auravide auravide

Juntos para siempre


Autor Wilson Francisco - [email protected]

Traducción de Teresa - [email protected]

Fui al velorio de Dª Marilda, madre de Thereza, una cliente; charlamos, dije algunas palabras de apoyo al Espíritu y rezamos. Entiendo que es siempre muy importante proceder así, en respeto al Ser que deja el cuerpo y la familia. ¡La muerte es un momento solemne!
Por la noche, mientras yo dormía, mi mujer, que es vidente, observó la presencia de un Espíritu, una señora, hablando conmigo. Yo nada vi, y tampoco soñé.
Por la mañana, ella describió la ropa y la apariencia con que se presentó el Espíritu. Ella nunca había visto a la madre de Thereza. La descripción era exacta, tal como yo la vi en el ataúd. Decía Dª Marilda-Espíritu: Me arrepiento de la decisión que tomé. Y se marchó, saliendo del cuarto.
Pregunté a la hija, mi cliente, sobre qué decisión pudiera ser esa. Ella no lo sabía. Entonces, sintonicé, e intuí que ella estaba arrepentida por haber elegido ser cremada. ¿Por qué?, me preguntó la hija. Se lo expliqué. Ella sentía pasión por su marido y él “estaba” enterrado en el cementerio. Ella, cremada, “estaría” en una cajita, en casa de la hija. Le sugerí que exhumase el cuerpo de su padre, lo cremase y colocase las dos cajitas juntas. ¡Juntos para siempre! El Amor, verdadero, sobrepasa las barreras de la muerte. Y lo imponderable en las relaciones sorprende.
Transcurridos unos meses, Thereza soñó con la madre, según cuenta: “Yo estaba en casa de mi madre o en algún lugar parecido, ella surgió y yo me emocioné mucho. La abracé y la besé muuuucho. Estuvimos hablando, pero no me acuerdo de todo. Me acuerdo de haberle dicho esto: “vaya, yo pensaba que tú estarías descansando, pero por lo que veo, no tienes descanso alguno”. Ella me dijo que tenía que hacer una pequeña disertación ante un grupo, pidió mi ayuda sobre una palabra, que sería el tema que ella iba a tratar. No recuerdo cuál era la palabra, sólo que era un asunto interesante y fácil. Interesante, porque la madre de Thereza, aquí, no estudiaba ni practicaba la espiritualidad. Y allí donde estaba, integraba un grupo de estudios, incluso con la tarea de exponer un tema. Buena actividad.
Cuando desperté, pensé así, “No puedo olvidar esta palabra que empieza por S”. Creo que era sentimiento o sueño, pero no estoy segura.
Otra cosa que recuerdo del sueño es que ella me dijo que era la hora de su medicamento; le respondí que ahora ella ya no necesitaba tomar medicamentos. Contestó que yo estaba equivocada, pues ella necesitaba mucho de los medicamentos todavía, y contaba conmigo para continuar comprándoselos.

En este episodio del sueño percibimos que, si bien ha sido requerida para estudios, en el Plano Espiritual aún “pensaba y sentía terrenalmente”, teniendo que tomar medicamentos e incluso solicitando el apoyo de la hija para que se los comprase.
En uno de los momentos de nuestra conversación, ella hacía amago de empezar a llorar; entonces yo empezaba a besarla y ella mejoraba. Por esto se ve que el amor/cariño de una hija para con la madre trasciende la muerte. Observando esto y escuchando estas historias verdaderas, yo sugiero siempre que las personas que quedan aquí mantengan el contacto con sus “muertos” queridos. El Amor traspasa la barrera de la muerte. Evitad, por amor, la cohibición para pensar, llorar e incluso dialogar con parientes que partieron para la otra vida. Esa cliente, Thereza, protagonista en esas dos experiencias, “perdió” hace tres años a su hija, que tenía 17 años. Incentivada por mí, siempre mantiene el contacto e incluso escribe mensajes de Amor y saudade para su hija. Y de cuando en cuando, la hija da señales bien concretas de su “presencia” junto a la madre. Un perfume que la madre identifica como el que su hija usaba. Un libro que se cae del estante, abierto en cuentos que la madre le contaba, mientras la acunaba. Y la “increíble” aparición de fotos de la niña en el teléfono móvil actual de la madre. El teléfono con que se hicieron esas fotos se ha perdido hace un año.
Un último suceso expresivo de esa relación está en este mensaje, que la hija me transmitió a través de un Amparador Espiritual, y que recibí intuitivamente: “Madre, el tiempo no borra las imágenes que guardamos en el corazón, y la madre que nos concede la vida no es un ser pasajero, porque puede eternizarse en nuestra alma en la intensidad del amor que dedicamos a ese encuentro. Lucha también tú, allá donde estés, y conquista el amor que mereces y necesitas tener. Socorre en ti a la mujer que a veces casi sucumbe con los peligros de la soledad y los desencuentros. Ama intensamente, incluso el dolor de la saudade. Y llena tus pensamientos de alegría, adorna tus sueños con pétalos de rosas que el Universo produce y mézclalas con las lágrimas de la saudade. Este joven corazón espiritual siempre te amará. Las lágrimas rejuvenecerán tu querer y alimentarán en tu alma el deseo de estar con ella para siempre. Ten valor. Observa, ella está siempre ahí, inmersa en tu alma, mucho más de lo que tú imaginas”.

Ese mensaje fue una dádiva de Luz para el corazón de la madre. Y, finalizando la narrativa del sueño, dice Thereza: Wilson, ha sido mágico, precioso. Todo eso sucedía en una pantalla de computador o de TV, y de repente apareció en la pantalla algo así como: se acabó el tiempo, ya es suficiente. En ese momento desperté. ¡El sueño terminó, la sensación del Amor más allá de la muerte continúa!


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa