auravide auravide

Invasión de privacidad


Autor: Nadya Prado
[email protected]

Traducción de Teresa
[email protected]

Al principio todo es tan bueno como en un cuento de hadas. Con el tiempo las cosas van cambiando. La relación va entrando en un clima de rutina y ambos ya no tienen aquella motivación para mantener el encanto todo el tiempo. Las dificultades de la vida, del día a día, pasan a formar parte de la relación.

Antes, erais sólo vosotros dos, ahora sois vosotros y además un montón de gente en el mismo espacio, en la misma relación. El sosiego y el entusiasmo dan lugar a la carga que cada uno trae de su mundo. Familia, amigos, a veces hijos, trabajo. Además de esos personajes que acaban entrando en el cuento, también hay otros participantes en la relación: Todos los "yo" que estaban quietecitos dentro de vosotros, sólo aguardando el momento de manifestarse.
El yo disfrazado fue el primero que estuvo presente en la relación, con una sonrisa permanente, una imagen elaborada, que poco a poco, como un maquillaje, va perdiendo el brillo en el sudor y en las emociones que van sustituyendo aquel colorido falso.
Y aquel pequeño ser que durante cierto tiempo estuvo encerrado, empieza a abrir las rejas del sótano. Manifestando todo su malhumor, mostrando sus garras felinas. Maleducado, muy grosero, modales poco adecuados. Es el Ogro, legendario personaje de los cuentos de hadas.

Las discusiones se vuelven frecuentes, los monstruitos se sueltan y se agreden. El desgaste emocional y energético va minando la relación. Pero ¿qué hacer para que esto no suceda? Piensa en cuánto te arreglabas para cada cita al comienzo de la relación. Perfume, ropas y expectativas. Intentabas ser más positivo en tus deducciones, escuchabas más.
Había, entre ambos, más paciencia, más voluntad y menos exigencia. El espíritu de la esperanza del yo observador se hacía presente como una luz iluminando cada paso.
Recuerda que el observador no juzga, no condena, ¡únicamente observa!
Mirad, vosotros habéis permitido que el espejismo se marchase, os habéis quitado los disfraces. Esto es bueno porque es necesario mostrarse por entero y al desnudo. No obstante, olvidasteis que necesitaríais fortalecer el vínculo por la madurez y poner en práctica la comprensión de los límites que cada uno tiene y que no deben ser invadidos.

¡Sí, invasión de privacidad!

¡Relacionarse con alguien no significa tomar su espacio! Respetar los límites de la convivencia es muy saludable para mantener una relación. ¿Cómo abusamos de los límites?

Falta de Confianza
El exceso de celos revela la inseguridad interior y la inmadurez, por falta de confianza.
Más que confiar en la pareja es necesario confiar en uno mismo.

Querer que el otro sea tal como tú deseas
Cada cual tiene su modo especial de ser, cosas buenas y otras no tan buenas. Exigir que el otro cambie, es colocar la responsabilidad de la relación en los hombros de él, obviando tu parte de responsabilidad, la que te corresponde, de aceptarlo tal como es.

Invadir la relación que el otro tiene con su familia, con sus amigos y compañeros de trabajo
Siempre con la mejor de las intenciones, claro está que soy cínica al decir esto, opinar sobre la relación del compañero con su familia y amigos, muchas veces es una invasión. Tú tienes que mantener tu vida independiente, y del mismo modo, ¡el otro también! Ninguna relación dura cuando queremos ser el protagonista de la vida del compañero las 24 horas del día.

Criticar y Juzgar
Estamos todos en el mismo barco y de nada sirve criticar y juzgar al otro todo el tiempo.
Nos equivocamos, tropezamos y aprendemos con eso. Ser más comprensivo y no tirar abajo la autoestima de la pareja puede ser un estupendo ingrediente para dar un subidón a la relación.

Acabamos dejando entrar en la relación conyugal a tantas otras personas y a tantos otros "yo", que llega un punto en que no es posible continuar. Sí, la responsabilidad es tuya también, por no impedir que se invada vuestra privacidad. Todo comienza por no invadir la privacidad de tu pareja.

Cuando alguien entra en tu vida, ¡tiene que pedir permiso! Respetar tu individualidad, tus otras relaciones con el mundo.
No es preciso ocultaros quienes sois, pero debéis aprender a no invadir el espacio del compañero. Cuando esto sucede, tú pasas a ser como un obsesor espiritual que quiere "incorporar" en el otro, persuadir, comandar, dirigir su vida. Y si tienes alguien a tu lado que más parece un obsesor, ha llegado el momento de decir basta.

La invasión de la privacidad es un abuso y una violencia contra la libertad de ser que cada uno de nosotros posee. Contra el Libre Albedrío para aprender, a nuestra manera, sin interferencias hostiles. ¡Sabemos que no es posible hacer cambiar a nadie!

No consintáis que familia, amigos, trabajo, influyan negativamente en la relación. Sois vosotros quienes abrís las puertas de vuestra intimidad, cuando debilitáis la relación por la falta de respeto para con la pareja y la relación en sí.
En cuanto a los "yo" que tenemos dentro de nosotros, hemos de enseñar a cada uno de ellos cómo comportarse. No ocultando, sino promoviendo la transformación interior.
La felicidad en una relación saludable está en preservar el derecho de ir y venir de cada uno. La responsabilidad que nos corresponde dentro de la relación, que de forma igualitaria debe ser compartida.

¡Evita el "tener" para ti y practica el "ser" mejor para nosotros!
¡Sé Amor!

Para saber más sobre transpersonal y Nadya Prado sigue su página oficial en facebook: link



estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa