auravide auravide

El Olor a Palomitas de Maíz


Autor Wilson Francisco
wilson153@gmail.com

Traducción de Teresa
teresa_0001@hotmail.com

Carlos notó olor a palomitas de maíz cuando miraba la TV en su casa. En la terapia, dijo que esa percepción era espiritual. En el Centro Espírita que frecuenta hay trabajo kardecista y de Umbanda. Ricardiño es uno de los Espíritus que actúan allí. Debe ser de la falange de los Erés, bien conocida en los terreiros.

Uno de los procesos realizados por esa Falange Espiritual comprende el “baño de palomitas de maíz”. Expliqué que su sintonía es buena. Le he estado aplicando un método de TO (terapia ocupacional) en el cual lo estimulo a mirar la TV, lavar los cacharros en casa, navegar en Internet, fluidificar el agua para tomar los medicamentos, como ocupación para aprendizaje y esparcimiento. Nunca porque “no tengo nada para hacer”.

Otro aspecto de esa sintonía del olor a palomitas está relacionado con la alegría. Yo busco mantenerlo en estado de felicidad. Las personas depresivas se entristecen con facilidad. Todos sabemos lo placentero que es sentarse en el sofá y comer palomitas mientras vemos la sesión de tarde, o estar en el cine mirando una película con una bolsa gigante de palomitas.

La percepción extrasensorial en personas depresivas o esquizofrénicas es corriente. Hay científicos espiritualistas que consideran a la esquizofrenia un trastorno mediúmnico intenso. La criatura tiene el “factor mediúmnico” instalado en la Glándula Pineal. Ese factor le confiere una sensibilidad especial. Como en personas “normales”.

En determinado momento de su existencia, sobreviene una “quiebra en el eje” y surge la “esquizo” separación/desintegración entre el Espíritu habitante del cuerpo y su sistema cognitivo.

La madre de un paciente esquizofrénico trajo fotos de éste cuando era niño y otra ya de joven. La diferencia en la apariencia impresiona. Él no sabe qué pudo ocurrir para esa transformación. El caso es que hubo la ruptura que le quitó la integración cuerpo/cognición y alma.

Estoy en la creencia de que la “clave” está ahí, en el punto de la fisura. ¿Un acontecimiento? ¿Una palabra? ¿Una intervención extrasensorial? ¿O incluso una programación pre-reencarnatoria, caracterizando un proceso kármico? Yo investigo y apoyo. Busco esa “clave”.

Jung hizo seguimiento a un experimento en 1906, sobre una supuesta alucinación de un hombre que padecía esquizofrenia paranoide.

Él encontró al hombre de pie en una ventana mirando fijamente para el Sol y moviendo la cabeza de un lado para otro de una forma curiosa.

Jung le preguntó qué estaba haciendo, y él le explicó que estaba mirando el pene del Sol y que cuando movía la cabeza de un lado para otro, el pene del Sol se movía y hacía que el viento soplase.

En aquel entonces, Jung tomó la afirmación del hombre como producto de una alucinación.

Varios años más tarde, Jung se deparó con la traducción de un texto pérsico de 2 mil años, que le hizo cambiar de opinión. El texto explicaba una serie de rituales e invocaciones destinadas a inducir visiones.

Una de las visiones descritas era la de que, si el participante mirase para el Sol, vería un tubo pendiendo de éste, y cuando el tubo se moviese de un lado para otro haría que el viento soplase.

Jung concluyó que la visión del hombre no era simplemente un producto de su mente inconsciente, sino que había burbujeado de un nivel más profundo, proveniente del inconsciente colectivo de la propia especie humana.

Jung consideró que las circunstancias hacían extremadamente improbable que el hombre hubiese tenido contacto con el texto que contenía el ritual.

La interconexión entre todas las cosas, prevista por el modelo de un Universo holográfico, indica que todas las cosas están infinitamente interconectadas, todas las consciencias también están conectadas entre sí.

La ciencia espírita nos informa que el ser humano a través de la mediumnidad puede tener acceso a un amplio universo de informaciones, tanto de la propia mente humana como de la mente de un Espíritu o de los archivos existentes en el mundo espiritual, en frecuencia vibracional diferenciada.

En ese caso, el individuo esquizofrénico, con su percepción mediúmnica, “entró” en los archivos del Planeta o sintonizó algún Espíritu que hubiese participado en aquel ritual. Y, debido a su desajuste emocional, confundió un tubo con un pene. Su percepción era concreta. Él “vio” el ritual sucedido hace 2 mil años.

Científicos rusos aquí en el Brasil, examinando el cerebro de Chico Xavier en trance, lo consideraron epiléptico.

El estado alterado de consciencia del médium, actuado por un Espíritu o sintonizado con la “mente” del Universo, entra en frecuencia diferenciada y puede captar informaciones atemporales, contenidas en el Fluido Cósmico Universal, donde presente, pasado y futuro se mezclan en el AHORA.



estamos online

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1




clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa