auravide auravide

Escucha tu cuerpo - Texto sobre la segunda clase


Autor: Vinicius Francis
[email protected]

Traducción de Teresa
[email protected]

Este es nuestro texto sobre la segunda clase de la Semana de Sanación, "Escucha tu cuerpo", que puedes ver en su integridad, pinchando AQUÍ. Si no has asistido a nuestra primera clase, no dejes de hacerlo, para tener idea de todo lo que estamos diciendo; basta pinchar en el enlace a continuación del texto. ¿Sabías que tu cuerpo habla? ¿Sabías que es posible comunicarte con él? Afortunadamente, tenemos en nosotros un conjunto de sentidos con los que es posible interaccionar y eso puede ser una ayuda inestimable en nuestro camino de sanación interior. La falta de comunicación con nuestro cuerpo o aparato emocional del ser puede desembocar en grandes problemas.

Desde luego, las enfermedades son emociones no comprendidas. Y lo que no comprendemos no puede ser trabajado ni realizado, luego, no puede ser resuelto. De ahí que tengamos dolencias, problemas, infortunios, desaciertos de todo tipo en la vida, porque simplemente no sabemos escuchar nuestro guía emocional, que es capaz de no sólo darnos respuestas sobre todo, sino además de orientarnos sobre cuál es el mejor camino a seguir, según la esencia que pulsa en lo profundo de nuestro interior, que es parte de lo que llamamos Dios.

A nuestro conjunto de sentidos podemos dar el nombre de alma. Localizada en la parte central del pecho tenemos la glándula timo, que tiene una importante función en el asunto, y una conexión e interacción muy fuerte con nuestras emociones y sentimientos, que es donde actúa más fuertemente el alma, "órgano" astral, no presente en nuestro cuerpo físico. Por eso dicha glándula está tan ligada a nuestra alma. A veces se le llama glándula astral por ese motivo.
Más abajo tenemos la región del "animal", parte de nuestro conjunto de sentidos, una de sus actuaciones lo es en el campo de las emociones.

Y lo mejor de conocer todo esto es saber que podemos mantener una conversación con ese aparato emocional fantástico. Porque, infortunadamente, nos quedamos demasiado en la cabeza, en la mente, y aunque ciertamente es una herramienta bastante poderosa, guiarse por ella puede ser peligroso. Este es el origen del "juzgar", que nada más es que "suponer", con base en lo que se nota en lo externo, en lo superficial. Y por desgracia la mente observa lo que está fuera, que es donde ella está más enfocada. En cambio, nuestras emociones están profundamente ligadas con nuestro campo magnético, entonces podemos, a través de lo que sentimos, obtener "n" informaciones, ya sean de una persona o de situaciones de lo cotidiano que nuestra mente sencillamente no logra percibir. Guiarse por las emociones es interaccionar con nuestra parte profunda, con nuestra esencia.

Dios no habla a la mente, Él se comunica con nosotros a través de sensaciones. Escuchando tu cuerpo y lo que él tiene para decir, a través de él sientes que la esencia divina se comunica contigo. Porque a menudo pensamos "x" de una situación, pero nuestro cuerpo siente "y". Pero desgraciadamente, como hemos aprendido a reprimir y a ignorar lo que sentimos, y a no dar a eso la debida importancia, tendemos a ir a más en la onda de la cabeza. He ahí la causa de mucha desilusión, decepción y sufrimiento. Vivimos guiados por el "me parece que", en lugar de buscar en el cuerpo las respuestas y las decisiones con base en nuestra esencia más profunda, que no nos miente, jamás.

Pues la mente es parte de un astral colectivo, es un enmarañado colectivo de informaciones; en cambio, ese conjunto de sentidos que nos confiere sensaciones es solamente nuestro. Es parte de nuestro Yo Superior individual, proviene de la chispa divina en el ser. Entre tanto, cuando se trata de la interacción con nuestro cuerpo, es preciso estar atentos a prestar siempre atención a lo que sentimos; y además, es preciso cultivar la postura de encarar nuestras emociones y sentimientos. Sean los que fueren, no deben ser ignorados, pues en nuestro sentir encontramos las respuestas que ignorantemente tanto buscamos en la mente.

Habla con lo que sientes, encara, siéntate contigo mismo e interacciona con tu sentir. Esto te acerca a quien realmente eres, y además te proporciona las herramientas para cambiar tu vida y tomar decisiones pautadas en lo que realmente tu alma anhela. Recuerda, lo que conseguimos escuchar y trabajar en nosotros no necesita transformarse en una experiencia para que lo veamos, a menudo con bastante disgusto.
Sin duda, estar en contacto con nuestros sentimientos, emociones, en fin, con nuestra alma, nos fortalece y nos capacita para cambiar de vida y reescribir nuestra historia, con base en lo que realmente llevamos en nuestro interior y no con lo que la mente "supone".

¡Que el Amor nos sane!

Vinícius Francis


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa