auravide auravide

La era de la sensibilidad


por Flávio Bastos - [email protected]

Traducción de Teresa - [email protected]

“La caricia nace del centro y confiere reposo, integración y confianza. Como la ternura, la caricia exige total altruismo, respeto y renuncia a cualquier otra intención que no sea la de la experiencia de querer bien y amar”. (Paulo Freire)

Las profecías mayas, en un total de siete, establecen el día 21 de diciembre de 2012 como fecha-referencia para que se produzcan grandes transformaciones en el planeta Tierra, y dice que a partir de esos cambios empieza la era de las madres, de la mujer, o la era de la sensibilidad.

Si buscamos el significado más amplio del término “sensibilidad”, encontraremos en sus derivados: emoción, sentimientos de compasión, simpatía y ternura, la asociación de la cultura maya a la imagen femenina (mujer y madre).

Según sugieren las previsiones mayas, al establecer el año de 2012 como inicio de la era de la sensibilidad, habríamos llegado actualmente al final de la era de la insensibilidad, o sea, de la impasibilidad, de la omisión, de la indiferencia, de la falta de compasión y de ternura, y entonces dejaría de existir la imagen de lo masculino (hombre), probablemente asociado a la cultura maya como el promotor de la violencia, de las guerras y de la destrucción…

La era de la insensibilidad creada por la imagen maya del hombre fuerte, agresivo, preparado para la lucha, pero insensible y brutalizado, ¿sería, según anuncia el Espiritismo para el comienzo de este milenio, el final de la fase planetaria de “pruebas y expiaciones”? Y la era de la mujer-madre sensible y amorosa, denominada era de la sensibilidad, ¿sería como nos informa la doctrina de los espíritus, la nueva fase terrena de “regeneración espiritual”?

En verdad se hace difícil llegar a una conclusión. Sin embargo, las coincidencias relativas a las previsiones mayas y al cambio de vibración energética del planeta para este comienzo de milenio como afirma el Espiritismo, existen y no hay cómo negarlas, principalmente si profundizamos un poco más en el análisis de los acontecimientos actuales, como veremos a continuación.

La falta de respeto para con lo humano y la insensibilidad respecto de la preservación de la naturaleza, son hechos incuestionables, que pueden traducirse en la existencia de guerras étnicas, religiosas y por intereses. Las grandes inundaciones empiezan a amenazar a las poblaciones costeras a partir del deshielo de los polos y de los glaciares esparcidos por el planeta. Ocurren catástrofes naturales con más frecuencia que antes. Las tempestades de efectos electromagnéticos oriundas del sol, amenazan con paralizar los sistemas de comunicación mundial, confundiendo y provocando el caos. En fin, la contaminación del aire, del mar, de la tierra y de las fuentes de agua potable, así como la escasez de ésta, además de la devastación de las masas forestales, la caza y la pesca abusivas, contribuyen, y mucho, a que vislumbremos un cuadro preocupante para los próximos años del planeta Tierra. En ese sentido, las profecías mayas, el Espiritismo, el Apocalipsis bíblico y las previsiones científicas, demuestran afinidad y coherencia con la situación de alerta y de riesgo que experimentamos en el presente.

Sabemos que en la naturaleza todo tiene su ciclo de vida, muerte y nuevamente vida… desde el micro al macro sistema. Y que en los planetas y estrellas – el sol es una de ellas – ocurren, eventualmente, grandes transformaciones basadas en esa ley cíclica universal. La Tierra, nuestra morada, ya ha pasado por diversos ciclos en función de la acción externa sobre ella, principalmente la del sol… hasta llegar al “momento cósmico” en que la vida proliferó.

No obstante, existe una ley también física que nos informa lo siguiente: “A toda acción corresponde una reacción”. Y el hombre ha venido procediendo, a lo largo de los siglos, de una forma un tanto irresponsable en relación a su morada terrena, lo cual ha contribuido a que las fuerzas de la naturaleza en desequilibrio reaccionen tal como vienen reaccionando…

Durante los milenios la vida en el planeta Tierra ha caminado en la “cuerda floja” que separa el equilibrio del desequilibrio. En los últimos siglos sin embargo, el hombre, imbuido de un sentimiento de poder y superioridad, ha decidido “sacar tajada” de esa ley de equilibrio natural, lo cual le ha traído el gravamen de la sensación de desequilibrio que experimentamos hoy.

Y esa sensación de desequilibrio puede traducirse con una única locución: falta de respeto, o sea, acumulación de energía negativa resultante de la falta de respeto por sí mismo, por el semejante y, como consecuencia, por el planeta que nos abriga y al cual deberíamos, con reverencia, llamar “Madre-tierra” como hacían los pueblos primitivos de las Américas.

Por tanto, según las profecías mayas, la era de la sensibilidad vendría a rescatar valores humanos y espirituales a que el hombre, representado por la imagen masculina de la “insensibilidad”, había dejado de dispensar la debida importancia, a medida que con el paso de los siglos iba dando cada vez más prioridad a los valores materialistas…

A partir de la fecha-referencia maya, la era del predominio de los sentimientos de amor rescataría al hombre de la ignorancia en que se encuentra, acercándolo a la Luz emitida por el sentimiento de compasión y de ternura de la mujer, comprendida también como madre que acoge y protege.
Sería el renacimiento del nuevo hombre a través del simbolismo de la Madre-mujer, lo cual acercaría los polos humanos a la Creación divina y restablecería el equilibrio natural y la armonía en la faz de la Tierra.

Psicoanalista Clínico e Interdimensional.
link
Dirigente mediúmnico espírita


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa