auravide auravide

JUZGAR AL PRÓJIMO ES CONDENARSE A SÍ MISMO


Autor JOÃO LUIZ SPOSITO
jlsposito@hotmail.com

Traducción de Teresa
teresa_0001@hotmail.com

Este es un tema de conciencia, muy antiguo y bien discutido por toda la sociedad humana durante milenios, y hasta hoy la gran mayoría de las personas no es capaz de comprender y aceptar que este es un comportamiento humano que necesita ser revisado con atención y rigor, pues ya se ha mostrado demasiado dañoso para la vida de las personas, de todas las personas que ya por esta Tierra pasaron y de las que están aquí ahora.
Antes de juzgar es preciso ponerse en el lugar del otro, juzgar a las personas por las apariencias externas o por la primera impresión es uno de los peores errores que se cometen, y con ello se pueden estar perdiendo grandes oportunidades de aprendizaje, crecimiento, sabiduría y evolución.
No podemos, no debemos condenar los actos de los demás sin conocer sus historias, no podemos condenar al prójimo sólo porque sus ideas y comportamientos son divergentes de los nuestros, todos tenemos los mismos derechos de acción y expresión, al final cada cual será responsable de sus propios actos.

Antes de juzgar al prójimo evalúalo internamente, procura saber de sus problemas, traumas y frustraciones; si estuviésemos nosotros en el lugar de esa persona, ¿no procederíamos del mismo o semejante modo?
En una de las muchas enseñanzas de Jesús en el Nuevo Testamento, consta:
“No juzguéis y no seréis juzgados, porque con el juicio con que juzgareis seréis juzgados y con la medida con que midiereis se os medirá. ¿Cómo ves la paja en el ojo de tu hermano y no ves la viga en el tuyo? ¿O cómo osas decir a tu hermano: Deja que te quite la paja del ojo, teniendo tú una viga en el tuyo? Hipócrita, quita primero la viga de tu ojo y entonces verás de quitar la paja del ojo de tu hermano.”
(Mateo 7:1-5).

Juzgar al prójimo es condenarse a sí mismo, porque no somos perfectos, y nos alejamos todavía más del camino de la perfección cuando juzgamos a nuestro prójimo.
Para no cometer este error hemos de abrir la mente y dar su verdadero valor a las personas; así podremos descubrir que las apariencias y los prejuicios nos engañan mucho.
Seamos los vigilantes de nosotros mismos y podremos corregirnos antes incluso de cometer errores de los cuales podríamos arrepentirnos en un futuro cercano; a fin de cuentas, evitar es más fácil que corregir, porque ciertamente a ninguno de nosotros le gustaría ser juzgado y condenado prematuramente, sólo por ser quienes somos o por aquello en lo que creemos.
Conscientes de esa sabia enseñanza, tratemos de dominar nuestros pensamientos, ellos dominarán nuestras palabras, nuestros gestos, nuestros actos; con nuestra conducta justa y recta seremos más felices, nuestro prójimo también lo será, y como en una secuencia de modificaciones positivas que se transmitirán a toda la sociedad global, haremos juntos un mundo mejor donde vivir, sólo con un cambio de actitud, de conducta, no juzgando y no siendo juzgados también.
Sed felices con vuestras conciencias.
João Luiz Sposito – Brasilia - DF - Brasil

Junio 2018



estamos online

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1




clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa