auravide auravide

Este es el reino de todas las posibilidades


por Nelson Sganzerla - nelsonsganzerla@terra.com.br

Traducción de Teresa - teresa_0001@hotmail.com

Con la proximidad de las Fiestas de Navidad y Fin de Año tendemos a reflexionar sobre todo lo que hemos vivido en cada año, con un poco de nostalgia, pero con la mirada al frente siempre en busca de días mejores… Eso es lo que yo creo.

En esta época procuramos recordar todas nuestras alegrías en las diversas áreas de nuestra vida, en el trabajo (creo que muchos no encontrarán nada de alegre en ese tópico), pero como ejemplo: de repente, la alegría de ya no tener aquel jefe ‘mala leche’, pues lo han trasladado a Australia; o incluso un viaje tuyo, aunque sea un viaje de trabajo fuera del país; aquella máquina nueva que tanto pedías y que al fin se te concedió comprar.

En los almuerzos con la familia, siempre recordamos aquel cuñado que se pasó con la bebida. Y se fue a dormir en nuestra cama con los zapatos puestos… Pero en el fondo nos hace reír y recordamos también momentos felices en las memorables parrilladas con los amigos y damos buenas carcajadas con ellos; buenos momentos que hemos pasado quizá en una hora de asueto en la playa, en la finca o incluso en casa con nuestros vecinos.

La vida es así ¿os dais cuenta?

Repleta de momentos de esparcimiento que disfrutamos y vivimos junto a muchas personas.

Por más preocupados, disgustados o incluso tristes que estemos por algún momento que no fue el mejor, siempre queda sitio para una sonrisa; por mucho que estemos sufriendo quizá por la falta de un ser querido, un problema económico debido a la falta de empleo, un amor no correspondido, en fin…

Considero esto como una dádiva, pues así nunca seremos infelices al 100%, ya que en caso contrario no soportaríamos un día entero lleno de amarguras y desazones. Nadie vive todo el tiempo con rencor, disgustos y tristezas. Siempre queda una palabra amiga, una carcajada, un chiste; alguien que, de repente, conocemos y nos hace sentir mejor, o incluso un nuevo proyecto de vida.

¿Os dais cuenta de cuánto buscamos esa tal felicidad? Pero olvidamos que tenemos siempre allá en lo más hondo de nosotros un espíritu alegre que, por muy reprimido que esté, siempre sale a la superficie. SER ALEGRE ES UNO DE LOS CAMINOS PARA LA FELICIDAD, basta observar a los niños o acordarnos del tiempo en que lo éramos, cuando los mayores nos decían:

- Feliz tú que no tienes que preocuparte de nada…
- ¡No quieras nunca crecer!
- Cuánto añoro el tiempo en que era un crío como tú…

Éramos felices, pues éramos alegres, no traíamos ningún tipo de disgusto en nuestro corazón, ninguna rebelión, ningún sentimiento que no fuese puro e inocente; corríamos todo el día y cuando llegaba la noche aún nos quedaba energía para luchar contra el sueño.

Hay personas ceñudas, sesudas, que no ríen, creo que hasta por vergüenza de mostrarse alegres. ¡Es verdad! Mucha gente tiene vergüenza de mostrarse alegre. Entonces, prefieren siempre adoptar aquella famosa ‘cara de paisaje’ sin la menor expresión…

Pero nuestro reino es así: con todas las posibilidades a nuestra disposición, basta para ello desearlo con mucha fe.

Posibilidad de ser alegres como lo éramos de niños y con esa alegría contagiar a más y más personas en nuestro entorno; a fin de cuentas, no llegaremos a ningún lugar ni abriremos las puertas del cielo si no somos como niños.

Posibilidad de ser espíritus de luz e iluminar a cada espíritu que necesite un camino más seguro, un empujón para que salga de la oscuridad y vea la luz del sol nuevamente.

Posibilidad de ser solidarios con el prójimo, no haciéndoles lo que no queremos para nosotros, ayudándoles de alguna forma, desterrando de una vez de nuestra vida el orgullo, la arrogancia y la prepotencia.

Tenemos siempre la posibilidad de cambiar, da igual lo que somos, lo que hacemos.
Creer en esta posibilidad es abrirse a lo nuevo, es descartar lo malhumorado en nosotros; no querer el espíritu egoísta en nosotros, no más aceptar ideas preconcebidas de lo que está bien o mal.

No vivir como mejillones agarrados a las piedras temiendo que la fuerza del agua venga a arrancarnos y mostrar la vida que hay fuera de ellas, sin experimentar las otras muchas posibilidades de este nuestro reino.

Si queremos buscar la tal Felicidad, tenemos que aprender siempre a ver las otras posibilidades en nuestra vida. Pues este es el reino de todas las posibilidades…

¡Piensa en ello!

Mucha Paz


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa