una de las mayores ganancias que podemos extraer de esta vida.


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa