auravide auravide

La era de la conciencia


por Mani Álvarez - [email protected]

Traducción de Teresa - [email protected]

A lo largo del tiempo la civilización humana ha pasado por transformaciones colectivas que han dado nuevo rumbo a nuestra historia. Así ocurrió con el Renacimiento, con la Ilustración, con la era industrial, hasta llegar al siglo XXI con el movimiento a que denominamos era de la Conciencia.

Si Descartes oficializó el uso de la Razón, hoy, con todos los descubrimientos de la neurociencia, es preciso oficializar la Conciencia. Para ello hemos de reaprender la concepción holística e integrada de la vida. Tenemos que dejar de vernos como seres fragmentados y separados del Todo y comprender la profunda conexión que existe entre todo y todos. Empezando por la integración consciente de la función de nuestros dos hemisferios cerebrales. Siempre privilegiamos el pensamiento lógico y racional, minimizando la intuición, la percepción extrasensorial, los fenómenos llamados paranormales (¡que son absolutamente normales!), los estados de expansión de la conciencia, etc. Para tener la Conciencia al mando, hemos de desarrollar el pensamiento de la unidad, la integración de los dos hemisferios, el izquierdo y el derecho, el neo-córtex y el límbico, la razón y el corazón. Porque Conciencia es unidad.

Empiezan a ser reconocidos los nuevos abordajes de la salud, como la medicina vibracional y la psicología transpersonal. Las contribuciones de la física cuántica, de la psico-neuro-inmunología, de la teoría morfogenética y otras, dan fundamentación científica a todo aquello que antes, por prejuicio, estaba considerado misticismo o charlatanismo. Solo no ve quien no quiere. No somos una máquina pensante, hay un Yo que piensa en nosotros. Esto equivale a recolocar el piloto en su cabina de mando. Tenemos una máquina poderosa que es nuestro cerebro, con sus fantásticas glándulas productoras de las hormonas de la vida. Pero quien está al mando de todo eso es la Conciencia.

Tanto tiempo hemos dejado a esa máquina mental operando con el “piloto automático” que ahora tenemos que reaprender el manejo de sus mandos. El “piloto automático” corresponde a la matrix, a nuestros condicionamientos, nuestros patrones, nuestros mecanismos repetitivos. Se ha convertido en la normosis denunciada por Pierre Weil, o sea, todo aquello que hacemos sin pensar, como la insensibilidad frente a la muerte, la banalización de la violencia, la mediocridad de los programas de TV que contemplamos pasivamente, la convivencia resignada con la corrupción, el consumo de alimentos que no cuidan la salud, en fin; esta es la nueva neurosis del siglo. Esto es lo que hemos delegado en el comando de nuestra fabulosa máquina mental, mientras que nuestro verdadero Yo viaja en el asiento de los pasajeros…

Retomar los controles exige método, disciplina, aprendizaje. Y para eso, como diría un famoso comentarista de los partidos de la Copa, es preciso “talante”. ¿Qué es “talante” en relación a la Conciencia? Primeramente comenzar por comprender nuestro universo mental interior y sus múltiples dimensiones. Esto significa dejar de jugar con el ego y poner más atención a nuestro verdadero Yo, ese que realmente debe pilotar nuestra vida.
Seguidamente, aprender cómo operar con la increíble red de neuronas que dirige nuestro cuerpo físico y emocional. ¿Cómo pretendemos conducir una máquina si no conocemos sus circuitos de fuerza?
Desgraciadamente, la educación formal aún no ha dado la debida importancia al desarrollo de la Conciencia. Por eso tales conocimientos han de buscarse en fuentes no oficiales. Dice un antiguo adagio que cuando el discípulo está preparado el Maestro aparece. Quiere decir: cuando tales cuestiones empiezan a aflorar en la conciencia, ella está lista para lanzarse a la gran búsqueda. Esto es lo que nos lleva a un Maestro, esté dentro o fuera de nosotros.
Es cierto que la humanidad está sufriendo por la falta de valores éticos y morales. El sistema académico que conocemos no promueve la cualificación de las personas de cara a tales valores. Las Universidades lanzan en el mercado muchas mentes brillantes, pero con poca sabiduría. Quizá esto sea consecuencia de muchos errores del pasado, pero hemos de reconocer que el método científico, en busca del sueño cartesiano de una verdad pura y objetiva, ha desterrado de sus procedimientos a la Conciencia.

Pero ¿cómo se puede desterrar del conocimiento justamente aquello que le da significado?
Consideramos que, mientras la ciencia y la tecnología permanezcan bajo el dominio de pasiones tan primitivas como las vanidades del ego, y controladas por la búsqueda enfermiza de lucro, prestigio y poder, el progreso no irá acompañado por el desarrollo moral del ser humano. En tal sentido, somos todavía una sociedad subdesarrollada. Lo que mueve las investigaciones y el avance tecnológico aún son los intereses comerciales de unos pocos, que detentan el poder en sus manos.
No obstante, esto va a cambiar. Porque las conciencias están cambiando. Y día vendrá en que tendremos una tecnología verdaderamente humana (agrícola, sanitaria, social y política) gobernada por otros valores y dedicada al bienestar real de nuestra civilización. Porque el mayor desarrollo de nuestro siglo será el de la Conciencia.

Mani Alvarez es psicoanalista de orientación Transpersonal; su filosofía está basada en la convicción de que es preciso traer de vuelta la Conciencia a los procesos mentales.


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa