auravide auravide

La dulce vida en el mundo paralelo

por WebMaster
Publicado dia 06/07/2008 20:22:29 em STUM WORLD

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

por Wilson Francisco - [email protected]

Traducción de Teresa - [email protected]

La vida es dulce, yo creo en ello. Por más que la adversidad pueda presentarse en cada esquina, a lo largo de las avenidas y carreteras del mundo, podremos caminar con alegría y levedad, recogiendo las flores de la amistad y de los encuentros que realicemos cada día.

Siempre me acuerdo de cuando fui a Alfenas en Minas Gerais. En un trecho de la vía, vi a un lado un gran valle verdeante, perfumado, y procuré encontrar la fuente de aquel perfume que se irradiaba en la atmósfera; encontré un extraordinario Ipê Amarillo. Ni siquiera sé, en verdad, si la flor del Ipê tiene perfume. Pero sé que ese encantamiento que árboles y plantas confieren a la naturaleza hace que se me incendie el corazón y mi alma irradie perfume, el aroma de amar y ser amado.

Y ahora, aquí, tejiendo estas palabras y acariciando esas remembranzas, me acuerdo de las palabras de una internauta que mucho colabora conmigo, en el Proyecto Transformación. Wilson, ¿será que hay dulces en el mundo paralelo?
Hum, nada más pensar en eso ya me encuentro aquí deseoso de sentir y quién sabe saborear esos manjares en el mundo espiritual.

Ella es una mujer sencilla y decidida en su voluntad de servir a la causa humanitaria, se entrega con alma en las misiones de la Ronda de la Compasión y en sus viajes tiene siempre encantadoras experiencias.

Cuenta ella: “He soñado que estaba en un hospital espiritual enorme, construido para recibir almas en rescate. Me quedé pensativa, eran innumerables alas, con lechos flamantes, habitaciones amplias, limpias y aireadas y enfermeros disponibles para recibir a las personas. Llevaban zapatos de esos desechables, para no contaminarse y había líquido en el suelo. Pero no había tristeza ni miedo. Y, curiosamente, me llamaron para ayudar a preparar tartas de varios sabores, a fin de dárselas a los pacientes para alimentarse... ¿Qué te parece esto? ¿Sabrías explicarme por qué tengo tanta afinidad con los dulces?

El otro día nuevamente apareció un dulce en la meditación. Y ¿sabes cuál? Aquel de calabaza, en forma de corazón. Ni siquiera es mi predilecto, pero apareció perfecto, bonito, partiéndose al medio y dejando ver aquella masa esponjosa y brillante. Entonces, con mi pronta voluntad de auxiliar, aproveché para imaginar a Jesús que bendecía el dulce y lo transmutaba en algo nutritivo. Me quedo bastante tiempo disfrutando aquel aroma delicioso.”

Me acuerdo de los tiempos en que iba a las verbenas, en las fiestas del interior, cuando siendo aún niño me deleitaba con los dulces, con los “pés-de-moleque” y otros tantos. Y esa imagen me trae al corazón un encantamiento sin igual. Y pienso que nada mejor que los dulces para envolver en cariño a esas almas que llegan pronto, o de repente, al lado de allá. ¿Será una especialidad de esta amiga? Por cierto que sí, al fin y al cabo cada uno está en la vida para dar lo que de mejor tiene en su corazón y esa internauta, fascinada por los dulces, viaja por el Universo espiritual con su cesta de golosinas, alentando y animando a las almas en ese nuevo tiempo y espacio donde ellas continúan sus existencias.

Continúa ella su narrativa: “yo estaba realizando el proceso allí en nuestro grupo de los martes y aparecieron unos angelitos; traían platillos con pequeñitos trozos de tarta, que después se hacían más grandes, con relleno de ciruela, y te ofrecí de ellos, Wilson. Entonces el aroma se ha vuelto fuerte. Era un olor muy agradable, incluso porque el relleno de dulce de leche con ciruela siempre ha sido mi predilecto. Yo ya no quería salir del Portal de la Transformación. Pero dime, Wilson, ¿no es chic la forma en que los dulces aparecen en mi proceso? ¡Están siempre transformándose en ofrenda energizada por los Seres de Luz!”

Yo me quedo aquí pensando en cómo es dulce la vida, incluso en el mundo paralelo. Y entiendo que sí es chic, esta amiga paseándose junto a los Seres de Luz, como dice ella.
Eso es lo que tiene ella en su corazón, tal vez tú que ahí estás, leyendo estas palabras mías, poseas también una especialidad interesante, para ofrecer a los corazones de esas almas que están en viaje por el mundo paralelo, a la búsqueda de un ancla.

¿Qué será lo que tienes en tu cesta? ¿Dulces, algunos cuentos gratos de oír? Una invitación a dar una vuelta por ahí, para contemplar las estrellas del cielo? Sí, tal vez en el mundo paralelo, ese tiempo después de la muerte, tan sobrenatural, tenebroso, y que amedrenta a muchas criaturas, puede no ser así, tan extraño y tan feo.

Tal vez falten personas sencillas, ángeles buenos, que lleven sus cestas cargadas de flores, distribuyendo perfume y atención. ¿O será que Dios no permite dulces por allá?
Sí, amiga mía, hay dulces en el mundo paralelo, porque en todo Universo hay criaturas necesitadas de algo que pueda endulzar y suavizar sus pensamientos. Lleva, por tanto, tus dulces y cuando yo esté por allá no te olvides de dejarme una “paçoquinha” de aquellas bien sabrosas. Me gustará, y a mi padre, que ya ha dejado el cuerpo, seguramente le va a encantar, porque aquí en la Tierra, él las consumía todas, una por una, con unos modos tan sabrosos, que la boca se me hacía agua.


estamos online

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

starstarstarstarstar
O artigo recebeu 1 Votos

Gostou?   Sim   Não  



Sobre o autor
clube WebMaster é es el Apellido usado por el Somos Todos UM para poner en el aire artículos recibidos de nuestros asociados, amigos y usuarios de la Web.
Email: [email protected]
Visite o Site do Autor

Veja também
artigo Treinando a não-mente
artigo Horário
artigo Ativação dos sentidos interiores
artigo Amigos extrafísicos


As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2020 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa