auravide auravide

Fobia a envejecer, a enfermar


Traducción de Teresa - teresa_0001@hotmail.com

Paciente R.J.M., 31 años, sexo femenino

Consulta

"Tengo mucho miedo a envejecer, a hacerme vieja y ponerme enferma. Tengo un novio, lo echo mucho de menos, siento abandono, me siento sola, ¡tengo pánico a quedarme sola! Es una necesidad de tener a alguien, de no estar sola. Cuando estoy sola en casa, me pongo a pensar, me viene un temor a que se mueran mis padres, a que mi hermana no regrese, entro en pánico, ¡lloro desesperada! Y si se retrasan, no telefonean, me imagino asaltos, accidentes...Un temor a que les suceda algo, imagino que me quedo sola..."

Sesión de regresión

MK - Abandona tu cuerpo completamente ahí en el colchón, suéltate, y siéntete ligera, tranquila... Y vas entrando en la música, vas por la música, te sientes leve... Y relaja bien tu rostro, la boca, suelta el mentón, relaja la frente, ablanda la frente, los ojos, las cejas... Y siéntete ligera, tranquila... Y ve por la música, entrando en la música, como si fueses desapareciendo en el aire, disolviéndote en el aire... Y te vas poniendo tan leve que hasta puedes flotar y subir, levitar, por la música... Y vas subiendo, subiendo, por la música... Y te sientes creciendo, creciendo, como un globo que se llena, que se va inflando... Y va ocupando toda esta sala, subiendo, subiendo... Para encontrarnos con tu pasado, en otra vida, el otra época, un lugar antiguo, una época antigua, diferente de la de hoy, en que tú eres otra persona... Y cualquier cosa que venga a tu mente me la dices... lo que ves... lo que sientes... cómo te sientes tú ahí... lo que sucede...
P - Yo no sé dónde estoy... Sólo consigo sentir mi propio cuerpo rígido, todo mi cuerpo endurecido, las piernas, los brazos, todo duro, así, todo... Yo no sé dónde estoy. No consigo describir, no veo nada. Parece que llevo mucho tiempo en esa misma postura, no veo nada a mi alrededor, como si llevase mucho tiempo tendida en esa misma postura, así...

MK - ¿Cómo es ese lugar?
P - Una habitación... en una casa... parece que hay un bosque, como si estuviese yo sola... tal vez en una cabaña... mucho matorral, un bosque, y tengo la impresión de que estoy sola... parece que siento esa rigidez de mis piernas, de mis brazos, estoy siempre sentada... siempre en un rincón de ese cuarto...

MK - Sí, continúa. ¿Qué pasa entonces?
P - No lo sé, estoy en esa casa, en esa cabaña, parece que me han abandonado allí, y allí me he quedado... como si me hubiesen aislado... Tengo la sensación de haber sido una carga... algo así para alguien... por encontrarme en esa situación, así, de no conseguir moverme... estoy allí..., acostada, no consigo moverme... No veo a nadie a mi alrededor.

MK - Vamos a ver, entonces... ¿qué va a pasar? Después de que pasa el tiempo... vamos a recordar qué fue lo que ocurrió, entonces...
P - Tengo la impresión de que es como si fuese un... cazador, así... una persona que entra en esa cabaña y yo... yo estoy allí... estoy acostada... Tiene una escopeta, lleva sombrero... cuando veo a esta persona, soy feliz, me alegro, pero al mismo tiempo tengo la impresión de que es alguien que va y viene, que no va por allí todos los días... va, se queda fuera por un tiempo, después
vuelve... no sé, me parece que se encuentra un poco... que ha bebido... algo tambaleante, un poco sucio, pero así y todo, en ese estado en que se encuentra esa persona, soy feliz de que esté allí, de que haya vuelto para... para ayudarme...

MK - Sí. ¿Qué pasa, entonces? Continua.
P - Tengo la sensación de que espero de esa persona... que imploro alguna cosa... y tengo la impresión de que esa persona no me puede dar ese algo que quiero. Se acerca al lugar donde me encuentro tendida... Parece una cama. Pero, al mismo tiempo, tengo la impresión de que esa persona no puede darme lo que quiero, ella me da cariño, pero no consigo sentirlo como verdadero, como del corazón de esa persona, no sé... Parece algo muy fingido.

MK - Y cuando va pasando la vida... van pasando los días... Te vas haciendo más vieja... El tiempo va pasando... ¿Qué sucede? ¿Cómo te quedas?
P - No lo sé, continuo en la misma posición... continuo en la misma cabaña, en el mismo lugar donde estoy acostada... Siento la presencia de aquella persona, pero no veo... No consigo saber si ella está en la cabaña, todavía allí...

MK - Vamos a ver cuando se va pasando tu vida... van pasando los días... Vamos adelante, entonces, cuando te vas haciendo más vieja, más vieja... la vida se va terminando... qué va a pasar contigo... cuando te vas haciendo vieja, vieja...
P - Veo aquella persona que estaba conmigo, mucho más vieja, con los cabellos blancos... lo veo en la cocina, faenando con comida... pero de ahí a poco él se cae... como si hubiese tenido una... yo qué sé... él se cae, va resbalando, se apoya en la mesa... va resbalando y se queda caído en el suelo. ¡Y yo veo aquello y no consigo hacer nada! Y por más que llame, por más que grite, él no me oye, nadie consigue oírme. Tengo la sensación de que tampoco yo tardaré mucho en... morirme también; no aparece nadie. Me quedo mirando aquel hombre caído en el suelo... no sé... la sensación que tengo es de que me voy a morir también, pero a mi me da igual... porque ya no consigo moverme, no salgo de cama, no consigo moverme, no consigo hacer nada... Tengo la sensación de que en cualquier momento alguien vendrá a buscarme... para morir, alguien me va a libertar de alguna manera de esta vida... de este sufrimiento... que estos dolores que siento en el cuerpo me ocasionan... de esta imposibilidad de moverme... No sé cómo consigo estar tanto tiempo sin alimentarme, sin tomar un vaso de agua...MK - Vamos a ver... más tarde... la vida va pasando... terminando... si viene alguien a buscarte, una Luz, un Ser de Luz, para que salgas, subas a la Luz, al Mundo Espiritual... libertarte... Vamos a ver cómo sucede eso...
P - Ah, me siento cada vez más débil, cada vez más... con sueño... Parece que hay una persona, toda de blanco, así, parada a mi lado, mirándome, sonriente... Qué paz me transmite esa persona... No me dice nada, simplemente me mira, me extiende la mano... No temo tomar la mano de esa persona, pero si no me muevo ¿cómo voy a extender la mano hacia ella? Ella acerca su mano a la mía, estira mi brazo y me levanta de la cama. Salimos, yo salgo caminando por la puerta de aquella casita... Voy caminando con ella por el medio de aquel bosque... qué cosa buena poder caminar, poder ver aquel verde, aquellos pajaritos cantando... y así vamos... caminando... yo estoy ya toda de blanco, esa persona a mi lado... y es como si nos volviésemos un puntito y subiésemos, subiésemos a la Luz, subiendo, subiendo, hasta desaparecer... me siento muy bien... poder caminar, poder ver el día, ver el sol... MK - Entonces relájate, aprovecha, puedes permanecer en silencio, sintiendo esa paz, esa serenidad... esa presencia espiritual... Otro día podemos ver más cosas de tu pasado, si fuese necesario... Descansa, relájate, aprovecha...

Comentario

El miedo de quedar sola, abandonada, de hacerse vieja, de ponerse enferma, que siente en la vida actual, proviene de esa encarnación en que era una mujer que por alguna dolencia o dificultad física no conseguía moverse, se quedaba sola en casa, esperando que aquel hombre que la cuidaba llegase. Imaginad el miedo que sentía a que él no volviese... Es el mismo miedo que siente hoy cuando sus padres o su hermana tardan en llegar y ella entra en pánico, comienza a imaginar que va a quedarse sola, como realmente sucedió en aquella vida!
La mayor parte de las ideas que causan conflicto, creencias extrañas, dificultades existenciales, bloqueos en la vida profesional, sexual, etc., miedos, ansiedades, angustias, fobias, pánico, tristeza, etc., provienen de nuestras vidas pasadas. Y ese material, tal como nos ha enseñado el Dr. Freud, está dentro de nuestro Inconsciente, como una olla de presión cerrada, que puede ser abierta mediante el acceso a la situación o situaciones del pasado. Por la técnica utilizada en nuestra Asociación Brasilera de Psicoterapia Reencarnacionista (www.abpr.org), es el Guía Espiritual de la persona quien comanda el proceso, hace con que el paciente tenga acceso a la situación, recuerde hasta el final, hasta su muerte en aquella vida, su desencarne y subida al Plano Astral, ¡hasta estar sintiéndose muy bien! Esto es una regresión completa y cosmoética, en que el terapeuta sólo actúa en la 1ª fase (relajación y expansión de Conciencia del paciente) y el Mundo Espiritual realiza el trabajo.

Después de esta regresión, en que esa paciente se desligó de aquella encarnación, ella se encuentra mucho mejor de su ansiedad, del miedo al abandono, de la sensación de soledad. No obstante es recomendable realizar una o dos sesiones más para verificar si no está todavía sintonizada en otras vidas pasadas. Existe un patrón de repetición kármico, secular, basado en la Ley del Retorno, que tiende a mimetizarse en la vida actual.


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clubestum Mauro Kwitko é médico auto-licenciado do Conselho de Medicina para poder dedicar-se livremente ao seu trabalho como psicoterapeuta reencarnacionista. Em 1996, começou a elaborar e divulgar a Psicoterapia Reencarnacionista. É fundador e presidente da ABPR. Ministra Cursos de Formação em Psicoterapia Reencarnacionista e Regressão Terapêutica há muitos anos, tendo formado centenas de psicoterapeutas reencarnacionistas.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa