auravide auravide

El Poder del Círculo de Mujeres


por Heloísa Monteiro de Moura Esteves
e-mail: heloisa.monteiro@globo.com

Traducción de Teresa - teresa_0001@hotmail.com

En un determinado momento de mi trayectoria, empecé a percibir la poderosa energía que se forma cuando un grupo de mujeres se sienta en círculo. Participé, durante los últimos años, en mi frenética búsqueda de respuestas a los retos que se me presentaban, de muchas vivencias en que los participantes - la mayor parte de las veces exclusivamente mujeres - se sentaban en círculos, en el suelo, formando una verdadera rueda de sanación. Poco a poco, he podido observar cuán poderosa es la energía manejada cuando se trabaja en esta formación. En el círculo no hay jerarquía, todos son iguales. La energía queda libre, fluye con extraña levedad, impregnando a todos los integrantes. El círculo recuerda al sol y también a la luna. Recuerda los senos, las curvas del cuerpo de la mujer, el redondo femenino, las parábolas, las ondulaciones que se forman cuando una piedra es arrojada a un lago. El círculo nos remite a nuestros ancestros, y trae el recuerdo de los pueblos primitivos, de los indios, de los chamanes. El círculo nos quita del tiempo lineal, cartesiano y nos envuelve en las curvas de los mantos, nos remite a las entrelíneas, nos abre posibilidades, nos desvela y nos revela secretos. El círculo es mágico, nos evoca recuerdos de la infancia, a la rueda, rueda, de pan y canela. ¡Oh! La señorita entrando en el baile, que lo baile, que lo baile, si sabe bailar.

Cierto día, Maqui, una amiga querida, que vive en Sierra da Moeda (Estado de Minas Gerais) y que ha conducido varias ruedas de sanación en las cuales participé, me habló sobre el libro "El Millonésimo Círculo", de Jean Shinoda Bolen. Salí de su casa con un ejemplar prestado y, en algunas horas, encantada, terminé la lectura. Cuando, más tarde, empecé a permitirme salir del tiempo cartesiano, lineal, construido por el patriarcado que viene dominando el mundo de manera enfermiza y decidí abrir un espacio para, junto a mi carrera en el sector jurídico, desarrollar un trabajo transformador con mujeres, tuve la seguridad de que debía estar conectada con la energía de los círculos de mujeres diseminados por el mundo, cuyo poder de transformación había sido tan bien acentuado por la psicoanalista. De hecho, Shinoda Bolen nos emplaza a creer en la fuerza creada por la unión de varios grupos formados por mujeres, necesaria para traer una nueva conciencia a la gente del tercer milenio.

La autora hace sus ponderaciones a partir de la historia de "El Centésimo Mono". Según relata, hace unos treinta años unos científicos observaban los monos en las islas de Japón. La idea era atraerlos con boniatos para que bajasen de los árboles y pudiesen ser analizados. Un día, una mona decidió lavar el alimento en el mar antes de comerlo. Como el experimento le salió bien, enseñó a los demás cómo hacerlo. Y la práctica se fue difundiendo hasta que todos los monos de aquella isla pasaron a lavar sus boniatos antes de comerlos. Los científicos observaron que, pasado cierto tiempo, todos los monos de las islas de Japón habían adoptado esa costumbre, aunque no hubiese ninguna comunicación entre las colonias. La alegoría escrita por Ken Keynes Jr., basada en la Teoría del Campo Mórfico, del biólogo Rupert Sheldrake, comprueba que cuando un comportamiento alcanza su número crítico, se convierte en un patrón para la especie. Al igual que funcionó con los monos, nuestra cultura puede cambiar con la existencia de un centésimo mono. Y a partir de ahí Shinoda Bolen discurre sobre el tema, acentuando el potencial de las mujeres (y de los hombres interesados) en modificar nuestro rumbo al crear un nuevo patrón para una era pos-patriarcal. Las claves de la transformación serían los Círculos de Mujeres, encuentros que hacen emerger la sabiduría colectiva de que necesitamos ahora, para que haya una integración entre el yin - que evoca la conexión con lo sagrado femenino y la diosa - y el yang (masculino) que ha venido dominando y desequilibrando las relaciones en el patriarcado. De círculo en círculo, alcanzaríamos un número específico (el millonésimo círculo) responsable por la modificación del patrón. Para que el patriarcado cambie, hace falta unir esa sabiduría, materializada en el Círculo de Mujeres.

Desde 2007 he venido reuniendo a mujeres en círculos, y en 2010 hice la inscripción de esta actividad en el Website del Millonésimo Círculo, que congrega acciones semejantes que se producen en todos los lugares del mundo. Al fin y al cabo, no sabemos a ciencia cierta cuándo tendremos mil círculos de sanación, por ello es preciso registrar en aquel espacio cada nuevo círculo que se forma, inspirado en el deseo de cambiar las conciencias, a través de una silenciosa revolución de las mujeres, que contamine todo el planeta. Mi trabajo sucede gradualmente. Las mujeres van llegando para los encuentros, se sientan en círculo en el suelo, formando un lindo corrillo. En el centro de la rueda, se colocan flores, velas, frutas, incienso, la imagen de Nuestra Señora o de alguna santa o diosa pagana. En el círculo, rescatan la complicidad perdida, lloran y se emocionan, hablan de sus dolores y de sus miedos, se ríen, cuentan sus sueños; a veces parecen chiquillas, haciendo sus dibujos y guirnaldas de manera divertida y lúdica. Entienden que están en un espacio sagrado, donde no existe la censura ni la crítica. La energía de acogida a que se accede en cada encuentro permanece con las participantes y son frecuentes los relatos en que varias han notado la presencia del círculo sagrado a lo largo del mes. Mirella Faur, precursora en este trabajo con mujeres en el Brasil, advierte que el poder creado por un grupo de mujeres meditando es mayor que la suma de las energías individuales, debido a la resonancia creada dentro de un círculo por la visualización de una única imagen o intención. No asombra, siendo así, que las participantes de los círculos logren permanecer con la energía a que han accedido en el último encuentro, sin encontrarse en el plano físico.La fuerza del círculo sorprende a quien en él participa. Él tiene el don de acoger, para hacer una gran alquimia y permitir que sus integrantes puedan alzar vuelos con seguridad y sabiduría. En efecto, la misma terapeuta subraya, además, que el círculo es el más antiguo y sagrado símbolo. Varios mitos de la cosmogénesis mencionan el útero primordial, el huevo cósmico, el vientre de la Tierra, la rueda sagrada. Shinoda Bolen observa que el círculo es un principio y también una forma. Él actúa contra el orden social, la compartimentación superior/inferior, la jerarquía que compara a una mujer con las otras. Oriento a las mujeres que han venido participando de los círculos a que visualicen un fuego sagrado en el centro de la rueda, fijando la mirada en ese punto. Todo lo que necesita ser trasmutado debe ser enviado a ese fuego sagrado, a fin de que la alquimia se produzca, las llamas del fuego crezcan y emitan energía renovada y de fuerza para las participantes en el encuentro. Yo veo el círculo como un gran caldero alquímico, capaz de reunir y reciclar energías, haciendo limpiezas y expurgos y fortaleciendo a cada integrante. La conexión con el centro es sentida intuitivamente, de manera subjetiva. La sensación experimentada por pertenecer a un círculo de mujeres es reconfortante, acogedora y, al mismo tiempo, de mucha fuerza. Que el círculo, presente en el inicio de la vida en la Tierra, en la naturaleza y en el cuerpo femenino, pueda actuar como instrumento de sanación, ayudando a poner en movimiento y a anclar la energía necesaria para el gran salto que se anhela en los nuevos tiempos.


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa