auravide auravide

¡Juan Víctor, mi eterno amor!


por Renata Kindle - [email protected]

Traducción de Teresa - [email protected]

Un día yo te soñé… te dibujé en un papel y pedí a un ángel que lo entregase a Dios. ¡Yo te quería! ¡Te deseé como se desea el aire! Pedí a Dios que te enviase. Y tú llegaste. Tu padre se sintió feliz también, puedo afirmarlo, entonces, ¡guarda esto en tu corazón para siempre! Otras personas también se sintieron igualmente felices, tú llegarías para llenar nuestra casa y nuestra familia de alegría, una alegría que sólo los niños son capaces de proporcionar.

Un simple análisis de sangre confirmó tu existencia. Tú ya estabas viviendo dentro de mí. Desde aquel instante yo te amé. Qué amor tan profundo, imposible de transcribir en palabras. ¡Que al escribir ahora, aún me emociona!

Los meses fueron avanzando, mi panza iba tomando forma y, caramba, ¡cuánto me enorgullecía de ella!

Charlábamos todo el tiempo. ¡Tú me oías, de eso yo estaba segura! Tú eras mi bebé y yo estaba dispuesta a todo por ti. ¡Tú eras mi fuerza, mi motivación, mi todo! Te escribí el día de tu nacimiento, guardo esa carta hasta hoy. Tenía miedo de que ocurriese algo imprevisto y que no tuviese tiempo de ver tu carita. Te di la bienvenida a la vida que empezaba para ti y me sentía muy responsable por ella.

Dieciocho de abril de dos mil uno, hospital, ingreso, anestesia y tu llanto fuerte invadió el paritorio. La emoción que sentí al oír tu voz tan fuerte me transformó para siempre. Verte y tocarte por primera vez fue el regalo que más me gustó tener en toda mi vida. Yo te recibí en mis brazos, era allí donde te arrullaría los próximos años. Pero yo ya lo sabía entonces, tú naciste con vida propia, un día tomarías posesión de ella… y ese día se acerca. Hoy, a los trece años, ya eres más alto que yo. Eres un adolescente con toda la fuerza de esa palabra: irreverente, audaz, curioso, enamoradizo, dramático… pero eres dulce, eres verdadero, eres sincero, no te da vergüenza decir lo que sientes, enfrentas las situaciones como un verdadero guerrero (y generalmente las vences). Si caes, te levantas. Si lloras, tratas enseguida de volver a sonreír. Pides disculpas, pides por favor y dices muchas gracias. Eres amable como se debe ser, te gustan los animales, eres leal.

Hijo mío, te amo todos los días, te amo hasta en las cosas que no me gusta que hagas. Yo te amaré siempre y para siempre.

¡Quiero que sigas creciendo, que busques tu camino, que te levantes de todas tus caídas, que elijas sin titubear, que corras en pos de lo que deseas, que alcances tus metas, que realices tus sueños y que éstos dependan solamente de ti! Quiero que vueles alto, que emplees la fuerza de tus alas para subir siempre, pero que ayudes a quien pueda necesitarte. Has nacido para vencer y las victorias ya has empezado a acumularlas a lo largo de estos años. Te reverencio, y a tu fuerza.

¡Juan, tú eres la “cosa” más importante que me sucedió, un sueño que realizo a cada mañana que te levantas y me das un beso de buenos días! ¡Gracias por existir!

Un día vas a partir para la vida adulta y ya te doy mi bendición para seguir tu camino. Pero ese día, si bien con lágrimas en los ojos y voz temblorosa, tendré la seguridad de que estoy entregando al mundo un hombre de verdad, que sabe la diferencia entre ser colega y ser amigo, que sabe tratar a una mujer, que respeta a los mayores, que asume el compromiso con sus responsabilidades, que acepta los mandamientos divinos, que siente gratitud en su corazón. ¡Ese día compartiré con el mundo el mejor regalo que haya tenido en la vida!

No te deseé para ser mío, sino para enseñarme a ser madre, para enseñarme a ser una persona mejor, para enseñarme el verdadero gusto de la realización de la obra más perfecta. ¡Gracias por ser Juan Víctor!


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa