auravide auravide

Girl power (El poder de la mujer)


Traducción de Teresa - [email protected]

Cersei, con la mirada de quien está reconquistando el poder con todo el peso que conlleva y todo el sufrimiento que la ha llevado hasta allí.

Se habla mucho hoy día sobre el empoderamiento de la mujer y de cómo los personajes femeninos están siendo retratados de forma poderosa en todos los medios (el llamado Girl Power, literalmente el Poder de la chica).

Sin embargo, para mí Girl Power no es poner a las mujeres a conducirse y a hablar como hombres. Eso sólo responde a un anhelo (comprensible) de las mujeres por verse en el lugar que antes estaba reservado a los hombres en la cultura. Cuando esa fase de deslumbramiento haya pasado y tengamos más autoras - y autores que entienden lo femenino - en los medios, veremos de veras a una generación de mujeres contemplando desde muy pronto su poder, y podremos soñar con un futuro brillante para las mujeres y, consecuentemente, para el mundo.

El poder masculino es imponente, aspaventoso, amenazador, amigo de pavonear (recordando que es el pavón macho el que tiene toda aquella belleza para impresionar a la hembra). Lo femenino simplemente sabe intuitivamente que detenta el poder, por ello no necesita (y quizá ni siquiera lo consiga) exhibirlo. Por eso, lo primero que hizo la sociedad patriarcal fue abolir la intuición: oye, tú no necesitas conectarte con nada interno, nosotros lo tenemos todo listo aquí, basta seguir estos mandamientos y confiar. Jesús, que mandaba orar en el cuarto, en silencio, y se recogía en meditación, se ha convertido en un símbolo, un nuevo ídolo al que seguir ciegamente, y se han creado instituciones para garantizar que todas las reglas estén allí y que alguien siempre piense por ti. Mientras tanto, brujas han sido quemadas. Culturas indígenas han sido suprimidas.

La polaridad femenina actúa sin que parezca haber esfuerzo. Hay en esto un gran poder transformador actuando a través de la intención, pero no siempre es muy eficaz frente a la fuerza bruta.

Ayer tuvimos lo que considero el pináculo de la cultura humana: París, la más bella ciudad del mundo, abre su fiesta a una población multicultural, celebrando la diversidad musical y homenajeando desde la música clásica al pop, exhibiendo el estado del arte en términos de espectáculo pirotécnico con una sutileza inmensa para combinar colores, formas y música, con el objetivo de encantar a un público incentivado a relajarse y sentarse en el césped del Champ de Mars con los amigos y beber, charlar, reír y congregarse en paz.

Irónicamente, en el mismo día tuvimos una demostración de la más pura barbarie humana, cortesía de una cultura machista y patriarcal, con la escena nada sutil de un camión pasando por encima de decenas de personas que celebraban la misma fiesta en Niza.

¿Cuál de esas escenas consideras que arrebató el día? ¿Cuál habrá quedado marcada en la mente de la humanidad para el futuro? ¿La demostración de cientos de años de genialidad humana en las más diversas artes, o un acto que podría ser ejecutado por cualquier demente?

Así, lo femenino (lo sensible, lo intuitivo, lo circular y armonioso, no necesariamente relacionado con el sexo biológico) ha venido siendo soterrado durante cientos de años, e incluso las propias mujeres han olvidado sus historias, su jornada: estamos siempre siguiendo la Jornada del Héroe desde hace cientos de años, y en ella la mujer o es un premio o una motivadora de cambios en la vida del héroe, para el bien (abridora de caminos) o para el mal (tentación y perdición), pues ese ha sido el papel de ellas en nuestra sociedad (y nuestro inconsciente) desde tiempos inmemoriales. En los últimos tiempos estamos viviendo un momento de transición de la mujer en la sociedad, ocupando más espacios, más papeles, buscando no sólo influenciar los caminos de otros (hombres, hijos, países), sino hacer su propio camino personal. Pero nuestra mentalidad, allá en lo profundo, aún no ha cambiado, y por lo regular aún han muchas historias con mujeres donde sólo se cambia el héroe hombre por un personaje femenino (desgraciadamente la Rey del nuevo Star Wars cae un poco en esa celada). Las cosas sólo van a cambiar de veras cuando más mujeres estén dando su contribución intelectual sin intentar emular el modelo pasado de historias de éxito. Afortunadamente, ya hoy podemos encontrar casos de bellos arcos de personajes femeninos creados por autores varones.

Buenos ejemplos de Girl Power pueden ser encontrados en el libro/serie Juego de Tronos:

- Sansa, que de mujer abusada y limitada a un mundo de servir a los hombres consigue encontrar la propia voz y manipular al mayor manipulador de los 7 reinos (Meñique) para ventaja suya.

- Arya, una niña que va contra el sistema, contempla derrumbarse su mundo y se convierte en una sobreviviente, es un personaje lleno de facetas y complejidad, que aunque asustada e insegura va logrando convertirse en una combatiente y ejecutar su venganza silenciosamente.

- Melisandre, uno de los personajes más poderosos de la serie, pese a tener cientos de años de experiencia se vuelve insegura y pensativa por haber fallado su sistema de creencias, y ni siquiera el haber revivido a un hombre con magia puede cambiar eso.

- Daenerys, la madre de los dragones, rompedora de cadenas, la lacradora no quemada. Una faceta más agresiva de la Gran Madre, que acoge a los que sufren y es implacable con quien la desafía.

La característica interesante en lo femenino es que, mientras que lo masculino tiende a actuar como sonámbulos, que van de ojos cerrados pero juran que están despiertos y hacen las cosas con confianza (a veces sale bien, a veces se escacharran); las primeras son más cuidadosas y esa inseguridad a menudo la ven ellas mismas como debilidad, porque se comparan a los hombres, van y lo hacen, y mal saben que se debe a que nuestra mente es mucho más simple en su funcionamiento y por eso dejamos de tener en cuenta muchas y muchas cosas que ellas sí tendrían. Y ese es el motivo por el cual el diálogo y el equilibrio entre masculino y femenino es recomendable. Sin querer salir del tema, pero dejando una información interesante, quien tenía esa dualidad con gran fuerza era Hitler, poseedor de gran intuición para leer y olfatear el miedo en sus enemigos y que cuando decidía una cosa usaba de una fuerza de voluntad que rozaba la estupidez. Afortunadamente los Aliados supieron utilizar todo eso contra él en la segunda mitad de la guerra.

Pero volviendo al asunto, además de Juego de Tronos tenemos en los medios los trabajos de James Cameron, uno de los pocos hombres que logran crear personajes femeninos fuertes y no caricatos: Sarah Connor de Exterminador del Futuro, Neytiri de Avatar, Ripley de Aliens y Rose de Titanic. Otro fantástico personaje es Ryan, de la película Gravity. Pero recientemente un personaje ha tomado por asalto los cines, en el que me parece el mejor y más acabado ejemplo de heroína que no intenta emular a un hombre: la Imperator Furiosa del nuevo Mad Max. Ella tiene motivaciones femeninas, no es una paladina, tiene un pasado nebuloso en el cual fue tanto víctima como cazadora e independiente, incluso necesitando del personaje-título (que también necesita de ella) y lo más importante para una valorización de lo femenino más allá de los estereotipos: ella es calva, sin una mano, mal vestida, se echa grasa en la cara y aún así es linda, SIN que necesite poner caras o poses sensuales. Lo que nos lleva a un problema distinto: la Híper-Sexualización del Personaje Femenino. El proceso de crear una película es muy similar al de crear un Cómic. Cuando estás escribiendo un guión, cuando estás pensando en encuadres, trabajando luz, color e incluso banda sonora. Tanto en los Cómics como en el cine, los realizadores son en su mayoría hombres, y tienen un público-objetivo que son los adolescentes hombres en su mayoría. Las poses y ropas con que son retratadas las chicas personajes de los cómics (especialmente en las portadas) están pensadas para tocar las hormonas de esa cuadrilla y vender, claro. Cuando es llevado al cine ese recurso aún se hace más obvio y extraño: hay al menos dos momentos en que la braguita de la Mujer- Maravilla aparece en la película Batman x Superman y uno de ellos me causó cierto apuro, pues la actriz ponía claramente una pose no natural de foto de revista light porno (los animes hentai). Lo mismo sucedió en el trailer de Escuadrón Suicida con escenas nada sutiles para mostrar las curvas de Arlequina en una ropa que quedaría vulgar aunque ella fuese prostituta (si sentís curiosidad, ella es psiquiatra).

Pero el futuro es prometedor para los personajes femeninos, y para las niñas y niños que se inspirarán en éstos. Podemos ver eso claramente en el final del nuevo vídeo de Star Wars: Rogue One, donde por primera vez un personajes, en lugar de decir la clásica frase Que la Fuerza te acompañe, emplea - con una mirada traviesa y la media sonrisa de quien sabe que está levemente subvirtiendo una tradición - Que la Fuerza nos acompañe.


Eso es femenino. Es inclusivo. Es ejercer tu poder.


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


acid
Acid é uma pessoa legal e escreve o Blog www.saindodamatrix.com.br
"Não sou tão careta quanto pareço. Nem tão culto.
Não acredite em nada do que eu escrever.
Acredite em você mesmo e no seu coração."
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa