auravide auravide

Fragmentos de la Sociedad Virtual

por Acid
Publicado dia 27/08/2008 10:15:18 em STUM WORLD

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

Traducción de Monica Aliss - [email protected]

Tu corazón se divide en tantas partes como preocupaciones tienes. Cada preocupación lleva un pedazo. ¿Crees que Dios va a derramar sus gracias en un vaso partido? No permitas que tu cuerpo ande por un lado y tu corazón por otro, sin ver las cosas que haces. Antes, sirve a Dios con este cuerpo mortal (Teresa de Ávila)

Caminar desnudo, con los cabellos despeinados, ayunar, cubrirse de polvo y cenizas, recostarse sobre clavos – ninguna de esas cosas puede purificar un hombre si su mente no es pura (Buda)

A lo que el Señor les dijo: Ahora vosotros los Fariseos lo de fuera del vaso y del plato limpiáis; mas lo interior de vosotros está lleno de rapiña y de maldad. Necios, ¿el que hizo lo de fuera, no hizo también lo de dentro? Empero de lo que os resta, dad limosna; y he aquí todo os será limpio. (Lucas 11: 39-41)

Servir a Dios no es atarse bombas al cuerpo y hacer explotar a quien no de es de tu religión (ese concepto es relativamente nuevo y es una distorsión en caso del islamismo). No es intentar convertir al mayor número de personas. Ni golpearse el pecho y pegar en el auto un “Orgulloso de ser (ponga su religión aquí)”. Servir a Dios es primero reconocer a Dios en el otro, y servirlo en la figura del PRÓJIMO. Jesús no pudo haber sido más claro que eso, y los grandes nombres del cristianismo también fueron grandes servidores. Infelizmente en el mundo de hoy la persona que se dona y respeta al prójimo es vista como un tonto, un tarado. Esto es así porque creamos una cultura donde los zorros cuidan del gallinero, y “aprendemos” a pensar: ¡oye, eso es ser astuto!

He pensado pasar mis vacaciones inmerso en un juego online llamado Lineage II. Nunca me gustaron los (es un término para referirse a la realidad virtual en donde gordos, frikis, fanboys, Furries, otakus, Chinos y otros perdedores pasan 22 horas al día matando monstruos para tener algo de gloria en sus vidas) MMORPGs(*), creo que es muy aburrido mantener diálogos dentro de un juego, o estar todo el día matando bichos débiles para poder subir de nivel, pero éste me cautivó por causa de la imagen, con una dirección de arte magnífica y por un sistema de comercio interesantísimo – que recuerda una feria libre – que aumentó mi interés el juego. De hecho, he pasado más tiempo comprando y vendiendo que matando monstruos.

Pero lo que me hizo mencionar este juego son las relaciones sociales que son establecidas en el mismo. Como un micro-mundo, se tiene una libertad increíble tanto para el bien como para el mal. Como dije anteriormente, no quería conversar, ni conocer personas. Pero, al entrar en el juego, en los primeros días, tuve un buen refuerzo moral que me dieron los veteranos. Gente que yo no conocía me ayudó a luchar contra monstruos más fuertes, me aconsejaron, y una persona hasta me dio dinero (MUCHO dinero) solamente por mostrarme simpático en una charla. Eran personas interesadas en transformar aquel mundo virtual y efímero en un lugar mejor para “vivir”. Me sentí como una rata de laboratorio siendo recompensada con un queso, pero el refuerzo positivo FUNCIONÓ, porque terminé llevándolo sin querer para la vida “real” días después al entablar una conversación con una vendedora, donde conseguí descuento en un refresco, que prácticamente me fue gratis, simplemente por mostrarme simpático y comunicativo (y ni siquiera era mi intención usar eso para mi beneficio).

Entonces vemos esa sociedad virtual siendo construida en un mundo con pocas reglas. Se pueden usar los “poderes” para el bien o para el mal. Si los usas para el bien, sólo se obtienen ventajas, claro que por la tela social, estamos hablando de dinero y puntos de experiencia que son dados al luchar contra monstruos en grupo. Pero, si los usas para el mal, al matar a otros participantes, tu nombre permanece en rojo indicando que eres un PK (Player Killer). No ganas nada, después de 6 muertes puedes llegar a perder ítems si te matan, pero lo que más me impresiona es que NUNCA dejan de haber PKs en el juego. Existen muchas personas que matan a los otros y la única recompensa es el PLACER. No sé si es una compensación por ser débil en la vida real, o una válvula de escape contra padres y hermanos, pero ese sadismo existe y hay hasta una cierta tolerancia por parte de muchos jugadores. Como por decir “se yo no me meto con él, talvez no se meta conmigo”. Por otra parte, existen también personas heroicas, que ponen en riesgo sus vidas para cazar y matar a los PKs, impidiendo que ellos bloqueen una calle y cometan una matanza. A propósito, mi motivación en este juego es permanecer lo suficientemente fuerte para cazar PKs, ya que ellos me mataron muchas veces cobardemente y no quiero que ellos destruyan la experiencia del juego.

Es muy interesante observar un mundo casi sin leyes donde la sociedad todavía se está formando. Después de eso empecé a ver con mayor respeto nuestras conquistas como sociedad, como nuestras leyes, escritas o no, hacen con que tengamos un terreno más o menos firme donde apoyarnos (respecto a la fila, a la propiedad ajena, a la dignidad). En el juego resolvemos las disputas a base de diplomacia, golpes o intimidación, porque no existen los policías, no hay jueces, lo que incentiva inmediatamente a la adopción de la “ley del perro” (con diplomacia no se consiguen muchas cosas). Y lo que vi fueron extremos de virtud y perversión, salpicados aquí y allá por cierta apatía que favorece a ambos. Talvez estemos caminando por eso en nuestra sociedad “real”. Talvez tengamos un enfrentamiento entre “santos” y “demonios”. El perfeccionamiento de crueldad de los fuera-de-la-ley es cada vez mayor, mientras que el corazón de los medianamente buenos se enfría a cada día. En este caldo hirviendo, sobresalen los virtuosos, que nunca pretendieron llamar la atención, pero la llaman porque eso es lo “diferente”, lo “extraño”; donde la proliferación de programas policiales, las tapas de los diarios, la valorización de la violencia incentiva a ver un mundo sumergido en el miedo y la intolerancia, donde las religiones – que deberían ser anclas de virtudes – resuelven pelear entre sí y surgen cosas bizarras como la “Actual Freedom”, que pretende reprogramar el cerebro para ser “libre” de las influencias de la sociedad (recordé de la Naranja Mecánica, no se porque…)

Por esto no podían creer, porque otra vez dijo: Cegó los ojos de ellos, y endureció su corazón; Porque no vean con los ojos, y entiendan de corazón, Y se conviertan, Y yo los sane. Estas cosas dijo Isaías cuando vio su gloria, y habló de él. (Juan 12:39-41) Talvez este sea el plan. Cuando todo lo que es creencia y fe sucumban, cuando todos los caminos apunten para el todo o la nada, los que perseveren no por la fe, no por la creencia, no por la recompensa espiritual o kármica, y sí por haber nacido con eso, por poseer una fibra moral necesaria para proseguir en el camino de la Virtud aunque no haya recompensa alguna, esos serán los “Súper-Hombres” del cual Zaratustra (Nietzche) hablaba.

Ahora voy a volver a mi juego y sólo Dios sabe tendremos otro post...


estamos online

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

starstarstarstarstar
O artigo recebeu 1 Votos

Gostou?   Sim   Não  

Leia Também

Fragmentos da Sociedade Virtual




Sobre o autor
acid
Acid é uma pessoa legal e escreve o Blog (Saindo da Matrix).
"Não sou tão careta quanto pareço. Nem tão culto.
Não acredite em nada do que eu escrever.
Acredite em você mesmo e no seu coração."
Email:
Visite o Site do Autor

Veja também
artigo Treinando a não-mente
artigo Horário
artigo Ativação dos sentidos interiores
artigo Amigos extrafísicos


As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2020 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa