auravide auravide

¡El silencio que mata!


Traducción de Teresa
[email protected]

¿Cuál es el precio que se paga por haber sufrido abusos en la niñez?

Este mes estamos en el movimiento del Septiembre Amarillo, una campaña de concienciación mundial sobre la prevención del suicidio. Y no puedo dejar de expresar mi indignación cada vez que recibo en el consultorio a personas que fueron víctimas de abuso cuando eran pequeñas y/o adolescentes, y no han encontrado, hasta hoy, quien valide y tome en serio sus dolores, principalmente cuando se habla de abuso sexual.

Hablar de suicidio sigue siendo todavía un tabú, lo mismo que hablar de la muerte, o de cualquier situación que cause dolor y malestar. ¿Sabes lo que supone sobrevivir a un abuso? Pero las personas huyen del tema y, por miedo o desconocimiento, no perciben las señales cuando una persona cercana está pensando en quitarse la vida, aunque sea una criatura indefensa. su hija, o quien sabe, quizá hayas pasado por eso de pequeño y nadie se dio cuenta. Lo lamento.

Los motivos que llevan a una persona a pensar en quitarse la vida son de lo más variado, pero hoy quiero hablar sobre lo que más recibo en mi consultorio, porque a pesar de toda la movilización sobre el tema en este mes, no encontré por parte oficial quien abordase la relación entre suicidio y abuso infantil, en especial el abuso sexual.

Todas las niñas que he atendido hasta hoy y han sido víctimas de ese tipo de abuso, todas, ya han pensado en el suicidio una o más veces. ¿Quieren ellas quitarse la vida? Pienso que no, ellas no quieren la muerte, lo que quieren es liberarse del sufrimiento y del dolor. Dolor causado por vergüenza, impotencia, humillación, asco, tristeza, y sobre todo, por encontrarse solas en su silencio y sus dolores.

¿Queréis saber más? Todas esas mismas niñas que han sufrido en silencio, cuando se armaron de mucho valor y fueron capaces de contarlo, prácticamente todas continuaron estando solas. Eso quiere decir que madres, padres, hermanos, tíos, e incluso profesionales de la especialidad, de quienes se espera tengan conocimiento de las secuelas y puedan acoger a esas víctimas, no lo hacen, y así todos permanecen omisos. Y la omisión, para quien no lo sepa, causa tantas secuelas cuanto el abuso en sí. Y ellas continúan estando solas.

¿Cómo soportar tanto dolor dentro de esa soledad impuesta? Impuesta, sí, porque no hay nadie que entienda, acoja, valide y dé nuevo significado a esos dolores. Por eso divulgo tanto el trabajo de Alice Miller, que fue una defensora de la importancia de romper con el silencio del sufrimiento de la infancia. porque ese silencio, simplemente mata. Mata la esperanza de volver a confiar en otra persona, mata el deseo de cuidar de sí, mata la voluntad de ser madre, mata el deseo de continuar viviendo.

Es importante para quien ha sufrido cualquier tipo de abusos, que encuentre un lugar para expresarse, que sus dolores sean tomados en serio y respetados. No se puede continuar queriendo resolver problemas relacionados con los abusos evitando hablar sobre ello en sesiones de terapias, limitándose a escuchar, sin conocimiento, o sin enseñar herramientas para lidiar con todo lo que emerge cuando la persona se decide a acudir a un profesional.

Una terapia eficaz debe ayudar a los pacientes a tomar conciencia de la historia dolorosa reprimida en la niñez, a través del despertar de emociones y sueños, para que ya no necesiten temer los peligros que los amenazaban cuando eran niños, y que ya no tengan que expresar sus dolores mediante síntomas físicos, que casi siempre se hacen presentes.

Confrontarse emocionalmente con la verdad de la infancia y abandonar la negación del sufrimiento es el primer paso para quien ha vivido cualquier tipo de abuso infantil. Así como desarrollar la empatía para con el niño que fuimos y comprender el origen de los miedos, de la culpa, para poder efectivamente liberarnos de las amenazas que él ha oído tan pronto en la vida provenientes de personas que deberían habernos cuidado. Sí, tú que has pasado por todo eso y has sobrevivido, sabes que puedes aprender a dar a tu niño interior y a ti misma lo que más necesitas y que nunca has recibido de tus padres: amor y respeto. Para ello, acude a un profesional que sea realmente competente para oír y validar tu historia.


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


Leia Também

O silêncio que mata!


zago
Rosemeire Zago é psicóloga clínica CRP 06/36.933-0, com abordagem junguiana e especialização em Psicossomática. Estudiosa de Alice Miller e Jung, aprofundou-se no ensaio: `A Psicologia do Arquétipo da Criança Interior´ - 1940.
A base de seu trabalho no atendimento individual de adultos é o resgate da autoestima e amor-próprio, com experiência no processo de reencontrar e cuidar da criança que foi vítima de abuso físico, psicológico e/ou sexual, e ainda hoje contamina a vida do adulto com suas dores.
Visite seu Site e minha Fan page no Facebook.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa