auravide auravide

EN BRAZOS DE LA MADRE DIVINA


por Márian - Marta Magalhães - [email protected]

Traducción de Teresa - [email protected]

En estos tiempos de inmensa conturbación interna y externa en que vivimos, algo infinitamente dulce y suave viene para aliviarnos. Es el Amor de la Madre Divina, tierna y amorosa Madre siempre presente…

La Madre Divina está representada en muchas religiones del mundo y tiene muchos nombres y formas, Ella es la energía sublime del Amor. Su nombre universal es AMOR.

Es este Amor lo que continuamente nos ampara y fortalece, dando aliento a nuestra alma.

Siempre que necesitamos paz o esclarecimiento podemos pedir su ayuda, y ciertamente la Madre vendrá a nosotros. En el silencio del alma podemos sentir entonces cómo Ella nos envuelve con su manto de Paz, para que podamos ver con nitidez los pasos que tenemos que dar.

Con su Amor Infinito Ella siempre nos impulsa a tomar las decisiones necesarias para nuestro crecimiento. Sus consejos son siempre amorosos y fraternos, nunca amedrentan ni desalientan, puesto que Ella siempre dice que confía en sus hijos, y sabe que estamos empeñados en disolver nuestras sombras y avanzar siempre hacia la Luz.

Como todos sabemos, una madre siempre espera la maduración de su hijo, por tanto podemos estar seguros de que Ella nunca nos abandonará. Ella conoce bien los caminos que nos llevan a la reintegración al Todo en conciencia, por tanto Ella sabe de las dificultades que tenemos y también de nuestra capacidad para superarlas. Sabedora de las Leyes Universales, Ella conoce todas las etapas por las cuales es menester que pasemos, y comprende bien nuestras limitaciones frente a las circunstancias de la vida.

Ella nunca nos dará por perdidos, pues Ella es la Esperanza en Sí.

Ella está siempre atenta a nuestros pasos y cuando tropezamos y caemos está siempre dispuesta para ayudarnos a levantar, pues como nadie Ella conoce nuestros dolores y nuestras debilidades. Ella es pura Compasión y se enternece con nuestras lágrimas, enjugándolas y animándonos a seguir siempre adelante.

Tal como una Madre sabia, Ella nos conforta en el dolor, pero también nos alerta sobre los desvíos del camino. Ella nos advierte de los engaños con que las sombras intentan confundirnos y nos ruega que tengamos ojos únicamente para la Luz, que no nos dejemos llevar por el temor y la duda. Esclarece que las enseñanzas que vienen de la Luz llevan siempre al entendimiento y a la unión, contrariamente a las sombras, que continuamente conducen a la separación y al conflicto. Ella advierte que palabras que generan miedo no pueden venir de la Luz… El miedo es un instrumento de las sombras y, por tanto, no debemos equivocarnos.

Pide que tengamos siempre en el corazón la certidumbre del Amor Divino, de su capacidad inconmensurable de comprender a todos sus hijos. El Amor está siempre vinculado al Perdón y a la Compasión.

Nuestra Madre afirma siempre: El Amor Divino ilumina y disipa cualquier oscuridad. La oscuridad no puede nada contra la Luz. La oscuridad solo existe en el corazón de aquellos que no conocen el Amor.

Y si le preguntamos respecto de los tiempos actuales, Ella ciertamente nos recordará que las fuerzas de la naturaleza siempre actúan en sintonía con la Gran Conciencia Cósmica, con el Gran Plan Divino, y por tanto, ciertamente todo es tal como debe ser y cada uno de nosotros estará donde debe estar cuando lleguen los momentos más críticos. Solo tenemos que atender a nuestra misión personal, a nuestra transformación interior, sin escapar a nuestro karma, intentando comprenderlo y sirviendo a la Luz, siempre. El temor a la muerte es natural, pero los hijos deben recordar la eternidad y creer que la muerte no es más que una prueba que hay que pasar, porque forma parte del proceso de la VIDA en la tercera dimensión.

En estos momentos gloriosos de purificación y reintegración universal, es nuestra Madre quien comanda la Transición, orientando a los ángeles a fin de que ellos extiendan sus alas sobre nosotros, para que así franqueemos los portones que aún nos separan de la Unidad. Esto significa que el Espíritu Santo está sobre nuestras cabezas, iluminándonos para que alcancemos la comprensión de nuestra verdadera identidad y nos liberemos de la ignorancia.

Para los momentos críticos que vendrán, Ella pide que nos volvamos hacia la Luz Interior y que la expandamos e irradiemos hacia todas las direcciones sin restricción alguna. Pide que nos abramos al Universo y seamos la Paz absoluta.

Ella no pide nada para sí, pide únicamente que ayudemos a neutralizar las fuerzas de las sombras por medio del servicio y la oración. Oración sin servicio no lleva a la realización. Orar sin consciencia no origina transformación. Orar es pedir la intervención Divina, servir es compartir lo Divino que está en nosotros.

Ella subraya que realmente la oración tiene un poder increíble, pero cada cual debe hacer su parte para que se verifique la comprensión y la trasmutación interior.

Ella siempre dice que nunca dudemos de su presencia amorosa constante en nuestra vida. Ella está presente en la existencia de cada uno de nosotros, de cada uno de sus hijos.

¡Ella es el propio Amor!

Amor siempre Amor,

Namaste,
Márian


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa