auravide auravide

Especial - Inspiración en el Maestro. La Evolución.


Traducción de Teresa
[email protected]

Cada nuevo día es un período precioso para el buscador de la verdad. Éste sabe que un nuevo ciclo comienza y, dependiendo de cuánto haya avanzado en su andadura, procura hacerlo provechoso, útil, amoroso, con base en el conocimiento y en las experiencias adquiridas hasta aquí. Sabe que puede hacer de su día un paraíso, un infierno, o bien puede simplemente malgastarlo, conectando aquel piloto automático que embotará su conciencia, mezclándola con la de la mayoría de la gente, todavía hipnotizada, adormecida, perdida en medio de la ilusión de la materia.
Sí, el ruido es enorme, permanente y está por todas partes. Se intensifica en eventos especiales, como en navidad, año nuevo, en carnavales y por ocasión de los grandes acontecimientos deportivos locales y mundiales. La movilización incesante y machacona de los medios de comunicación masivos, impelida por los bancos, los productores de bebidas, los grandes grupos de telefonía, las empresas estatales - aunque sean monopolistas, todas se sostienen de nuestra energía - hace que la mayoría permanezca constantemente en un haz-de-cuenta lleno de fantasía, de pseudo-alegría, de sensaciones pasajeras de euforia, cercanas a la alucinación o la insensatez.

Sí, enormes cantidades de energía se derrochan impregnando además el éter con sus vibraciones pesadas, de baja frecuencia, alejadas de la Luz, que aguarda condiciones más favorables para manifestarse con su poder en nuestro auxilio.
Todos sentimos en el Alma esas perturbaciones dañinas esparcidas a nuestro alrededor, que dificultan incluso la conexión con la Fuente para escribir estos renglones. pese a que hiciésemos con cuidado y perseverancia nuestra parte, sin abrir brechas al negativismo, al desánimo, al conformismo, siempre valiéndonos de la clave del Amor, perdonando, sirviendo, estando en constante sintonía con los eternos valores universales. Sí, incluso así, hay situaciones en que nuestra fuerza de voluntad y nuestras certidumbres se ven desafiadas, puestas a prueba de hecho una vez más, sin clemencia, sin duelo.
Sabemos que es pasajero, pues todo es cíclico y mutable, y que podríamos dejar para enviar este boletín la semana que viene, pero sentimos dentro del pecho una gran urgencia, una necesidad apremiante de continuar esparciendo semillas de Luz, que nos impele a escribir, a seguir motivando y estimulando a todos aquellos que están en la sintonía de la Verdad y que en este exacto momento pueden sentirse perdidos, abandonados, olvidados por la Conciencia Universal.

Pese a ello, aunque todo en nuestro entorno nos indique superficialidad, banalidad, vulgaridad, cambalache, falta de compromiso y todo lo demás, este es un nuevo momento oportuno para manifestar nuestra fuerza y poder innatos, nuestra lucidez y disposición para la búsqueda de la verdadera y definitiva liberación que está en edificar, ladrillo por ladrillo, baldosa a baldosa, nuestra Morada Espiritual. Algo que nos repone en la bienaventuranza, en la paz, en la alegría de servir, en la disponibilidad total para amparar, avanzando firmes por la abrupta senda que conduce al tope de aquella montaña de los muchos nombres: Amor Incondicional, Conciencia Crística, La Fuente.
Aunque el ascenso pueda parecer solitario, lo cierto es que cuenta con el apoyo sublime de los Maestros, de los seres de Luz que nos aman con amor infinito, que conocen la envergadura de las dificultades con que aquí, en el plano material, nos enfrentamos a cada paso, sugiriéndonos cómo evitar en la práctica las innumerables trampas del ego, con sus engañifas y sus falsas necesidades, aliviando de esta forma nuestro fardo y haciendo que la andadura sea más compensadora, ligera y provechosa.

Se me ocurre ahora una simple pregunta: ¿dónde están las religiones tradicionales en estos momentos tan críticos de la Humanidad? ¿Qué apoyo real - psicológico, energético y espiritual logran ofrecer? ¿Cómo aliviar el intenso sufrimiento del Alma de millones de personas, prisioneras de tradiciones obsoletas, falsedades, fundamentalismo, hipocresía, sin olvidar además los dogmas que, a la luz del conocimiento moderno, llegan a rozar el ridículo?
¿A dónde ha ido a parar, si es que alguna vez de hecho ha existido, el verdadero ecumenismo, la universalidad y la opción por los pobres? ¿Cómo ha sido transmitido, a través de los siglos, el bellísimo mensaje original del Pescador de Almas de Galilea, el Cristo? ¿O será que sus palabras han sido alteradas, distorsionadas, olvidadas, en favor del poder absoluto, del control del rebaño, de la riqueza, de la ostentación y de la fastuosidad?
Sí, es mucha hora. Cuanto antes es preciso higienizar el ambiente de nuestro entorno, limpiándolo de toda la basura que estorba nuestra jornada hacia el desarrollo del Alma, ese movimiento individual e intransferible, tan único como nuestras huellas dactilares, nuestra caligrafía o la vibración sutil de nuestro ser divino.

Vayamos adelante con firmeza, determinación y coraje; pero siempre con respeto absoluto hacia aquel semejante nuestro que todavía sigue en ilusión, desconcertado y como cegado por la humareda densa que lo envuelve y le impide vislumbrar la realidad de la vida, incluso observar en el espejo su propia imagen reflejada, lo cual le hubiera permitido identificar de inmediato los rasgos significativos de su linaje estelar.

Demos, principalmente, un ejemplo con nuestro proceder, por la coherencia, por la alegría verdadera, por la apertura mental, emocional y espiritual, mucho más allá de las palabras habladas o impresas, SIENDO todo lo que profesamos.

Tomemos ejemplo también de los muchos Maestros, principalmente en el que hoy más nos está auxiliando día a día en el Camino de Vuelta a la Casa del Padre.
Jesucristo. Nuestro Hermano estelar, hoy presencia más que viva en nosotros y en el STUM.

Agradezco aquí a los queridos y pacientes Guías y a toda la pandilla que permite que este Website exista:
Rodolfo, Sandra, Teresa, Marcos, Anderson, Ian, Lidiane. ¡y Tú!


¡Sí, somos uno solo! ¡El momento es ahora!
Namastê (El Dios que existe en mí saluda al Dios que habita en Ti).


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


sergio
Sergio Scabia é co-fundador do Site Somos Todos UM
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa